Rioja2

Sábado 7 de Diciembre de 2019Actualizado 17:34

Mercedes Clase B
El 10 de diciembre de 2008

Tiempo de lectura: 01:46
|||

Sexagenaria, pero traicionada un año más

En el 60 Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Amnistía Internacional denuncia que la "libertad e igualdad en dignidad" de todos los hombres continúa siendo vulnerada.

Redacción

El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de la ONU y, con ella, los 58 estados miembros que la conformaban, aprobaron -con excepción de la entonces Unión Soviética, los países de Europa del Este, Arabia Saudí y Sudáfrica, que se abstuvieron-, la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Con motivo de la conmemoración de tan señalado día, el Colegio de Abogados de La Rioja ha convocado a una lectura de la Declaración en el Parlamento de La Rioja.

Coincidiendo también con esta fecha, diversas voces se alzan en La Rioja y el mundo para recordar que, a pesar de las seis décadas pasadas, la libertad e igualdad en dignidad y en derecho de todos los ciudadanos del mundo continúan siendo vulneradas con la permisividad de gobiernos y organismos.

Así lo denuncia Amnistía Internacional, que, como cada año, condena el hecho de que la promesa firmada tras la traumática Segunda Guerra Mundial y el genocidio nazi continúa siendo “traicionada”. 

Ejemplo de ello, según aducen, es Aung San Suu Kyi, Premio Nobel de la Paz y presa política de Myanmar. Cofundadora del principal partido de oposición, la Liga Nacional para la Democracia,  Aung San Suu Kyi ha pasado 13 de los últimos 19 años detenida. Desde 2003, permanece en el arresto domiciliario al que le somete la represión existente en su país.

Su caso no es el único. Cerca de 2.100 personas son presos políticos en Myanmar. En el resto del mundo, las cifras no son más halagueñas. En 44 países más hay presos de conciencia, 854 millones de personas padecen hambre y 1.100 millones no tienen acceso a una vivienda digna.

Más allá de todo eso, en muchos países -hasta 24, concretamente-, todavía existe la pena de muerte. En 2007, 1.252 personas fueron ejecutadas. A ellas, se añaden la tortura que es practicada de manera habitual en 81 naciones.

El largo conflicto en Colombia, la discriminación y la manipulación en la distribución de alimentos y asistencia sanitaria en países como Corea del Norte, Somalia, Sudán o Zimbabue, las usurpaciones ilegales de tierras en diversas partes del mundo, la impunidad de la violencia contra los más desfavorecidos en Brasil, Jamaica o Guatemala, la pobreza, el abuso de poder o la explotación hacen prever que la lucha por la reivindicación del cumplimiento de la Declaración sexagenaria se prolongue, según Aministía Internacional, todavía muchos años más.

TAGS:
|||

A favor En contra

USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí