Rioja2

Viernes 18 de Octubre de 2019Actualizado 22:00

GLA Black AMG
El 19 de septiembre de 2008

Tiempo de lectura: 03:13
|||

'El niño con el pijama de rayas' en San Sebastián

'El niño con el pijama de rayas', la mirada inocente de un niño sobre el Holocausto, ya tiene su versión cinematográfica.

Agencias

El best seller 'El niño con el pijama de rayas' del autor irlandés John Boyne, que recrea la mirada y la inocencia de un niño de ocho años alemán que desconoce el significado del Holocausto y la existencia de los campos de concentración nazis durante la II Guerra Mundial, ya tiene su homónimo en la gran pantalla gracias al director y guionista Mark Herman, quien ha presentado esta cinta en el Festival de Cine de San Sebastián.


Acompañado de dos de los actores protagonistas, Vera Farmisa y David Thewlis, y del autor del libro John Boyne, implicado en el proceso pero sin apenas intervenir, Herman explicó que este film no pretende ser otra película sobre el Holocausto sino ofrecer la perspectiva y el "ángulo original" que tiene de los acontecimientos un ñiño de ocho años, que vive en el seno de una familia acomodada.


Bruno es el niño alemán de ocho años, que tiene que cambiar de residencia, junto a su familia, por el trabajo de su padre y todo cambia en su vida cuando conoce a Shmuel, un chico de su misma edad que vive una extraña existencia paralela al otro lado de una alambrada.


"El monstruo de la película y de esta familia está oculto hasta el final", advirtió el director y guionista, cuyo reto más grande ha sido trasladar a la gran pantalla una historia que ya conocían tres millones de personas gracias al libro. "He querido ser fiel al espíritu del libro", aclaró Herman quien sabe que convertir un texto en película es para el autor, como entregar tu "bebé a un padre adoptivo". "Por eso no quería que John Boyne interviniera en la película, pero sí quería tener su aprobación y su apoyo", alegó.


DOS PRODUCTOS INDEPENDIENTES


En este sentido, Boyne explicó que quiso alejarse del film porque ambos proyectos (el libro y su versión cinematográfica) existen con independencia y son dos productos diferentes. A este respecto, añadió que en la película, desde el principio, se incluyen imágenes -como una esvástica-, que dejan claro el asunto central del film, mientras que en el libro la información sobre el Holocausto o los campos de prisioneros de judíos se va dosificando lentamente. "La gente que vaya a ver la película va a saber de qué se trata, por eso no hemos ocultado determinadas imágenes", argumentó John Boyne, que aprovechará su estancia en España para presentar su nueva novela 'Motín en la Bounty' (Salamandra).


Preguntado por la repercusión del film en los niños y si los dos actores protagonistas tuvieron consciencia de la dimensión de la tragedia histórica que estaban filmando, Herman explicó que la "ingenuidad" y el "desconocimiento" de los dos niños protagonistas de lo que fue el Holocausto era necesaria para hacer creíble esta película, y añadió que sólo en las últimas semanas de rodaje, ambos fueron conscientes, de verdad, de lo que estaban representando.


Asimismo, declaró que los niños deben ir conociendo paulatinamente esta tragedia histórica y es "necesario mantenerla viva" mediante cualquier tipo de ficción porque "los verdaderos protagonistas están ya casi en el final de sus vidas, y las nuevas generaciones tienen que conocer lo que ocurrió". "Espero que esta historia les sirva a muchos niños para que les entre curiosidad por lo que pasó en aquella época y quieran saber más", afirmó el director.


Por su parte, los dos actores adultos protagonistas, Vera Farmisa -quien interpreta a la madre de uno de los niños, cariñosa y compresiva pero en última instancia abnegada a las decisiones de un alto cargo de la cúpula militar nazi- y David Thewlis -que traslada a la gran pantalla la posible 'humanidad' que pudiera tener cualquier implicado en una matanza de tales dimensiones-, han basado sus interpretaciones en testimonios reales de personas que vivieron aquella tragedia: Farmisa, en las palabras de su abuela ucraniana, que vivió la guerra durante su adolescencia y que se quedó huérfana cuando sólo era una niña.


Por su parte, Thewlis aprovechó la biografía publicada de Rudolf Höss, comandante de Auschwitz, para construir su personaje. Thewlis apuntó que Höss era capaz de mostrar ternura por su familia y después ir y describir con normalidad lo que ocurría en los campos de concentración.

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí