Rioja2

Sábado 23 de Noviembre de 2019Actualizado 17:57

Mercedes Clase A Q4 2019
Violencia de Género Gobierno
El 4 de agosto de 2009

Tiempo de lectura: 02:15
|||

''Palizas'' y ''malos tratos'' en los procedimientos de internamiento y expulsión

Varias asociaciones de inmigrantes en España denuncian un retroceso en el respeto a los derechos humanos en España.

Redacción

La Federación Estatal de Asociaciones de Inmigrantes y Refugiados de España (FERINE) y la Federación de Asociaciones de Paraguayos Residentes en España (FAPRE) denunciaron hoy "palizas" y "malos tratos" en los procedimientos de internamiento y expulsión.

 

En una rueda de prensa organizada por estas asociaciones, Johana Garcés, una joven ecuatoriana, explicó el caso de su pareja, Vicente Eduardo Murillo, también de Ecuador, que estuvo retenido 38 días en el Centro de Internamiento para Emigrantes (CIE) de Aluche, periodo tras el cual, le repatriaron, después de "maltratarle y pegarle porque él se resistía" en el momento del embarque, según explicó Garcés en presencia de su hija, de 4 años, que cuenta con la nacionalidad española.

 

"A él lo cogieron el 24 de julio en un restaurante y lo han deportado porque no tenía papeles", a pesar de que, según relató, "estaba a punto de hacer diez años en España". Él ahora se encuentra en Ecuador "sin documentación porque se la quedaron en España", denuncia la joven.

 

A pesar de todo, Vicente Eduardo Murillo no ha denunciado el caso ni ante las autoridades ecuatorianas ni ante las españolas "por miedo", algo que es habitual en estos casos, apuntan las asociaciones. 

 

Por su parte, la presidenta de la FABRE, Irma Pérez, denunció el caso de un compatriota suyo, del que no desveló el nombre, que "sufrió maltratos durante 38 días en su internamiento en el CIE de Aluche". Pérez contó que "le llegaron a poner una camisa de fuerza y le rompieron el pasaporte, lo que es un delito".

 

Según indicó, no pudo ser repatriado "por problemas técnicos del avión" y le dejaron en libertad sin documentación. "Como este tipo de agresiones hay muchas pero no suelen tener nombres ni apellidos porque hay temor", lamentó la presidenta de FABRE.

 

Para Pérez, "todo aquel que viva de forma irregular" en España está sometido, a su juicio, a "una tortura diaria, las 24 horas, los 365 días del año" e instó a los extranjeros a que denuncien públicamente cualquier acto de violencia por parte de las autoridades españolas, ya que hay una "necesidad de que se visualice, tanto aquí como en los países de origen".

 

El portavoz de FERINE, Ricardo Ferrer, considera que está teniendo lugar "una absoluta involución de los derechos humanos en España". "Es como si estuviéramos en 1930, ¿nos tendremos que poner una estrella amarilla?", se preguntó. Además, denunció que existe "una permisividad social" ante este "deterioro" y que, por ello, la mayoría de la gente "vive con miedo".

 

Para los representantes de ambas asociaciones, la nueva Ley de Extranjería, que se encuentra en trámite parlamentario, no da ninguna garantía a los inmigrantes que se encuentren en situación irregular en España, todo lo contrario, habrá "tanta violencia y tanta brutalidad como en Italia", pronosticó Ferrer.

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí