Rioja2

Lunes 18 de Noviembre de 2019Actualizado 23:32

Mercedes GLA 180 Black
El 1 de agosto de 2008

Tiempo de lectura: 01:43
|||

La Rioja, dormitorio de ETA

En 10 días, la Guardia Civil ha dado con tres viviendas y dos zulos en la región que el 'comando Vizcaya', desarticulado la pasada semana, utilizaba como bases operativas.

Redacción

Las últimas semanas han destapado a los riojanos aquello que muchos ya se barruntaban. No en vano, La Rioja ocupa un lugar estratégico que a menudo hacía sospechar de la presencia de los terroristas. Los descubrimientos de los últimos días no sólo lo constatan sino que descubren hasta qué punto ETA se sirve de esta región como centro operativo y laboratorio.


Desde el pasado martes, día 22, en que se registró el inmueble del padre de la joven Maialen Zuazo, ayudante de realización de ETB a la par que novia de Arkaitz Goikoetxea, jefe del comando Vizcaya, las evidencias no han dejado de aparecer. En el lugar, situado en la tranquila urbanización de El Cardizal, en la localidad de Ezcaray, habían planeado mantener retenido durante 48 horas al concejal del PSE en Eibar Benjamín Atutxa hasta asesinarlo.


A esta vivienda, se añadiría después un nuevo piso, propiedad de los padres de Iñigo Gutiérrez y ubicado en el edificio 'El fuerte II' de Ezcaray. Éste sirvió de laboratorio a los etarras para preparar atentados como el fallido en la Delegación de Defensa en Logroño o el de la Guardia Civil en Calahorra.



LOS ZULOS

Era jueves y, con las viviendas, aparecían también sendos zulos en Valgañón, muy cerca de Ezcaray y en el pequeño Pazuengos, junto a Santo Domingo de la Calzada.

Allí, y siempre en el marco de la operación 'Mike Papa' contra el llamado 'Complejo Vizcaya' de ETA, la Guardia Civil hallaba hasta 120 kilos de material explosivo, abundante munición, detonadores, temporizadores, un subfusil, ampollas de valium y medicamentos tranquilizantes, componentes electrónicos y diversidad de útiles necesarios para la elaboración de artefactos e, incluso, del secuestro.


El ex diputado general de Álava y actual senador del PP Ramón Rabanera y el juez Fernando Grande-Marlaska, ambos con casa en Ezcaray, estaban en el punto de mira de un comando, cuyo dirigente recaló ayer, jueves, nuevamente en La Rioja.


Esta vez, fue en Logroño, y lo hizo para presenciar el registro del tercer piso utilizado por los etarras en la región desde el comienzo de la operación policial. La Guardia Civil sospecha que los tres 'liberados' del 'complejo Vizcaya', Arkaitz Goikoetxea, Olga Comes y Jurdan Martitegi -éste último aún huido-, utilizaron el piso registrado en la capital riojana como retaguardia y base de operaciones desde enero y hasta pocos días antes de la operación.

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí