Rioja2

Domingo 31 de Mayo de 2020Actualizado 19:26

Coronavirus cabecera D9
Puertas abiertas UR cabecera
El 16 de septiembre de 2008

Tiempo de lectura: 02:05
|||

El siempre especial desfile de Ágata Ruiz de la Prada cerró el primer día de Cibeles

El desfile volvió a sorprender esta vez también por sus nuevos complementos, como los cascos decorados con el emblema de su firma, flores y corazones.

Europa Press

La diseñadora Ágata Ruiz de la Prada cerró ayer la primera jornada de la Cibeles Madrid Fashion Week con una colección Primavera-Verano 2009 que adapta la estética del cómic para convertir a la mujer de hoy en día en una superheroína vestida de colores vivos, gafas gigantes de cristal y sandalias de cuña acompañadas de calcetines naranjas.

La mujer de Ágata Ruiz de la Prada recicla su propio estilo recuperando combinaciones de colores de otras colecciones tales como el rojo y el rosa o el amarillo y el verde. Además, viste tejidos ecológicos porque es una mujer que recicla y se recicla cada día. Prueba de ello es el contraste entre los mini vestidos de manga corta con un corazón rosa en el pecho, tan característicos de la creadora, con tendencias modernas como los pantalones árabes de tiro muy bajo en color fuxia.

De la Prada es, además, una mujer práctica que elige vestidos de algodón, su tejido predilecto, atados en el cuello o con tirantes que se ciñen en el talle de la mujer para dejarse caer
en forma de falda de vuelo hasta la rodilla. Los estampados de flores, lunares o rayas, son una constante en esta línea. Los pantalones cortos de lino abrochados con un lazo en la cintura, o las mini faldas de volantes, son también muestra del estilo casual de la diseñadora.

Y, para las más superheroínas, nada mejor que las túnicas tricolor con bolsillos a los lados. Una composición que cae hasta los tobillos y en la que predomina la combinación blanco-amarillo-verde. Aún más atrevidos son los pantalones con estructuras rígidas en las caderas que la modista presenta con estampado de corazones fuxias y blancos y azules y blancos. Una forma más que original de resaltar las caderas de la silueta femenina.

Aunque, si una pieza provocó los aplausos del público, fue, sin duda, un vestido rosa con escote palabra de honor y un abanico de tules de colores que se abre desde la zona central de la falda como si de la cola de un pavo real se tratara.

En cuanto a las prendas de baño, la modista elige bikinis bicolor en tonos rojos y rosas o bañadores de cuerpo entero decorados con sus iconos más característicos. Para el próximo verano, la diseñadora también apuesta por un conjunto de dos piezas de color naranja cuya parte superior termina en un aro de alambre que deja libre la cintura y la cadera de la modelo.

Las prendas de la creadora van acompañadas de accesorios como sombreros con forma de cajas de regalo, pequeñas sombrillas para el pelo, gafas con lentejuelas, cascos de ciclomotor estampados en flores y corazones y bolsos de mil colores.

El desfile de Ágata Ruiz de la Prada puso el broche de oro a la primera jornada de la Cibeles Madrid Fashion Week, que hoy volverá a abrir sus puertas de la mano de Francis Montesinos.
TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
Coronavirus cuadrado D9Puertas abiertas UR cuadrado
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí