Rioja2

Domingo 31 de Mayo de 2020Actualizado 19:26

Coronavirus cabecera D9
Puertas abiertas UR cabecera
El 16 de septiembre de 2008

Tiempo de lectura: 02:16
|||

La gripe que se avecina

Una nueva y virulenta cepa procedente de Australia que se espera este otoño en Europa podría, según los expertos, provocar una epidemia de gripe severa.

Redacción

En 2007, Australia experimentó un importante incremento en los casos de gripe. Se llegó a triplicar el número de casos confirmados en laboratorio respecto a los cinco años anteriores. El principal responsable de este aumento ha sido un nuevo virus de la gripe del tipo A/H3N2, conocido oficialmente como A/Brisbane/10/2007(H3N2), según las explicaciones ofrecidas por el Centro colaborador de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Melbourne. Por ello, la OMS ha recomendado su inclusión en la vacuna de la gripe de este año para Europa.


Según hallazgos recientes, basados en el análisis de 13.000 muestras de virus  entre 2002 y 2007, los investigadores han descubierto que la familia de los virus A/H3N2 generalmente llegan a Oceanía desde el Este y el sudeste asiático, y viaja desde allí a Norteamérica, Europa, y posteriormente a Sudamérica. 


Anualmente, la Red de vigilancia global de la Gripe de la OMS analiza miles de muestras de virus en todo el mundo y predice cuáles serán las tres cepas con mayor riesgo para la salud humana en la temporada siguiente. De acuerdo a esta información, los fabricantes de vacunas cada año formulan una nueva vacuna contra la gripe.


Por primera vez en 20 años, la vacuna contra la gripe para 2008/2009 dirigida a la población del hemisferio norte tendrá tres cepas nuevas respecto al año anterior. La nueva composición incluye la nueva cepa A/H3N2, así como otras nuevas cepas A y B, conocidas como A/Brisbane/59/2007 (H1N1) y B/Florida/4/2006.


“Sabemos muy bien que los virus de la gripe cambian de un año a otro. Ésta es la razón por la que cada año necesitamos una vacuna nueva, así como volvernos a vacunar contra la gripe”, explica Bruno Lina, jefe del Centro Nacional de Gripe en Lyon, Francia. “La próxima temporada es particular, en el sentido de que entre las tres nuevas cepas de la vacuna se encuentra una que ha demostrado ser muy virulenta en Australia. Esto refuerza la importancia de cumplir con las recomendaciones de la autoridades sanitarias de vacunación anual contra la gripe”.


Se estima que anualmente en el mundo entre 250.000 y 500.000 personas, principalmente personas mayores, mueren a causa de la gripe y sus complicaciones. En Europa, provoca más fallecimientos que los accidentes de tráfico. El Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades (ECDC) estima que anualmente de 40.000 a 220.000 personas en la Unión Europea pierden la vida a causa de la gripe, frente a unas 40.000 muertes debidas a accidentes de tráfico.


El virus de la gripe afecta anualmente a cerca del 10% de la población adulta y a más del 30% de los niños. Suele ser más grave en las personas mayores debido a la mayor debilidad de su sistema inmune y a la frecuencia con la que padecen enfermedades crónicas, como enfermedades cardiopulmonares, renales o metabólicas. Es más, para las personas mayores y aquellas con enfermedades crónicas, el virus de la gripe no sólo es causa de una enfermedad primaria, sino que además puede derivar en graves complicaciones médicas, como la neumonía bacteriana secundaria, y agravar enfermedades de base como la insuficiencia cardiaca congestiva, el asma o la diabetes.


 

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
Coronavirus cuadrado D9Puertas abiertas UR cuadrado
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí