Rioja2

Domingo 20 de Octubre de 2019Actualizado 09:31

Adrenaline Webads
El 9 de septiembre de 2008

Tiempo de lectura: 02:04
|||

Promesa terapéutica

La tripanomiasis africana afecta a unos 400.000 personas. Acaba de identificarse una nueva estrategia para ponerle freno.

Redacción

Un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha estudiado la acción de las proteínas TOR, una conocida diana terapéutica en enfermedades como el cáncer, y de la rampamicina, un fármaco que inhibe su acción, en el parásito causante de la Enfermedad de Sueño o tripanosomiasis africana, con unos 400.000 afectados en el África subsahariana.


Los resultados del trabajo, que aparece publicado en la revista 'Proceedings' de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU., podrían constituir la base para la búsqueda de derivados del citado fármaco y mejorar así los tratamientos contra esta enfermedad, que puede llegar a ser mortal.


El equipo que dirige el investigador del CSIC Miguel Navarro en el Instituto de Parasitología y Biomedicina López-Neyra, en Granada, ha descrito dos proteínas (TbTOR1 y TbTOR2) que regulan el crecimiento celular del parásito que provoca la enfermedad, Tripanosoma brucei. Ambas proteínas, explica Navarro, forma parte de la familia de proteínas TOR, que en la actualidad es objeto de diversos estudios ya que son reguladores centrales de una cascada de señalización cuya función es esencial para la supervivencia celular.



Los investigadores trabajaron asimismo con la rampamicina, un fármaco capaz de unirse a las proteínas TOR con alta afinidad a través de la proteína FBBP12 para propiciar la inhibición de la proliferación y crecimiento celular.


“Esta acción convierte a la rampamicina en un fármaco antiproliferativo muy eficaz que es utilizado como antitumoral, antifúngico e inmunosupresor”, explica Navarro.


ENFERMEDAD DEL SUEÑO
Trypanosoma brucei es el agente causante de la tripanosomiasis africana, conocida como enfermedad del sueño en humanos. La Organización Mundial de la Salud sitúa el número de casos en humanos entre 300.000 y 500.000 en el África subsahariana. De varios miles de muertos en 1960, esta enfermedad ha pasado a ser responsable de 50.000 muertes en 2002.


Asimismo, la patología, que recibe el nombre de 'nagana' en ganado, causa importantes pérdidas en la cabaña ganadera en las regiones afectadas por valor de más de mil millones de dólares. El parásito se transmite por una mosca del género Glossina, la conocida mosca tse-tse.


La enfermedad se caracteriza por fiebres intermitentes que coinciden con picos de parasitemia. Cuando los parásitos atraviesan la barrera hematoencefálica e invaden el líquido cefaloraquídeo da comienzo la fase neurológica de la enfermedad con la sintomatología característica que incluye dolores de cabeza, confusión, alteraciones en el ciclo del sueño y finalmente coma cerebral.


Como explica Navarro, la enfermedad es letal si no es tratada. Además, el desarrollo de una vacuna eficaz está obstaculizado por la variación antigénica de la cubierta del parásito.”Actualmente, los fármacos empleados tienen el inconveniente de no ser efectivos las diferentes fases de la enfermedad o de poseer una toxicidad muy elevada”, concluye.

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí