Rioja2

Lunes 1 de Junio de 2020Actualizado 14:21

Coronavirus cabecera D6
Puertas abiertas UR cabecera
El 17 de septiembre de 2008

Tiempo de lectura: 02:00
|||

Alma gitana de Madonna

Redacción

El Estadio Olímpico de Sevilla consiguió, gracias a la presencia de la reina del pop, que cerca de 50.000 personas bailaran al ritmo de Madonna. En su concierto  al son de los músicos rumanos que integran el elenco de su gira mundial  Sticky & Sweet.

Con la reina del pop acompañada de numerosos romaníes al baile y una escenografía con pantallas de vídeo tridimensionales en las que se rendía un homenaje a la vida de los gitanos, un "te amo", "ándele" en mexicano, y bailes flamencos fueron la estrella de la noche.
Spanish Lesson o La Isla Bonita, Madonna

LOS SEVILLANOS

A pesar de que la mayoría de las entradas para el concierto en Sevilla se vendieron fuera de la ciudad, los foráneos también conectaron con la vena "gitana" de la artista, que en España ofrecerá otro concierto, el 18 de septiembre en Valencia, en el circuito Ricardo Tormo, de Cheste.
La artista estadounidense, de 50 años, aunque no los aparenta, ha mantenido vínculos con España y no ha ocultado nunca su admiración hacia españoles, como el actor Antonio Banderas o el torero sevillano Emilio Muñoz, con el que realizó en la década de los 90 el videoclip Take a Bow .

Cantó 22 canciones, las más conocidas y las de su último trabajo, Hard Candy. En Sevilla, que estos días celebra la Bienal de Flamenco, la cantante bailó sobre un descapotable blanco, saltó a la comba y sorprendió al público, de todas las edades, con los juegos de luz y sonido que le acompañan, hasta el punto de que cada canción parece un videoclip.

Cantó 22 canciones, las más conocidas y las de su último trabajo, Hard Candy, siempre acompañada de imágenes suyas de ayer y hoy y con referencias a sus inclinaciones políticas, como al candidato demócrata Barak Obama, a Teresa de Calcuta o Mandela.

Icono gay, lo que quedó patente entre sus espectadores en Sevilla, la artista de Michigan estuvo acompañada por 16 bailarines y doce músicos, y se cambió ocho veces de vestuario, algunos de conocidos modistas, como Givenchy, en los que predominaron las altas botas negras, las medias de rejilla y los grandes sombreros.

Algunas reventas que se quedaron con localidades sin vender. La actuación, que ha incluido la interpretación de temas como Vogue, Like a Prayer, Hung Up o Give it 2 me, estuvo repartida en cuatro partes diferenciadas, la citada Gipsy, otra denominada Pimp, un homenaje al Art Deco de los 20; Old School, un recuerdo a sus primeros años en Nueva York, y Rave, una incursión en el mundo futurista con influencias del lejano Oriente.

Los organizadores no han concretado el número de entradas vendidas, que no alcanzaron las 63.000 puestas a la venta, como se pudo comprobar por la cantidad de reventas que se quedaron con localidades sin

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
Coronavirus cuadrado D6Puertas abiertas UR cuadrado
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí