Rioja2

Jueves 21 de Noviembre de 2019Actualizado 22:33

Mercedes Clase A Q4 2019
Violencia de Género Gobierno
El 1 de agosto de 2008

Tiempo de lectura: 01:25
|||

Jurdan Martitegi se refugió allí tras colocar el coche-bomba de Calahorra

Los investigadores creen que los 'liberados' del 'comando Vizcaya' utilizaron el piso de Logroño como retaguardia.

Europa Press

La Guardia Civil sospecha que los tres 'liberados' del 'complejo Vizcaya', Arkaitz Goikoetxea, Olga Comes y Jurdan Martitegi -éste último aún huido-, utilizaron el piso registrado hoy en Logroño como retaguardia y base de operaciones desde enero y hasta pocos días antes de la operación del Instituto Armado.


Agentes del Laboratorio de Criminalística del Instituto Armado han examinado minuciosamente la vivienda intentando obtener restos biológicos o huellas de esos tres etarras y, eventualmente, de otros, pero su labor se ha visto dificultada por el hecho de que el dueño de la vivienda la limpiase recientemente con el objeto de volver a alquilarla, informaron fuentes de la investigación.


Por el momento, se tiene constancia de que Comes alquiló el piso en enero y que Goikoetxea siguió acudiendo a él, probablemente acompañado de Martitegi, después de que la etarra abandonara la disciplina del 'comando' para integrarse en la estructura militar de la banda en abril pasado en Francia. En el país vecino fue detenida el pasado viernes en compañía de uno de los responsables del aparato militar, Asier Eceiza.


Se trata de la tercera vivienda registrada en La Rioja desde el comienzo de la operación 'Mike Papa'. Los terroristas habían utilizado también un chalé en la urbanización El Cardizal, de Ezcaray, propiedad de los padres de Maialen Zuazo, detenida en Bilbao junto a su novio, Arkaitz Goikoetxea. Allí habían planeado mantener retenido durante 48 horas al concejal del PSE en Eibar Benjamín Atutxa hasta asesinarlo.


'FÁBRICA DE BOMBAS'

El viernes 25 de julio, la Guardia Civil encontró otro piso con garaje del que sospecha fue utilizado como la 'fábrica de bombas' del comando. Este último piso fue alquilado, al igual que el de Logroño.


Igualmente, los terroristas eligieron La Rioja como lugar para ocultar sus 'zulos'. En Valgañón, la Guardia Civil encontró el pasado jueves más de 130 kilos de explosivo y, al igual, que en el escondrijo registrado horas antes en Ezcaray, el material tranquilizante destinado al secuestro frustrado de Benjamín Atutxa.

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí