Rioja2

Miércoles 13 de Noviembre de 2019Actualizado 12:25

Adrenaline Webads
El 27 de septiembre de 2008

Tiempo de lectura: 02:45
|||

Clara derrota del Naturhouse La Rioja en Vigo

Los riojanos se marcharon finalmente de Vigo con una derrota muy fácil en la que tan sólo pudieron ir por delante en el marcador en los primeros minutos (31-25).

Redacción

 

 

Octavio Pilotes Posada: Javi Díaz (p), Cerillo (4), Pablo Macías (1), Rubén Montávez (-), Darko Martinovic (4), David Tavares (3, 1 pti), Nicola Prce (6). También jugaron: Marjanovic (ps), Gustavo Alonso (6), Iván Infestas (1), Mitrovic (5), Polakovic (1), Sudzum (-), Jozsef Bosze (-).

  
 

Naturhouse La Rioja: Armand Torrego; Jon Belaustegui (7), Oneto Zúñiga (3), Alberto Aguirrezabalaga (1), Marc Amargant (2), Vukasin Stojanovic (4, 1 pti) y Velasco Encinas (-). También jugaron: Gurutz Aguinagalde (ps), Gedeón Guardiola (2), Gauchi (-), Javier Parra (4), Ljubomir Pajlovic (1), Isaías Guardiola (1), Víctor Vigo (-).

PARCIALES: 3-4 (5’); 5-7 (10’); 10-8 (15’); 12-10 (20’); 16-11 (25’); 21-13 (descanso); 21-14 (35’); 23-16 (40’); 25-17 (45’); 26-20 (50’); 29-24 (55’); 31-25 (final).

 

OCTAVIO PILOTES POSADA 31 - NATURHOUSE LA RIOJA 25 
El balonmano moderno se ajusta a los nuevos tiempos y los entrenadores aprovechan cualquier resquicio del reglamento para tratar de sorprender al equipo rival. Este sábado Jota González, entrenador del Naturhosue La Rioja, adopta la decisión de inscribir en el acta oficial a trece jugadores de los catorce que como máximo le permite la normativa. Fue una decisión un tanto sorprende, sobretodo cuando disponía de dos efectivos – Pavel Baskin y Ljubomir Pavlovic – en la grada y con opciones de saltar al terreno de juego. Después de treinta minutos de autentico desastre, Jota González apostó en la segunda parte por Pavlovic que no aportó nada nuevo al juego de los riojanos.

Para no ser menos que el rival,
el Octavio decidía a última hora prescindir de Crevatin – tercer partido en blanco del argentino- para dar entrada en el equipo al catalán Rubén Montávez.

Superados los momentos de estrategia de ambos entrenadores,
el partido arrancó con un ligero dominio del Naturhouse La Rioja que en los primeros diez minutos de juego dominaba el marcador con una renta de dos goles (5-7) y que suponía toda una sorpresa ya que los riojanos mantienen un record difícil de superar: son el peor equipo de la Liga Asobal jugando a domicilio.

Pero la historia no suele equivocarse. Con el paso de los minutos el empuje de los visitantes fue perdiendo frescura en todas sus líneas y con poca capacidad de reacción, algo que suele pagarse con un alto precio cuando el equipo que tienes enfrente, el Octavio, está ansioso de victorias. El momento de gracia que viven los “rojillos” no tardo en llegar (12-10, m.15). Fue el primer aviso de los vigueses.

A partir de ese momento los de Quique Domínguez sacaron a relucir todo su “carrusel” de recursos para aplastar a un Naturhouse La Rioja triste y sin capacidad de reacción, tanto en la pista como en el banquillo. Era el momento de matar el partido y los de Domínguez se aplicaron en esa labor. Su “artillería pesada” encontró la distancia idónea para batir, primero a Torrego y posteriormente a Gurutz, y situar el partido donde más le interesaba (16-11, m.25). En plena avalancha de juego local, Gustavo Alonso quiso poner la guinda a su ex – equipo y de sus manos llegó la máxima ventaja del Octavio (20-11), antes de irse los dos equipos al descanso.

Solo un desastre colectivo del Octavio, podía privar a los de Domínguez de su tercera victoria consecutiva en el corto espacio de siete días.
No se confío el Octavio que seguía apostando por sus mejores hombres para “matar” definitivamente al Naturhouse, que no modificó su actitud en el arranque del segundo tiempo.

Su juego se volvía cada más individual –
Belaustegui se convertía en el único jugador con capacidad para batir la portería viguesa- y ello facilitaba el dominio de un Octavio que manejaba el partido a su antojo y sin sobresaltos. Incluso Quique Domínguez se permitía el lujo de situar en el pivote a Pablo Macías para dar descanso a Gustavo Alonso. Y es que en el equipo rival, todo eran facilidades. Los minutos fueron transcurriendo sin más interés que el conocer que diferencia iba a situar en el marcador del Pilotes Posada Octavio al final del partido.

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí