Rioja2

Viernes 18 de Octubre de 2019Actualizado 08:53

EQC
El 16 de abril de 2009

Tiempo de lectura: 01:54
|||

Paseo Nocturno por el Logroño del Siglo XVI

Un recorrido a través de las calles, los edificios y los rincones más emblemáticos del Centro Histórico de Logroño muestran de una forma muy particular la historia y el legado de la capital.

Redacción

Se trata de un paseo nocturno para sumergirte en el Siglo XVI recorriendo las plazas y calles que marcaban el pulso de la vida logroñesa en una época determinante para el devenir de la ciudad. Una forma diferente de asomarte al pasado y conocer Logroño disfrutando de una magnífica imagen nocturna de los templos y monumentos iluminados.

Durante el Siglo XVI la población de Logroño alcanza los 10.000 habitantes. Su enclave en el Camino de Santiago al paso del río Ebro, el incremento de la producción de vino y la importante actividad artesanal y mercantil convergen durante este siglo para que Logroño viva la época de mayor bonanza económica hasta el momento. Los Reyes Católicos otorgan a la ciudad un mercado franco; las iglesias crecen y se hacen más luminosas; se incrementa el perímetro de la muralla… la ciudad vive un crecimiento imparable. Pero, a punto de acabar el siglo, la peste invade la localidad diezmando su población.

El recorrido comienza en las Murallas y el Cubo del Revellín, únicos vestigios que se conservan del antiguo sistema defensivo de la ciudad. Continúa por la Plaza del Parlamento, donde se haya un edificio construido en el Siglo XVI para albergar el Convento de los Frailes Mercedarios, aunque posteriormente ha recibido diversos usos, como fábrica de tabaco. Atravesando la calle Barriocepo se llega a la Iglesia de Santiago El Real, un edificio de estilo gótico Reyes Católicos de una sola nave que albergó el Archivo de Logroño. Junto a un lateral de este templo está la Plaza del Juego de la Oca. Se sigue por Ruavieja, la calle más antigua de la ciudad; la vía por la que el Camino de Santiago se adentra en el Centro Histórico. Aquí se puede ver los respiraderos de los calados que se esconden bajo la calzada. Se pasa junto al Albergue de Peregrinos y se avanza por la Travesía de Palacio hasta la Iglesia de Palacio, situada en su confluencia con la calle Marqués de San Nicolás (Calle Mayor), la arteria más importante de la ciudad durante el Siglo XVI, cuando éste era uno de los principales templos de Logroño con su torre con pirámide octogonal. A través de las calles Herrerías y Rodríguez Paterna se alcanza la Plaza de San Bartolomé y Portales (antigua calle de Herbentia) para finalizar esta ruta en la Plaza del Mercado, espacio destinado en el Siglo XVI a la celebración de mercados y que en la actualidad acoge la Concatedral de Santa María La Redonda.

Las rutas se realizan los sábados a las 20.30 horas. El recorrido dura aproximadamente 90 minutos y el precio es de 3 €.
TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí