Rioja2

Jueves 14 de Noviembre de 2019Actualizado 22:27

Adrenaline Webads
El 19 de mayo de 2009

Tiempo de lectura: 05:18
|||

La mayoría de los farmacéuticos riojanos están en contra de vender la píldora de emergencia sin receta

Muchos de los profesionales de la región no están de acuerdo con la medida del Gobierno central, algunos incluso no la venderán, a la espera de una decisión del Colegio de Farmaceúticos riojanos.

Redacción

No les convence la nueva propuesta del Ministerio de Sanidad y el de Igualdad  a los farmacéuticos riojanos. La decisión del pasado 11 de mayo de permitir la venta en farmacias y sin receta del método anticonceptivo de emergencia, más conocido como “píldora del día después” ha abierto un debate interno entre los profesionales riojanos.

La medida, que será efectiva dentro de tres meses, afecta directamente a los farmacéuticos que tendrán que vender, sin prescripción médica y a menores de edad, la dosis anticonceptiva. Hasta ahora el anticonceptivo -comercializado como Norlevo y Postinor- se podía conseguir en La Rioja tras acudir a un centro de salud o de Planificación Familiar en el que un facultativo recetaba al paciente el medicamento cuyo precio oscila en torno a los 20 euros.

En algunas comunidades autónomas como Madrid, la 'píldora del día después' se entrega de manera gratuita en los centros de salud.

Una semana después del anuncio, los farmacéuticos se han reunido en Asamblea en el Colegio Oficial de Farmacéuticos de La Rioja para tratar éste y otros temas. Pero durante estos siete días los ánimos se han ido caldeando. Muchas farmacias riojanas ya vendían el anticonceptivo de emergencia bajo prescripción médica pero no han visto con buenos ojos que cualquier persona, sin control médico, adquiera 'la píldora del día después' a la que consideran como “una bomba de hormonas”.

Miren Maite Chorro, licenciada farmacéutica y propietaria de una farmacia en Logroño, asegura que no tienen ningún problema en seguir vendiendo el anticonceptivo como hasta ahora. Pero reconoce desconocimiento. “No sabemos nada, toda la información nos llega desde los medios de comunicación” insiste y matiza en que “no estoy de acuerdo con la venta sin receta del fármaco”. Esta profesional recuerda que no habrá control y que “no tengo problema en vender el anticonceptivo, aunque depende, si una persona viene a por él todos los días.. desde luego que no”.

Otros profesionales se muestran menos receptivos a la hora de contestar. Los licenciados M. Rodríguez-Maimón y Carlos Martínez prefieren no pronunciarse: “Ya la despachamos con receta, por lo demás no opino”, “de momento no voy a pronunciarme porque sé que va a haber modificaciones”.

Pero hay voces más contundentes que reclaman un cambio en la medida. Es el caso del licenciado farmacéutico González. José Antonio González es actualmente el secretario del Colegio de Farmacéuticos de La Rioja. “No estoy de acuerdo, me parece demencial ya que para vender un simple antibiótico se exige receta médica y no para este anticonceptivo que es una auténtica bomba de hormonas”.

González asegura que ha hablado con gran número de colegas de profesión y que todos coinciden: no, sin receta médica. Recuerda que existe el derecho a la objeción de conciencia que ha sido reconocido en diversas sentencias del Tribunal Constitucional e insiste “yo, esta píldora no la voy a dispensar, es una responsabilidad muy grande para un farmacéutico dejarle la labor de asesorar a una persona sobre los efectos secundarios cuando no existe un control médico de cuántas veces se la toma una paciente”.

La licenciada Mercedes Peña, que regenta una farmacia en Calahorra, también se muestra disconforme con la decisión del Gobierno central y se pregunta si es una cuestión política y no médica la que debe planificar este tipo de casos. Cree que la última palabra la tienen los ginecólogos ya que éstos conocen la composición del anticonceptivo de emergencia al que, de nuevo, califica como “una bomba de hormonas con efectos secundarios". “Mi decisión dependerá de la que tome el Colegio de Farmacéuticos en la Asamblea”, afirma.

En esa asamblea se han abordado muchas cuestiones pendientes sobre este asunto. Ya el propio presidente del Colegio de Farmaceúticos de La Rioja, José Javier Vázquez, asegura que a pesar de que la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, declaró que la venta del anticonceptivo va a ser obligatoria, existe el derecho a la objeción de conciencia del profesional. Aunque hasta ahora, no se ha hecho efectivo para ningún farmacéutico de manera formal ni tampoco ha habido una queja expresa de ningún paciente al que no se la ha querido vender un anticonceptivo.

Tampoco se ha estipulado ningún programa especifico de formación y de información farmacéutica por parte del Ministerio. “Ante esta nueva circunstancia, de dar un fármaco sin receta médica, se elaborará un nuevo protocolo para que esto se haga de la mejor manera posible. No de manera inminente, pero sí es importante que a las personas que acudan a una farmacia demandando este fármaco se les dé una información sobre estos métodos de urgencia.

Sin embargo, Vázquez cree que es posible que algún farmacéutico se muestre reacio a vender el fármaco pero que esto no va a ser un problema para los usuarios. La postura del Colegio de Farmacéuticos de La Rioja es clara: 'la píldora del día después' es un tratamiento de emergencia, no es un anticonceptivo ni se puede tomar como tal. Las consideraciones morales son personales y hay que actuar con criterio científico.

LO QUE OPINA UN GINÉCOLOGO
La ginecóloga Juana Hernández cree claramente que es una buena idea la venta del anticonceptivo de emergencia sin prescripción médica. “Las adolescentes encuentran muchas dificultades a la hora de acudir a un centro de salud a por la píldora del día después para evitar un embarazo no deseado y es mucho peor un aborto posterior”. “Es conveniente que tengan información por parte del farmaceútico y que luego, la menor sea revisada por un ginecólogo tras la toma del fármaco porque buscar de emergencia un ginecólogo no es buena idea. Me parece bien que se liberalice”.

Deja claro también cuál es la función del anticonceptivo en ocasiones tan denostada:  “hay que tener claro que la píldora del día siguiente sólo cubre un coito sin protección, el último por el que se ha acudido”.

El anticonceptivo de urgencia se debe utilizar durante las 72 horas posteriores de la relación sexual. Su eficacia más alta se da en las primeras 24 horas y la va perdiendo conforme va pasando el tiempo. El principal activo del fármaco se denomina 'levonorgestrel', un compuesto hormonal. Este compuesto bloquea la liberación del óvulo si es que la mujer todavía no ha ovulado. Si ya se ha producido la ovulación el “levonogestrel” evita que el óvulo sea fecundado al impedir que éste se asiente en el útero. Es importante recordar que si hubiera un embarazo anterior al último coito, la píldora no interferiría en la gestación por lo que no se considera un método abortivo.

En cuanto a la objeción de los farmaceúticos a la hora de dispensar la píldora del día después, la Doctora Hernández opina que es un derecho conferido por igual a farmacéuticos y médicos “siempre habrá gente más abierta y otra más conservadora, es normal.” .

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí