Rioja2

Miércoles 20 de Noviembre de 2019Actualizado 15:26

Mercedes Clase A Q4 2019
El 2 de febrero de 2009

Tiempo de lectura: 01:58
|||

Debate económico, debate social

Bajo el telón de la crisis financiera y económica mundial, se cerró en Davos la última edición del Foro Económico Mundial. Mientras, en la otra orilla del atlántico, se clausuraba el Foro Social Mundial.

Redacción

 

Bajo el telón de la crisis financiera y económica mundial, la ciudad suiza de Davos fue el escenario entre el 28 de enero y el 1 de febrero de la reunión anual entre magnates de la economía: jefes de Estado y Gobierno, ministros y presidentes de bancos centrales, procedentes de 40 países de todo el mundo. No es este foro, cuya celebración remonta a 1971, una cita privada. Más bien al contrario, ya que en esta edición los organizadores apuntaron una participación de cerca de 2.500 personas, originarias de 96 países. Eran grandes líderes empresariales, representantes de la sociedad civil –incluidas ONGs-, dirigentes sindicales y religiosos y medios de comunicación.

El Foro Económico Mundial 2009, copresidido por el ex secretario general de la ONU Kofi Annan, se desarrolló con pesimismo; y la intención rezada en su lema, 'Configurar el mundo tras la crisis', quedó en poco más que una mera exploración de la situación actual. No se plantearon grandes recetas para ‘sanar’ la crisis económica, que algunos participantes llamaron ‘crisis del capitalismo’, sino que más bien se limitaron a describir los problemas actuales. Quedó patente que las fórmulas clásicas ya no funcionan y que ‘falta imaginación’ para pensar otras nuevas, eficaces y adaptadas a la nueva coyuntura.

Las crisis social, humanitaria y medioambiental quisieron aparecer en algunos momentos del debate. También la crisis diplomática, ante un incidente de envergadura mayor, que fue la salida del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, durante una discusión con el presidente israelí, Shimon Peres, por la ofensiva en la Franja de Gaza.

La otra cara de Davos, la social, tuvo lugar en la localidad brasileña de Belém. El Foro Social Mundial nace en 2001 como un espacio de debate no gubernamental y su celebración coincide con las cumbres del Foro Económico Mundial, para mostrar que ‘otro mundo [otra propuesta, otra solución, otra visión] es posible’.

En esta edición -y a pesar de su carácter no gubernamental-, participaron, además de su anfitrión, el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, cinco líderes de la izquierda latinoamericana: el boliviano Evo Morales, el ecuatoriano Rafael Correa, el paraguayo Fernando Lugo y el venezolano Hugo Chávez. Contó con la expresión de miles de voces -cerca de 2.000 conferenciantes y 100.000 participantes- procedentes de más de noventa países, pero no fue suficiente, ya que el Foro Social Mundial de Belém se cerró como el de Davos: con la certitud de que las herramientas clásicas para la gestión de crisis están obsoletas, pero sin soluciones para la profunda problemática actual.

 

Más información en S.O.S. Panorámica Social

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí