Rioja2

Miércoles 23 de Octubre de 2019Actualizado 12:43

Adrenaline Webads
El 10 de junio de 2009

Tiempo de lectura: 03:22
|||

Se han entregado las Insignias de San Bernabé

Ana María Medina, modista de trajes regionales, Mariano Moracia, dueño del Café Moderno y Fernando Ruiz, diseñador, locutor e ilustrador, han recibido este reconocimiento en un acto muy emotivo en el Ayuntamiento de Logroño.

Redacción

Estos tres iconos de Logroño han sido distinguidos con este galardón por su reconocido prestigio y sus trayectorias profesionales y personales, tal y como se desprende del acuerdo de la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento del 13 de mayo de 2009. Han recibido las insignias de la mano del alcalde de la capital riojana, Tomás Santos, y se incluirán en el Libro de Honores del Cosistorio.

Isabel Padilla, vendimiadora 2002 ha sido la encargada de abrir la ceremonia con la semblanza de Ana María Medina, su amiga. Lo ha hecho vestida con el traje regional, ante la atenta mirada del pleno y el público allí presente. Afirma que ni ella sabría decir cuando cogió por primera vez la aguja, pero que, quizás, el primer recuerdo que tiene es con su abuela, cuando contaba con la edad de 12 años.

Ha asegurado que está enamorada de esta tierra y que es una de las personas que han hecho que se mantenga viva nuestra tradición dedicándose toda su vida a coser trajes regionales
e incluso recuperar algunos olvidados de pueblos como Trevijano, Nestares o Canales de la Sierra. También ha destacado la recuperación del 'botón riojano', que se halló en Varea en 1998 y que hoy constituye un ornamento fundamental de los chalecos de los riojanos de pro.

Un discurso que ha emocionado a Ana María, que ha recogido esta distinción visiblemente
emocionada. Así lo ha expresado en unas palabras que ha dirigido a los presentes. Con la voz entrecortada ha dado las gracias a todas las personas que han hecho posible ese reconocimiento y ha dicho que “la vida está hecha de momentos especiales y este es uno de ellos”.

José Gómez ha sido el encargado de introducir la insignia de Mariano Moracia. Un personaje menudo y de aspecto singular que ha realizado un breve repaso de la historia del Café Moderno, que en 2016 cumplirá su primer centenario. De Mariano ha subrayado que es un logroñés de los pies a la cabeza y un buen amigo.

También ha comparado lo que ha pasado este negocio con la resistencia de la ciudad de Logroño al asedio francés de 1521. “El Casco Antiguo ha tenido momentos oscuros y otros de esplendor, pero el Café Moderno siempre ha estado en el rincón de la plaza Martínez Zaporta”. Ha finalizado su intervención asegurando que Mariano es un maestro de la hostelería. Después se ha dirigido hacia él para recibir un abrazo fraternal.

“Iba a traer algo escrito, pero alguien me ha dicho que tenía que decir algo de corazón. Decir algo de corazón es muy difícil”, ha comenzado su discurso Mariano tras recibir la Insignia de San Bernabé. Después ha dado las gracias a todos y ha dicho que este reconocimiento es de mucha gente. De los clientes, de la familia, de sus antepasados, de los empleados. “Sólo puedo decir que es de todos”, ha sentenciado con la voz quebrada y titubeante.

Finalmente, Ana González ha desarrollado la emotiva y entrañable semblanza de Fernando Ruiz. Ha enumerado las múltiples tareas que ha desempeñado durante su vida. Su espíritu
creativo le ha llevado a ser locutor durante muchos años de Radio Rioja, columnista de ABC, diseñador de las carrozas de los Reyes Magos e ilustrador durante 20 años de viñetas de periódicos con su personaje Taquio.

Después, Ana González ha descrito a Fernando como persona, contando anécdotas que ha
compartido con él, como su definición de calle: “Lugar que utilizan los Ayuntamientos para demostrar que saben hacer agujeros”. También ha relatado la única vez que no pudo estar en estas fiestas de San Bernabé. Fue porque su hijo se casaba en una localidad francesa y él relataba como le había contado a su familia política francesa que “en Logroño se celebraba la victoria de los logroñeses frente a los franceses después de estar 17 días dándonos de hostias”.

Ana González ha citado a Machado para terminar su intervención diciendo que adora la hermosura y que conversa con el hombre que va consigo. “Es, en el buen sentido de la palabra, un hombre bueno”. El discurso ha arrancado un fervoroso aplauso del público y cuando ha terminado, se podía escuchar incluso entre los asistentes como suspiraban y respiraban hondo en un llanto contenido. Fernando se ha levantado para recibir la insignia con los ojos rojos y una lágrima en su mejilla. No ha podido intervenir en lo que serían, seguro, unas ocurrentes e ingeniosas palabras, porque sufre de una grave afonía desde hace años. De todas formas, se ha acercado al micrófono y con un hilo de voz ha dicho: “Gracias”.
TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí