Rioja2

Martes 19 de Noviembre de 2019Actualizado 18:01

Mercedes GLA 180 Black
El 29 de septiembre de 2008

Tiempo de lectura: 01:36
|||

Tarde para olvidar en La Ribera

Toros malos en la despedida de Pepín Liria, que se despide de Logroño, entre pitos y más pitos, saliendo a almohadillazos de la plaza.

Redacción

Con tres cuartos de entrada se han corrido toros de Victorino Martín, mal presentados a excepción del primero que se partió un pitón de salida y fue sustituido por un toro de María Gascón, manso y grandote, de juego desigual toda la corrida. El quinto saltó la barrera y no fue por bravura. Antonio Ferrera y Diego Urdiales, silenciados ambos.

1º POMPITO, negro, 548 kg. Manso de libro, que se emplazó en el albero, al que Liria no quiso ni ver, abreviando y matando peor. Destacó Ecijano II por su gran lidia.

2º VENUSINO, cárdeno, bragado, meano, 508 kg. Ferrera capoteó a su primero sin mucha brillantez, para levantar la plaza con los rehiletes, lo más destacado de su actuación. Le dio alguna tanda interesante sin llegar a  acoplarse con el astado. Dos pinchazas y media baja. Silencio.

3º MURRIANO, negro, entrepelado, bragado, meano. 502, kg. Toro abanto de salido que fue mermando su brío a lo largo de la lidia, bien picado y El Víctor lo mimó. Brindó al público Diego una faena enganchada y al que no toreó ni se colocó en el sitio. No asentó las zapatillas en ningún momento. Escuchó pitos para que terminara la labor.

4º ESCUETO, negro, entrepelado, 544 kg. Último toro de Liria en Logroño. Tomó otra vez el camino más breve y lo pasaportó esta venzo de manera breve, dos pinchazos, media estocada y tres descabellos. Destacó Carlos Casanova por su lidia.

5º ESCRIBANO, negro, entrepelado, bragado, meano, corrido. 549 Kg. El toro tras correr por el ruedo saltó la barrera. Ferrera vuelve a enloquecer la plaza con los garapullos. En su trasteo sólo destacaron algunas tandas por el lado izquierdo. Pinchazo y media. Por lo menos se le vieron ganas de agradar al respetable.

6º MOLINITO, negro, entrepelado, 512 kg. Diego en su principio de faena le dudó, perdiéndole continuamente pasos a un toro que se quedó andarín. Tres tandas en las que el sentido de la ligazón brilló por su ausencia. Asentó un poco las zapatillas  en la siguiente dándole algún derechazo largo pero enganchado. Al natural volvió el embrollo y los enganchones en el pitón más claro de toda la tarde.


Rubén Rodríguez Casas

Miembro Club Taurino Logroñés



TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí