Rioja2

Miércoles 20 de Noviembre de 2019Actualizado 14:40

Mercedes GLC Q4 2019
El 26 de junio de 2008

Tiempo de lectura: 01:01
|||

Un vino submarinista

Una bodega francesa ha sumergido botellas de vino en un lago para saber cómo se conservan bajo el agua.

Redacción

La investigación para mejorar las técnicas de conservación es una constante en el mundo vinícola. Por probar una nueva técnica, una bodega francesa quiere saber qué puede suceder si se dejan botellas debajo del agua durante varias décadas.

La Fundación para la Cultura del Vino ha recogido el experimento que lleva adelante la bodega Henri Maire en Vouglans, en el este de Francia, que consiste en sumergir 276 botellas de vino tinto de Arbois en un lago artificial, a 60 metros de profundidad.

Al mismo tiempo se ha dejado la misma cantidad de botellas en una cava tradicional, para determinar qué diferencias hay entre ambos vinos.

Para colocar las botellas se ha elegido las ruinas de un antiguo monasterio, la Chartreuse de Vaucluse, que quedó sumergido en 1968, cuando se construyó una presa y se inundó toda el área para formar el lago artificial.

TEMPERATURA
Los vinos se conservarán a una temperatura de 4 grados centígrados, con una presión atmosférica de 7 bares y 8
miligramos de oxígeno por litro.

Cada 20 años se retirarán 24 botellas para ver cómo han evolucionado los vinos en comparación con los que se conservaron en la cava. Las últimas botellas serán recuperadas en el año 2055.

Ubicada en la localidad de Arbois, Henri Maire es una de las bodegas más grandes del departamento francés del Jura, al este de Francia, donde posee más de 300 hectáreas de viña.

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí