Rioja2

Miércoles 20 de Noviembre de 2019Actualizado 10:06

Mercedes CLA Q4 2019
El 5 de julio de 2008

Tiempo de lectura: 01:22
|||

Radiación ultravioleta

Está claramente demostrado que la luz solar, la radiación ultravioleta de amplio espectro (incluye UV-A, UV-B y UV-C), y las lámparas y camas solares son agentes carcinógenos para los humanos.

Redacción

En el caso de los UV-B, son los más dañinos para los seres vivos de nuestro planeta y se los considera la principal causa del cáncer de piel. Por otro lado, los UV-A son los que llegan en mayor cantidad a la superficie del planeta (95%).

El papel cancerígeno de la radiación ultravioleta es muy evidente, de forma que hay una relación estrecha entre la mutación del gen supresor de tumores p53 y las radiaciones UV, haciendo que su presencia se considere como la “firma” de su actividad cancerígena. Más del 90% de los carcinomas de células escamosas contienen mutaciones de este gen, y asimismo estas mutaciones se encuentran en el 74% de las muestras de piel humana normal expuesta al sol y tan solo en el 5% de las de la piel no expuesta.

Por último, “también es bien conocida la relación entre el envejecimiento de la piel, diferentes enfermedades oculares y especialmente las cataratas, y las radiaciones solares”, comenta Manuel Merino.

FACTORES DE RIESGO

Existen una serie de factores de riesgo endógenos y exógenos que influyen en la población, haciéndola más propensa a padecer cáncer de piel. En cuanto a los primeros, están incluidos el tipo de piel, las personas de piel clara, con pecas, de pelo rubio o pelirrojo están genéticamente predispuestas a padecer tumores cutáneos por su menor capacidad para desarrollar el protector bronceado cutáneo; la predisposición familiar en los melanomas; y los estados patológicos que provocan inmunosupresión, tanto de causa congénita como adquirida, facilitan la aparición de neoplasias de la piel.

Con respecto a los segundos están las radiaciones solares, especialmente resulta dañina en los primeros años de la vida y las quemaduras solares en la infancia; las radiaciones ultravioletas de fuentes artificiales; y otros cancerígenos, como determinadas sustancias químicas (alquitrán) y otras contenidas en productos cosméticos.

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí