Rioja2

Miércoles 20 de Noviembre de 2019Actualizado 14:40

Mercedes Clase A Q4 2019
El 2 de febrero de 2009

Tiempo de lectura: 01:49
|||

Diabetes en el servicio de Medicina Interna

Uno de cada tres pacientes hospitalizados en los servicios de Medicina Interna españoles es diabético.

Redacción

La diabetes es una enfermedad multiorgánica que requiere una estrecha relación de todos los profesionales implicados en su manejo. Por este motivo, la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) organiza la III Reunión Anual de Diabetes y Obesidad, en colaboración con la Sociedad Española de Diabetes (SED), el Grupo de Trabajo Corazón y Diabetes de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y el Grupo de Estudio de la Diabetes en la Atención Primaria de Salud (GEDAPS).


“Esta reunión es una muestra del interés de los internistas por contribuir al manejo coordinado de esta patología crónica, tanto con el médico de Atención Primaria, como  con otros especialistas (cardiólogo, nefrólogo y endocrino)”, subraya Pedro Conthe, presidente de la SEMI.


Para  Ángel Sánchez, coordinador del Grupo de Trabajo de Diabetes y Obesidad de la SEMI, la presente edición de esta cita científica presenta como importante novedad la revisión del inicio y del tratamiento de la diabetes tipo 2  según las indicaciones de la American Diabetes Association (ADA), que es referencia en la indicación terapéutica de la diabetes. 


En este sentido, la asociación diabetes tipo 2 y obesidad supone el primer factor de riesgo cardiovascular de crecimiento progresivo, implicando aproximadamente un 40% de la asistencia tanto en Atención Primaria como Especializada.
El aumento de peso tiene siempre influencia negativa en la diabetes. “De hecho, el riesgo de diabetes tipo 2 aumenta según el grado de obesidad y con la distribución de la grasa, por la relación que ésta tiene con la resistencia insulínica”, asegura Sánchez.


“Por tanto, el control del peso del paciente diabético es fundamental y una reducción del 5% supone una reducción del riesgo cardiovascular del 50%”, subraya este experto. El tratamiento del paciente diabético tiene tres puntos fundamentales: dieta, ejercicio físico y medicación. Y tan importante es uno como otro para que el paciente se controle perfectamente. “El control de la dieta y el ejercicio físico es cuanto menos tan efectivo como cualquier tratamiento”, resume.


“Respecto al papel de  la genética en la diabetes tipo 2 –otra de las cuestiones que se analizarán en el marco de esta reunión-, aunque todavía no se han identificado los genes principales implicados en el desarrollo de esta enfermedad, si hay evidencia de su predisposición genética. Así el riesgo de padecer diabetes en grupos familiares, es entre tres y cinco veces más frecuente en familiares de primer grado”.

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí