Rioja2

Jueves 21 de Noviembre de 2019Actualizado 16:44

Mercedes GLC Q4 2019
Violencia de Género Gobierno
El 24 de abril de 2009

Tiempo de lectura: 02:47
|||

El Hospital de Calahorra obliga a una paciente a operarse en una clínica privada

La familia de la paciente, una anciana de 78 años de edad que padece un anaeurismo de aorta, se opone al traslado a una clínica privada de Logroño.

Europa Press

El Comité de Empresa de Fundación Hospital de Calahorra (FHC) ha convocado una rueda de prensa para informar de que una paciente de 78 años de edad, permanece ingresada en este hospital desde el pasado 17 de abril con un aneurisma de aorta del que pretenden operarla en una clínica privada de Logroño, a pesar de la oposición de la familia.

En la rueda de prensa, que se ha visto interrumpida por los servicios de seguridad de FHC, Jesús Junquera, representante de los trabajadores del hospital calagurritano, ha explicado que "esta ciudadana refiere historial de patología cardiaca desde hace quince años, cuyo seguimiento y atención se realiza en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander; centro de referencia al que se derivan los pacientes de La Rioja que precisan intervenciones complejas de la especialidad de cirugía cardiovascular".

Según Junquera, "el progresivo y acelerado ensanchamiento del aneurisma ha alcanzando en la actualidad un 66 por ciento" y hace necesaria una urgente intervención quirúrgica de alto riesgo que "precisa de la existencia de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), facultativos especialistas intensivistas, unidad de Hemodinámica y Atención Continuada".

Junquera ha dicho que "en intervenciones similares e incluso actuaciones de mucho menor calado y riesgo los pacientes son derivados al hospital cántabro" y que así lo desean los familiares de la paciente "que han presentado la correspondiente queja" en el Servicio de Atención al Paciente de FHC. Aun reconociendo que han sido atendidos "muy adecuadamente" por los trabajadores del servicio, la patología referida "no permite demoras en la toma de decisión al respecto ni tramitaciones procedimentales que deben decaer ante la necesidad vital de un paciente".  

Junquera asegura que los familiares no fueron recibidos por la dirección de FHC cuando fueron a exponer su queja y ha reclamado una atención igual para todos y sigan el criterio habitual de atención, tanto más cuando la dolencia hace necesaria la intervención de un centro sanitario especializado como el Marqués de Valdecilla.

Al respecto se ha quejado porque "no existe un protocolo que establezca qué casos deben ser derivados al Hospital Marqués de Valdecilla y cuáles pueden ser atendidos en otros centros".

También considera que esta carencia atenta contra los derechos de los pacientes además de poner en grave riesgo la seguridad profesional de quienes trabajan en FHC que pueden ver comprometido su buen hacer profesional como consecuencia del "negligente proceder de la dirección de FHC".

Ha añadido que no pretende crear alarma alguna, "ni siquiera incidir en el debate entre sanidad pública y privada" y ha pedido que no se instrumentalice esta cuestión desde intereses partidistas.

Junquera ha dicho también que hay que situar este asunto en un contexto general de "parálisis y desgobierno" de la institución.

Como ejemplo ha dicho que "de los 97 puestos de médicos que componen la plantilla estructural del hospital, 29 están vacantes y sabemos que se producirán nuevas bajas":

En este sentido asegura que en las especialidades de Radiología, Cardiología, Digestivo, Neumología, Oftalmología, Anestesiología, Pediatría, Ginecología, Traumatología y Urología, las plantillas están por debajo de lo proyectado "produciéndose carencias estructurales"; si bien ha reconocido que "existen abiertos procesos de selección de personal médico con carácter cuasi permanente".

Cree igualmente que las subcontrataciones puntuales para paliar estas carencias "se hacen sin planificación ni criterio racional alguno en atención a las necesidades reales, sin alcanzar el nivel de calidad que prestan los profesionales de la casa y generando problemas de continuidad asistencial con la Atención Primaria".

Finalmente Junquera ha dicho que "por su propio prurito profesional, los facultativos extienden su jornada hasta las 19:00 horas (desde las 08:00 horas) o, tras salir de una guardia de 24 horas, atienden sin dormir a 53 pacientes sin solución de continuidad".
TAGS:
|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí