Rioja2

Viernes 22 de Noviembre de 2019Actualizado 17:57

Mercedes GLC Q4 2019
Violencia de Género Gobierno
El 12 de julio de 2009

Tiempo de lectura: 04:39
|||

No se teme por la vida del corredor de Calahorra herido en el encierro de San Fermín

Por otro lado, la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Bercina, ha acudido a Alcalá de Henares a la incineración del mozo Daniel Jimeno Romero, fallecido en el encierro del 10 de julio.

Agencias

Los dos corredores heridos de gravedad en el sexto encierro de los Sanfermines han pasado a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Navarra y del Hospital Virgen del Camino tras ser operados de sus heridas, aunque no se teme por su vida.


El corredor con peor pronóstico es un pamplonés de 44 años, que se encuentra muy grave en el Hospital de Navarra y que fue empitonado en el tórax y en el muslo en la zona del callejón. Le cogió un toro que había quedado descolgado de sus compañeros y que protagonizó momentos dramáticos en la carrera.


Otro corredor de 53 años, natural de Calahorra (La Rioja), presenta una herida cervical de cuatro centímetros por debajo de la mandíbula. Los médicos esperan que su evolución sea favorable.


Por otro lado, la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Bercina, ha acudido a Alcalá de Henares a la incineración del mozo Daniel Jimeno Romero, fallecido en el encierro del 10 de julio, donde amigos del joven fallecido le han pedido que "cuide la fiesta".


El pamplonés de 44 años fue empitonado en el tórax y en el muslo por un toro cárdeno de 575 kilos que se quedó descolgado del resto de los toros. El mozo herido presenta una cornada en el tórax y un puntazo en el muslo con dos trayectorias: una superficial y la otra de quince centímetros. Los médicos están a la espera de su evolución y esperan que las heridas no se infecten, según han informado los servicios sanitarios del Gobierno de Navarra.


El otro herido más grave, natural de Calahorra, de 53 años, fue empitonado en el cuello en el tramo de Mercaderes. Presenta una herida cervical de cuatro centímetros por debajo de la mandíbula, con trayectoria ascendente. La cornada presentaba una doble trayectoria, por la parte media del cuello hasta la base del cráneo, y por detrás de la faringe, en la parte posterior de la boca. Los médicos esperan que su evolución sea favorable, ya que la cornada no le ha afectado a estructuras vitales. Estiman que en diez o quince días podría recuperarse sin sufrir secuelas.


En el encierro de hoy ha habido otros dos heridos por asta de toro. Uno ya ha sido operado y se encuentra ingresado en planta en el Hospital Virgen del Camino. Se trata de un hombre de 51 años que fue corneado en el tercio medio del brazo izquierdo. El cuarto herido por asta está siendo intervenido en el muslo. Se trata de un madrileño de 31 años que fue empitonado en el muslo. Está previsto que cuando finalice la operación ingrese en planta en el Hospital Virgen del Camino.


Por otra parte, un mozo pamplonés de 32 años ha sufrido un  traumatismo craneal en Santo Domingo, mientras que un joven de 25 años de Autol (La Rioja) sufre también un traumatismo craneal por un golpe en Mercaderes. Además, un inglés de 21 años ha sufrido un baretazo en la espalda en Mercaderes y dos corredores más han ingresado en centros hospitalarios con politraumatismos. Se trata de dos jóvenes de 25 años de Barcelona y de Noáin.


Los voluntarios de Cruz Roja han atendido a 45 corredores tras el sexto encierro, protagonizado por seis toros de la ganadería Miura. En el tramo de Telefónica, donde ha resultado herido el corredor de 44 años, la Cruz Roja ha tenido que practicar cinco curas y ha atendido dos luxaciones. En Santo Domingo ha realizado cinco curas, ha atendido cinco esguinces y dos lipotimias, además de atender a un herido por asta. En el Ayuntamiento, los voluntarios han realizado cuatro curas y una atención médica, y atendido un esguince, mientras que en Mercaderes, además de una herida por asta, ha habido una lipotimia, una cura y una atención médica. En Espoz y Mina se ha atendido a un herido por dos cornadas en el muslo.


Por otro lado, la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, ha acudido esta mañana en representación de toda la corporación municipal a Alcalá de Henares (Madrid) a la incineración del mozo Daniel Jimeno Romero, fallecido en el encierro del 10 de julio tras ser corneado junto al vallado derecho del tramo de Telefónico por un toro de Jandilla. A las 8.45 horas de hoy ha tenido lugar una misa de cuerpo presente a la que asistió la alcaldesa, tras la que se ha incinerado el cuerpo del joven.


Al cementerio donde sería incinerado el mozo han acudido familiares, amigos, vecinos y autoridades para despedir al joven madrileño. El cuerpo llegó al Camposanto a primera hora de la tarde de ayer trasladado desde el Tanatorio San Alberto de Pamplona. La misma tarde se celebró en Alcalá de Henares una concentración silenciosa en recuerdo del mozo.


Daniel Jimero Romero, de 27 años, es la víctima número quince en la historia del encierro, y la primera desde que en 2003 falleciera el pamplonés Fermín Echeverría Irañeta, después de estar más de dos meses en coma como consecuencia de un traumatismo craneoencefálico. La última muerte producida en el encierro por una cornada ocurrió en 1995, cuando Matthew Peter Tasio, un joven de 22 años natural de Illinois (Estados Unidos) falleció tras ser empitonado a la altura del estómago.


Familiares y amigos de Daniel Jimeno han reclamado a la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, que "cuide la fiesta", según ha dicho la propia Barcina. "Lo más estremecedor ha sido cómo esta familia que acaba de perder a su hijo, quiere la fiesta, ama la fiesta y comprende las tradiciones. Ellos mismos me han dicho que cuide la fiesta y que ellos quieren seguir amándola", ha comentado Barcina.


La edil pamplonesa recordó asimismo que "hay que ser conscientes de que es una actividad de riesgo, quien entre en el recorrido sabe a lo que se expone, a pesar de las medidas de seguridad". La alcaldesa ha hecho suyas unas palabras del padre del fallecido, cuado le decía a su hijo "que no corriera en otros sitios, que corriera en Pamplona porque es seguro". Yolanda Barcina ha añadido que unos mozos le habían advertido la víspera de la cogida de que ante tanta seguridad "el encierro estaba perdiendo riesgo".


Amigos del fallecido han pedido al alcalde de Alcalá, Bartolomé González, que también estuvo presente en la incineración, que la calle donde vivía el joven, ahora Plaza 1 de Mayo, pase a llamarse Daniel Jimeno. "Nos lo ha prometido", ha dicho Javier Martínez, amigo de Daniel.

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí