Rioja2

Domingo 8 de Diciembre de 2019Actualizado 16:37

Mercedes GLC Q4 2019
El 26 de mayo de 2009

Tiempo de lectura: 03:52
|||

El índice de seguros en la zona dañada por el granizo no supera el 30%

El drama se esconde sobre los agricultores que no cuentan con seguro agrario como Tudelilla, donde de las más de 700 hectáreas de viñedo, sólo el 10% están aseguradas.

Redacción

El presidente de la Unión de Agricultores de La Rioja Fernando Fernández Cordón estima que se necesitarán más de 12 millones de euros para la recuperación de la zona afectada por la tormenta del domingo, y considera que se van a incrementar a medida que vayan supervisando la zona afectada, labor que harán hasta final de semana.

En concreto, los daños más cuantiosos se han registrado en viñas, almendros y cereales, pero también ha afectado a la coliflor, patatas, champiñón... todos ellos cultivos de reciente siembra. El granizo ha caído en un momento en el que las plantas y los cultivos están más desprotegidos, cuando éstas están en fase de crecimiento y los brotes están saliendo.


PRADEJÓN, TUDELILLA, EL VILLAR... UNIDOS POR EL DESASTRE

La Rioja baja ha recibido un navajazo del cielo en forma de pedrisco, el pasado domingo por la tarde la piedra acechó contra los cultivos de la zona. Pradejón, Tudelilla, El Villar de Arnedo, Alcanadre, Arnedo, Ausejo... “Ha sido una zona muy amplia la afectada y podemos afirmar que ha sido un desastre, una catástrofe”. Estimamos que hay pérdidas de entre 8.000 y 9.000 hectáreas, muchas de ellas afectadas en el 100% como el caso de las 1.300 hectáreas de las 4.000 hectáreas de viña de la zona. Se traduce en la pérdida de cultivos en viñas, cereal y almendro.












PÉRDIDA DE LA COSECHA DEL AÑO QUE VIENE
Los primeros indicadores muestran que las pérdidas ascienden a 12 millones de euros, pero Fernando Fernández advierte que “van a seguir subiendo porque no paramos de sumar”.

También se habla del tiempo de recuperación, todavía no se sabe si se ha perdido también la cosecha del año que viene. “El viñedo ha quedado absolutamente destrozado y desconocemos como va a evolucionar para la próxima campaña”. Todavía con los ojos puestos en el cielo ante la posibilidad de más tormentas en la zona, Fernández asegura que “hay zonas en las que nos da igual lo que venga porque se han quedado muy arrasadas...”.

Sobre la posibilidad de declarar la zona catastrófica como ya han exigido diferentes partidos políticos, los agricultores no lo tienen del todo claro y ni siquiera se lo han planteado argumenta Fernández, ya que no saben todavía cuál es la finalidad de la declaración de zona catastrófica para el campo.

ASESORAMIENTO TÉCNICO A LOS AFECTADOS POR LA TORMENTA

Ante esta catástrofe, la Consejería de Agricultura ofrecerá asesoramiento técnico a los afectados para garantizar, al menos, la cosecha de la próxima campaña. El consejero de Agricultura, Íñigo Nagore visitó ayer las principales zonas agrícolas y empresariales dañadas por el granizo .

La Consejería de Agricultura asesorará a los agricultores con el fin de asegurar la recuperación de los cultivos, en los casos en los que sea posible; o la preparación de la próxima cosecha, en aquellos en los que la fuerza del granizo haya malogrado las plantaciones.

En este sentido, Íñigo Nagore ha recordado que hace un año los viñedos de la finca institucional de La Grajera se vieron igualmente afectados por el granizo, con lo que la experiencia de los trabajos desempeñados para su rehabilitación servirán de gran utilidad para informar a los profesionales del campo.

De esta forma, técnicos de la Consejería de Agricultura, además de realizar la prospección de terrenos para evaluar daños, informarán a los agricultores de los pasos a seguir, manteniendo reuniones con los afectados e indicando qué prácticas culturales se presentan como las más adecuadas según cada caso. Para ello se contará con la colaboración de las Organizaciones Profesionales Agrarias.

El consejero afirmó que “los daños han sido cuantiosos y en diferentes tipos de cultivo: viñedo, sobre todo; cereal, almendro, algo de olivo y también champiñón, que se ha visto afectado por la rotura de tejados de uralita; y otras infraestructuras agrarias”. En este último caso, la Consejería de Agricultura colaborará con los Ayuntamientos en todo lo posible para subsanar los desperfectos ocasionados por la tormenta.

LA IMPORTANCIA DEL SEGURO AGRARIO
Según ha explicado Nagore, los daños han sido notables, pero son realmente graves para los agricultores que no cuentan con seguro agrario. Un ejemplo claro es el caso de Tudelilla, donde de las más de 700 hectáreas de viñedo en la zona, sólo 70 (10%) están aseguradas, con lo que las pérdidas serán muy sensibles. El índice de aseguramiento en el resto del área dañada, según datos provisionales, probablemente no supere el 30%, lo que implica unos niveles muy bajos que no garantizan el mantenimiento de la renta del agricultor en el momento en el que se dan circunstancias como la sucedida en la tarde de ayer. Según el presidente de la Unión de Agricultores de La Rioja, Fernando Fernández Cordón, La Rioja Baja cuenta con una tradición de seguro muy arraigada pero falta reforzar la importancia del seguro.

Íñigo Nagore ha explicado que estos seguros están muy subvencionados por la Administración, aportando entre el Gobierno de La Rioja y la Entidad Nacional de Seguros Agrarios (ENESA) unos 6 millones de euros anuales en concepto de ayudas al aseguramiento.

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí