Jueves 29 de Julio de 2021Actualizado 22:21

El 5 de diciembre de 2008

Tiempo de lectura: 02:24
|||

Otro reto para los internistas

Nueve de cada 100 pacientes hospitalizados en los servicios de medicina interna son bebedores de riesgo.

Redacción

El nivel de ingesta de alcohol se ha incrementado notablemente en los últimos años, y cada vez a edades más tempranas. De hecho, es la sustancia de abuso esporádico más extendida entre la población española.

Con la finalidad de sensibilizar a los profesionales sanitarios acerca de la incidencia del consumo de alcohol entre los pacientes ingresados en los servicios de Medicina Interna, la SEMI ha llevado a cabo el ‘Registro Clínico Nacional sobre Alcohol en pacientes ingresados en servicios de Medicina Interna (Estudio ASMI), realizado en los servicios de Medicina Interna de 21 hospitales de nuestro país, reclutando más de 1.000 pacientes.


Los resultados demuestran que, “aproximadamente un 9% de estos pacientes presentaban un consumo alcohólico de riesgo, muy por encima de la incidencia en la población general; y en cerca de un 4% se trataba de individuos con dependencia del alcohol”, según afirma Javier Laso, coordinador del Grupo de Trabajo de Alcohol y Alcoholismo de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). .


Por otra parte, en este mismo estudio se ha constatado que “al realizar la historia clínica de ingreso, al 40% de los pacientes no se le había interrogado acerca del consumo de alcohol; y en los casos en que se había registrado este dato, sólo se había cuantificado en un 18% de los pacientes, la cantidad de alcohol consumida”, continúa este especialista. Por ello, “es necesario tomar conciencia de que identificar cuanto antes un consumo alcohólico de riesgo es tan importante, desde el punto de vista preventivo, como detectar precozmente un incremento de la presión arterial o de los niveles de colesterol en sangre”, añade.




Por ejemplo, alrededor del 60% de la población mayor de 16 años consume alcohol habitualmente, el 60% de los jóvenes de entre 14 y 18 años aseguran haberse embriagado alguna vez en su vida, y se estima que alrededor de un 5% de la población ingiere una cantidad de alcohol que propicia la aparición de problemas relacionados con el tóxico (bebedores de riesgo). A pesar de todo lo anterior, todavía sigue siendo insuficiente la concienciación con respecto a este problema, tanto por parte de la sociedad, por motivos culturales, como por parte de los profesionales de la salud, en gran parte debido a carencias formativas de pre y posgrado.


La situación se agrava si tenemos en cuenta que, tanto en el ámbito de la Atención Primaria como en el medio hospitalario, menos de la mitad de los pacientes con problemas relacionados con el alcohol son reconocidos como tales por el médico que les atiende.


Para dar respuesta a esta situación, la SEMI (Sociedad Española de Medicina Interna) ha puesto en marcha el Grupo de Trabajo sobre Alcohol y Alcoholismo. Ya que “nos encontramos ante una enfermedad sistémica, el ámbito de la medicina interna parece ser el más óptimo para un abordaje adecuado”, indica el doctor Laso.


Se han descrito más de 60 enfermedades relacionadas con el consumo de alcohol, que afectan a órganos y sistemas como son el hígado, páncreas, sistemas cardiovascular y nervioso, además de alteraciones de la respuesta inmune del organismo.


En este sentido, en el marco del XXIX Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y la XXV Reunión de la Sociedad Gallega de Medicina Interna, se abordarán temas relacionados con el consumo de alcohol, tales como la estatohepatitis o los posibles beneficios del consumo moderado del alcohol.


 

TAGS:
|||

A favor En contra

Reto Demográfico
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí