Rioja2

Sábado 14 de Diciembre de 2019Actualizado 18:47

Mercedes Clase B
Salud Responde estrecho
El 31 de julio de 2008

Tiempo de lectura: 02:18
|||

Dos etarras del 'comando Vizcaya' vivieron en el piso registrado en Logroño

El jefe del 'comando Vizcaya', Arkaitz Goikoetxea, presenció ayer, jueves, el registro de la vivienda, situada en la calle Isaac Albéniz del barrio El Arco, durante las más de cinco horas que ha durado su examen por parte de la Guardia Civil.

Redacción

Rondaban las cuatro menos cuarto de la tarde de ayer, jueves, cuando el jefe del 'comando Vizcaya', Arkaitz Goikoetxea, abandonaba el piso de Logroño en el que, durante cerca de cinco horas y media, agentes de la Guardia Civil realizaron un exhaustivo registro.


La vivienda, ubicada en la primer piso (puerta C) del portal número 6 de la calle Isaac Albéniz en la zona de El Arco, fue utilizada, según ha confirmado la Guardia Civil, por dos miembros del 'comando Vizcaya' -la ya detenida Olga Comes, entre ellos- entre enero y julio de este año.


Efectivos de la Guardia Civil con pasamontañas y técnicos especialistas en explosivos permanecieron toda la mañana en el interior del piso franco. Medios de comunicación y curiosos se mantuvieron a la puerta del bloque residencial en espera de noticias.


Sólo los paseos del perro de la Unidad Canina de la Guardia Civil, que también participó en la operación, y un par de salidas de técnicos en explosivos -algunos provistos de buzos de protección frente a posibles sustancias químicas- rompieron momentáneamente la larga espera hasta el término del registro, la salida del detenido y los agentes. Hasta tres grandes maletas y una decena de bolsas sacaron de la vivienda y metieron en uno de los vehículos de la Guardia Civil.


El registro, ordenado por el magistrado del Juzgado número 6 de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, en el marco de la operación 'Mike Papa' contra el denominado 'Complejo Vizcaya' de ETA, comenzó a primera hora de la mañana. Exactamente, alrededor de las diez y cuarto, los vecinos de la propia urbanización en la que se ubica el piso y bloques colindantes aseguraron haber visto entrar a los agentes al edificio.


Un bloque, en ladrillo rojo y balconada blanca, de reciente construcción, cinco pisos de altura y una veintena de viviendas, con jardín y piscina común, que el jueves vio alterada su tranquilidad. No en vano, la noticia fue toda una sorpresa para sus residentes, que, en su mayoría, reconocían no haber visto nada raro por allí. 


SORPRESA ENTRE LOS VECINOS
Entre el estupor, la indignación, el silencio y algunos bañistas que, a pesar de todo, continuaban disfrutando de la piscina de la urbanización, una vecina se atrevía, sin embargo, a asegurar que sí había visto a Arkaitz Goikoetxea una vez. “Fue un sólo día, en la piscina, yo estaba con mis nietas y él una hamaca, leyendo un libro”, afirmó. Cuando ayer se cruzó con el detenido a su salida del piso franco, no pudo reprimir un grito de “¡sinvergüenza!'


Según cuentan otros, el piso había cambiado de inquilino en numerosas ocasiones en los últimos meses. Actualmente, sin embargo, la vivienda parecía vacía. De hecho, todavía, cuelga un cartel con un teléfono móvil que publicita su alquiler. El propietario, residente en Logroño, no ha querido hacer declaraciones, pero una conocida página web de compra venta registra un anuncio del piso del pasado 26 de junio en el que se ofrece el arrendamiento por 550 euros mensuales.


La Guardia Civil ha reconocido que la colaboración ciudadana ha sido fundamental en la localización de esta vivienda en Logroño.

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí