Rioja2

Martes 12 de Noviembre de 2019Actualizado 22:58

Adrenaline Webads
El 23 de julio de 2009

Tiempo de lectura: 02:11
|||

Retroceso en la libertad de prensa

La organización Reporteros Sin Fronteras afirma que en los diez años de reinado de Mohamed VI en Marruecos la libertad de expresión ha experimentado importantes “retrocesos”.

Redacción

Las multas millonarias y las penas de cárcel por delitos de prensa siguen estando muy presentes en la legislación marroquí. Estas acciones y otras limitaciones son muestra del retroceso, que según la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF), ha sufrido la libertad de expresión en Marruecos.


Coincidiendo con la conmemoración de los diez años de reinado de Mohamed VI, la organización hace balance de las medidas tomadas durante este tiempo que han afectado a periodistas e informadores.

“Después de unos progresos reales al comienzo del reinado, se han multiplicado los retrocesos y crispaciones, sobre todo a partir de 2002”, afirma RSF, quien considera que en estos momentos “la prioridad sigue siendo la reforma de un código de prensa que es demasiado severo”.


Según esta organización, en los últimos diez años la justicia marroquí ha dictado penas que suman los 25 años de cárcel contra periodistas y condenado a multas que ascienden a dos millones de euros a varios medios de comunicación. Sin embargo, considera que “hay que aplaudir” el que actualmente no haya ningún periodista “encarcelado por delitos de prensa, aunque también es cierto que sigue habiendo muchos detenidos de opinión”.


Para RSF, “es innegable que en estos últimos diez años han mejorado las condiciones de trabajo de los periodistas marroquíes porque las 'líneas rojas', si bien siguen existiendo, han retrocedido gracias a la tenacidad de la prensa independiente y al deseo de flexibilización del propio Mohamed VI”.


Por otra parte, RSF denuncia que “las trabas, arcaísmos y reacciones arbitrarias se mantienen” puesto que hay periodistas y fotógrafos que “padecen frecuentemente la brutalidad policial, y a los que se confisca el material”. En este sentido, recuerda el caso el pasado febrero del diario en lengua árabe 'Al Ayam' en cuyas oficinas irrumpieron 20 agentes porque tenía una foto de una mujer miembro de la familia real y había pedido permiso para publicarla.

En cuanto al código de prensa, la organización lamenta que se sigan manteniendo las penas de privación de libertad, aunque señala que “las penas de cárcel por delitos de prensa se redujeron significativamente [un máximo de 5 años por atentar a la dignidad del rey, frente a los 20 años de antes], siguen manteniéndose en sus principios” tras la última reforma de 2002.


Además, RSF subraya que se amplió en el artículo 41, “el más severo”, la noción de “difamación” de la religión musulmana y la integridad territorial, y se dejó a los jueces el poder de prohibir o suspender los periódicos, algo que puede ser positivo, afirma, “pero que está muy lejos de ser suficiente en el marco marroquí, donde la justicia no es independiente”.


Tras este análisis, RSF considera que “se impone una reforma, en el sentido de una despenalización de los delitos de prensa” puesto que “el código de prensa, a la vez represivo y vago, sigue representando una amenaza”.
 

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
Teatro Bretón. Festival TeatroCurso FER Club de Marketing
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí