Rioja2

Domingo 20 de Octubre de 2019Actualizado 17:25

Adrenaline Webads
El 24 de julio de 2009

Tiempo de lectura: 01:58
|||

Algunos grafiteros de Logroño

A las ocho de la tarde, cuando se empieza a respirar en esta ciudad, se ponen a la tarea. Sólo disponen de una escalera, una par de latas de pintura, unos 10 botes de spray de colores y una imagen en la cámara digital. No les hace falta más, puesto que de lo esencial les sobra: mucho arte.

Redacción

Los grafitis llevan ya muchos años formando parte del entorno urbano. Si bien casi todo el mundo está de acuerdo con que las manchas y rayas de spray que no tienen ningún contenido, objetivo, ni criterio pueden resultar ofensivas para el ojo, existen dibujos, formas y trazados que son dignos de admirar, unos por su belleza estilística, otros por su capacidad para hacernos reflexionar.

Estos tres grafiteros tienen entre 18 y 23 años. El más joven dice que lleva desde los 15, más o menos la edad a la que parecen haber empezado todos a hacer sus pinitos. Están realizando un mural de la estación de tren de Logroño en la Plaza Monseñor Romero, junto al Centro de Salud Espartero y nos explican que es una petición de la farmacia de al lado, aunque tuvieron que solicitar permiso al bar, puesto que la pared corresponde al almacén de éste.

Nos cuentan que ya les han hecho pagar unas cuantas multas y realizar horas de servicios sociales, pero eso, por supuesto, no les impide plasmar sus ideas, sus sueños y su imaginación allá donde lo creen conveniente. Uno de ellos asegura que lo que le gusta es aprovechar las esquinas o el mobiliario urbano para integrar sus dibujos. “Por ejemplo me mola ponerle ojos a una papelera”.

Una magia que te espera tras una esquina al acudir al trabajo, en el banco de piedra de aquel parque, en la señal de la callejuela por la que paso todas las tardes. Una mirada que crece y se reproduce por la ciudad para el que lo quiera ver. Mi preferido es ese que está por las calles de Logroño que dice: 'YO TAMBIÉN TE ODIO'.



CÓMO NACE EL GRAFITI


El grafiti es ya una expresión artística asociada a la cultura del hip hop y que se popularizó en los años 60 en Filadelfia gracias Cornbread y su compañero Kool Earl. La historia del grafiti surge por la misma razón que todas las ramas del arte: la seducción. Cornbread comenzó a grafitear para llamar la atención de una muchacha que le gustó con unas firmas (tags).

Pronto ésto se le volvió una misión a tiempo completo. Sus proezas pronto fueron registradas por la prensa, creándose una retroalimentación entre ambas: cada tanto los periodistas sugerían una idea para que realizara Cornbread.

Por ejemplo, alguien mencionó que sería fantástico que pusiera un tag en el jet de Jackson Five cuando aterrizara en Filadelfia. Cornbread lo hizo y la prensa lo publicó. Hacia finales de los años 60, una subcultura había nacido en Filadelfia con su propio estilo: letras largas con bases sobre el inferior. Años más tarde, cuando esto llegó a Nueva York, fue llamado 'Elegante Brodway'.

TAGS:
|||

A favor 1 En contra 0

1 comentarios

#1
Andrea30/09/2010 00:22h

Me gustaria contactar con alguno de ellos es para hacer un grafitti personal, gracias Andrea

A favor 2 En contra Denunciar
Teatro Bretón. Festival Teatro
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí