Rioja2

Miércoles 20 de Noviembre de 2019Actualizado 14:04

Mercedes Clase A Q4 2019
El 1 de septiembre de 2009

Tiempo de lectura: 01:39
|||

Volver al trabajo da más pereza en La Rioja

A pesar de tener en perspectiva las deseadas fiestas de San Mateo, los riojanos están entre los españoles que más sufren con la vuelta al trabajo.

Redacción

De acuerdo con un informe de la empresa Randstad, especializada en recursos humanos, seis de cada diez españoles padecen síndrome postvacacional. En el caso de los riojanos, además, pasan algunos días hasta que el rendimiento laboral puede considerarse 'normal'. Ni siquiera los niños escapan a las consecuencias de la vuelta a las obligaciones.

Por comunidades, reconocen haber sufrido el síndrome 'del retorno' un 52% de los andaluces, el 47% de los aragoneses y el 48% de los asturianos. En Baleares, el 80% de la población reconoce haber pasado por ello, los porcentajes son del 52% en Canarias, 23% en Cantrabria, 48% en Castilla y León, 23% en Castilla-La Mancha, 63% en Cataluña, 54% en Valencia, 60% en Galicia, 70% en La Rioja, 63% en Madrid, 30% en Murcia, 55% en Navarra y 61% en el País Vasco. El promedio para todo el país, según dicho estudio, es del 57%. Otras estimaciones, por tramos de edad, indican que para las personas de 45 años el síndrome afecta al 35% de los trabajadores.

De acuerdo con los datos del Instituto Superior de Estudios Psicológicos (ISEP), 
este año el síndrome postvacacional se verá agravado por la crisis económica, causando una mayor incapacidad de adaptación al ritmo cotidiano. Para las amas de casa, la situación puede incluso ser más dura que para quienes comparten su jornada laboral con compañeros.

¿QUÉ HACER?

Para los psicólogos, se puede evitar el síndrome postvacacional si se reparten las vacaciones en diferentes periodos, se intenta seguir con las rutinas diarias, se disfuta de unos días de descanso en casa, días antes de empezar a trabajar, y no se gasta más de la cuenta.

Además, es preferible realizar trabajos de poca intensidad durante los primeros días, y evitar la ansiedad de poner al día todo el trabajo en la primera jornada. También hacen hincapié en los aspectos más positivos del regreso, como el reencuentro con los compañeros y la puesta en marcha de nuevos proyectos laborales, e incluso recuerdan medidas como mantener la distancia correcta al ordenador para evitar síntomas oculares. Incluso la dieta puede ser una forma de llevar mejor el 'choque con la realidad'.

Si transcurridas dos semanas la persona sigue encontrándose mal, es recomendable acudir a un especialista para que descarte una depresión encubierta, aunque no se trata de una situación frecuente. 

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí