Rioja2

Domingo 17 de Noviembre de 2019Actualizado 15:26

Mercedes GLA 180 Black
El 30 de junio de 2009

Tiempo de lectura: 03:11
|||

La política y la ciudadanía riojana despiden a Pilar Salarrullana en Tricio

Centenares de personas han asistido al funeral de la política y escritora riojana que fallecía el domingo a los 72 años de edad.

Redacción

La vida de Pilar Salarrullana no se puede resumir en una noticia. Su vida, su obra, su lucha por los derechos y las libertades, su palabra y sus enseñanzas ocuparían muchas páginas de periódicos. Así ha sucedido a lo largo de su vida, una vida que se apagaba el sábado: Pilar se marchaba a los 72 años dejando un gran vacío en su familia y en la sociedad riojana.

Ayer, Tricio se convertía en el punto de encuentro de todas aquellas personas que querían despedir a la mujer, la política, la escritora o la profesora. La parroquia de San Miguel Arcángel de esta localidad riojana se ha quedado pequeña en el funeral de Pilar Salarrullana. Personalidades de la política como el delegado del Gobierno en La Rioja, Jose Antonio Ulecia, el alcalde Tomás Santos y el secretario del PSOE de La Rioja, Francisco Martínez Aldama, compañeros de etapa política municipal en los años 90 en Logroño, amigos, compañeros, vecinos.. todos han querido decir adiós a una mujer irrepetible.

Pilar Salarrullana había nacido en una Zaragoza asolada por una Guerra Civil. Quizás esta circunstancia marcó su carácter guerrillero, de lucha incansable por los derechos civiles, una lucha que la acompañó a lo largo de su vida. Estudió en la Universidad de Zaragoza Humanidades para después ejercer como profesora en Logroño. Fue en la capital riojana donde más desarrolló su carrera política.

Fue secretaria general del Partido Demócrata Popular de La Rioja y en 1982 se convirtió en senadora electa por esta comunidad en coalición con Unión de Centro Democrático en la I Legislatura de España. Era una época convulsa para la joven España democrática y precisamente, Pilar vivió uno de los momentos más intensos de la vida política española de finales del s. XX: el Golpe de Estado de Tejero.

Salarrullana también dedicó gran parte de su vida a la investigación relacionada sobre las sectas religiosas. Entre 1990 y 1991 publicó los libros “Sectas. Un testimonio vivo sobre los mesías del terror en España” y “Las sectas satánicas. La cara oculta de los esclavos de Lucifer”. Fue un trabajo duro que le valió no pocas amenazas por su intromisión en un mundo que hasta ese momento había pasado inadvertido para la sociedad y también para la ley.

En los años 90 también fue concejala en el Ayuntamiento de Logroño, ejerciendo el cargo de teniente alcalde. Una de sus decisiones más controvertidas fue el impulso de la peatonalización de algunas calles de la ciudad ya que generó bastante descontento entre los vecinos. En aquella época cuenta con un asesor, Domingo Dorado, actual concejal socialista de Movilidad del Gobierno del Ayuntamiento de Logroño.

Dorado la recuerda como "una mujer valiente, tenaz, que no se amilanaba ante nada". El concejal socialista tiene profundos recuerdos de la etapa que compartió con ella. "Desde el punto de vista personal la recordaré siempre como la gran anfitriona que era cuando nos reuníamos toda la unidad local y los funcionarios del ayuntamiento en torno a una merienda" afirma Dorado, "desde el punto de vista profesional recuerdo la polémica peatonalización de la calle de las Cien Tiendas y las caceroladas de los vecinos. Eso nos puso contra las cuerdas, a ella y al equipo de Gobierno. Pero Pilar lo tenía muy claro y continuó adelante".

Salarrullana era una mujer valiente y así lo demostró cuando se enfrentó a la enfermedad contra la que luchaba en los últimos años de su vida, pero que no le impidió lanzar el cohete de las Fiestas de San Mateo. "Pensamos que tal vez por su enfermedad le costaría hacerlo. Pero yo fui quien se lo dijo y se mostró muy contenta e ilusionada. Hizo un gran esfuerzo porque incluso le fallaba la voz aquel día" recuerda Dorado. El concejal cree que a Pilar le hubiera gustado que los riojanos la recordaran como 'la Pilar', la de toda la vida, la que compraba en las tiendas de su barrio, una mujer normal y de pueblo.

Esta riojana de corazón ha recibido el último adiós en Tricio, una localidad en la que había nacido su marido y en la que pasaba grandes temporadas sobre todo en vacaciones estivales. Su legado y su personalidad quedarán siempre patentes en la historia de la política de La Rioja.

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí