Rioja2

Viernes 18 de Octubre de 2019Actualizado 22:00

CLA SB
El 8 de febrero de 2009

Tiempo de lectura: 02:07
|||

Mucho orden, poca ambición en el Alfaro

No pudo el equipo blanquillo mantener su racha y cayó ante un Mérida que se mantiene en la puja por los puestos de privilegio (2-0).

Redacción

Mérida: Garavano; Samir, José Mari, Molina, Jesule; Xavi Moro, Víctor Bravo (Chus Bravo, 77´), Ismael, Jandro, Sabino (Fran Miranda, 89´) y Magallanes (Enzo Noir, 70´).

C.D. Alfaro:
Luís Ángel; Eder, David, Cervantes (Xavier Jorge, 79´), Marcos Martín; César Ramón, Israel Losa, Álex Guembe, Gerika (Aller, 60´), Marcos Guill (Arsurmendi, 68´), Víctor Ramos.

GOLES: 1-0, min. 42: Jandro. 2-0, Min. 78: Molina. ÁRBITRO: Martínez Montoro (del colegio madrileño). Amonestó por parte del Mérida a Molina, Xavi Moro y Magallanes y por parte del Alfaro a David, Cervantes y Gerica.
CAMPO: ROMANO. 1.500 ESPECTADORES

MERIDA - C.D. ALFARO, 2-0
El Mérida tiró más de oficio que de brillantez y se impuso cómodamente a un Alfaro que apenas hizo nada por inquietar los nervios de Garavano y la zaga emeritense, impoluta. Era el día en el que el Mérida no podía fallar. Uno por uno, sus rivales directos en la lucha por el play-off habían ido ganando y no era de recibo dejarlos escapar. Cuando más inquietaba el Alfaro (aunque sin mucha carne en el asador) mientras el grupo de Milojevic mantenía su ventaja por la mínima, apareció la cabeza de Molina, imperial en el remate, a falta de diez minutos, para finiquitar el partido y mantener al Mérida en la puja por los puestos de privilegio.

Aunque no hizo falta mucho para mermar las opciones del Alfaro, sobresaliente en orden e insuficiente en fútbol y ambición. Apenas llegaron los riojanos a la meta de Garavano, que a excepción de tres tiros que salieron casi rozando los palos, no intervino para nada en el choque. Sí intervino más su defensa, pero sin muchos quebraderos de cabeza.

Sin hacer nada destacable, fue la mejor línea del Mérida en la primera parte, porque el medio campo y el ataque andaban ofuscado. Como arriba este Alfaro no tiene nada (tal vez Gerica, por habilidad y velocidad), la primera parte iba muriendo sin que sucediera nada peligroso. Hasta que Jandro recogió un rebote de la zaga riojana para plantarse cara a cara ante Luís Ángel y batirle con mucha sangre fría por bajo a falta de tres minutos para el descanso.

Tras el descanso, los de Milojevic mejoraron. También porque el Alfaro, al no convencerle el resultado, adelantó líneas, se atrevió a ser más valiente y les otorgó más protagonismo a sus hombres de ataque a cambio de perder algo de orden atrás. Lo utilizó el Mérida para ser más vertical y trasladar mayor peligro al área riojana. Más peligro arriba a cambio de recibir mayor peligro atrás.

Pero entonces el técnico del Alfaro, Javier Salvatierra, se encargó de robarle morbo al partido
: sacó del campo a su mejor hombre, GeriKa, y dio entrada a un Aller que apenas intervino. Desde ahí y hasta el final, el Alfaro desapareció por completo. Arriba y atrás. Mientras tanto, Molina cerraba el choque con un gol de cabeza a falta de diez minutos.

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí