Rioja2

Sábado 19 de Octubre de 2019Actualizado 15:11

Adrenaline Webads
El 3 de septiembre de 2008

Tiempo de lectura: 02:33
|||

Revolución sexual gracias a internet

Internet difunde prácticas sexuales para todo el mundo. Los temas tabú no se esconden en la red. En el seminario: 'Sexualidad: edades, discursos y vivencias' se intenta visibilizar a las personas de la tercera edad.

Agencias

El profesor de la Universidad Autónoma de Madrid José Ignacio Pichardo Galán ha considerado en Santander que Internet está "revolucionando" la sexualidad debido a las posibilidades de información, comunicación y de relacionarse que ofrece este medio.

Explica al respecto que la Red pone a disposición de la gente información que antes no tenía a su alcance al tiempo que difunde prácticas sexuales y "un montón de imágenes". Igualmente, permite a la gente relacionarse como se evidencia, precisamente, en el hecho de que sean las páginas de contactos "las más visitadas".

Además, afirma que "minorías" como puedan ser los homosexuales "encuentran su espacio" en Internet, un "sitio donde cabe todo", apostilla.

Pichardo Galán se pronuncia en estos términos con motivo de su participación en el Seminario 'Sexualidad: edades, discursos y vivencias' de la UIMP (Universidad Internacional Menéndez Pelayo) que dirige junto a la profesora de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona Maribel Blázquez.

En una rueda de prensa, en la que también ha partricipado la representante del Instituto de Gerontología y Servicios Sociales de Madrid, Mónica Ramos, Pichardo Galán insistió en que Internet está modificando la sexualidad en la medida en que la que "cambia" la forma en que la gente la "concibe".

La idea fue respaldad por Bláquez quien afirma que la Red constituye una "oportunidad" de abrir nuevos espacios de debates incluso sobre temas tabú como, por ejemplo, la eyaculación femenina.

"RETROCESO"

Frente a las posibilidades que la Red ofrece, la profesora considera por otro lado que en "ciertas cosas" del campo de la sexualidad se ha producido "un retroceso" entre muchas chicas jóvenes en comparación con generaciones precedentes.

"Nos seguimos encontrando con mujeres jóvenes que disfrutan de su cuerpo más como un deber porque se lo piden sus novios o porque tienen la exigencia que tienen que cumplir mandatos acerca de la sexualidad", comentó.

Blázquez señala que si bien los modelos de sexualidad y mandatos de género de cómo deben ser y comportarse hombres y mujeres afectan a ambos, parece que estas últimas tienen que "cumplir todas las expectativas" en las relaciones de pareja.

PERSONAS MAYORES

Por su parte, Mónica Ramos estima que un modelo sexual basado en la juventud y en el atractivo físico "elimina" la posibilidad de que las personas mayores "vean como natural" el poder seguir manteniendo relaciones sexuales "a todos los niveles y de todo tipo".

A su juicio, la sexualidad debe ir mucho más allá del coito y puede estar, por tanto, basada en fantasías, caricia, ternura o pasión, algo que, según dijo, "no puede decir absolutamente nadie que se acabe en algún momento de la vida".

"Somos seres sexuales desde que nacemos hasta que nos morimos, padezcamos Alzheimer, una discapacidad o vayamos en silla de rueda", sentenció Ramos, quien destaca que "las ganas de gozar, de disfrutar y de sentir placer lo tenemos a todas las edades".

Por ello, en el marco del seminario de la UIMP, la representante del Instituto de Gerontología y Servicios Sociales de Madrid, aboga por "visibilizar" el colectivo de personas mayores, uno de los más "invisibilizados" en cuanto a las relaciones sexuales.

En la misma línea, defendió la necesidad de "superar obstáculos", fundamentalmente los ligados a modelos familiares y modelos de comunicación, para promover y favorecer así una sexualidad "saludable".

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí