Rioja2

Martes 15 de Octubre de 2019Actualizado 22:32

EQC
El 17 de abril de 2008

Tiempo de lectura: 02:23
|||

“No podemos vivir sin humor”

La risoterapia está de moda. María Jesús Sáenz de Miera, Alejandro Mora y Jesús Martínez hablan sobre esta forma positiva de afrontar las dificultades de la vida.

Redacción

La risoterapia está de moda. Sin embargo, muchos se preguntan en qué consiste este asunto y de qué manera puede contribuir a mejora nuestro estado de ánimo. “La risoterapia eres tú”. Con esta rotundidad, María Jesús Sáenz de Miera, incide en que la risoterapia no es más que una actitud, una mirada positiva para superar las dificultades. “La risoterapia ayuda a desdramatizar las situaciones adversas”.

Esta profesara, junto al psicólogo Alejandro Mora y el también profesional docente Jesús Martínez, impartió en la noche del miércoles una charla en el Centro Cultural Caja Rioja-
Gran Vía bajo el título El humor en la vida cotidania: la risoterapia. “No podemos vivir sin humor”, insistió Sáenz de Miera durante su intervención ante un centenar de personas en un acto organizado por la Asociación de Amigos del Plus Ultra. Rioja2.com mantuvo un breve encuentro con los tres momentos antes del inicio de la conferencia.

— ¿Se ha perdido el sentido del humor?
M. J. S. d. M. — Creo que sí. Es una característica de los tiempos que vivimos. Estamos todos muy crispados.
A. M. — En el ámbito laboral, la pérdida del humor es una realidad. Cada vez hay más presión, cada vez se pide que se hagan más cosas y todo es a costa de otras cosas que nos acercan al placer. El humor es un ejemplo.

— ¿Qué recetas se pueden aplicar en el trabajo o en el día a día para recuperar el sentido del humor?
A. M. — Recordar que tenemos esa capacidad de utilizar el sentido del humor. Es un sentido que cuanto más se utiliza, mejor funciona.

LA RISA ALARGA LA VIDA
— Dicen que la risa alarga la vida, ¿qué hay de cierto en este dicho popular?
A. M. — Hay estudios que certifican que la risa aumenta nuestro nivel de defensas. Por tanto, es cierto.

— También se afirma que reírse de uno mismo es síntoma de salud, ¿es verdad?
J. M. — Claro que sí. Sonreír no supone únicamente utilizar los músculos de la cara sino que afecta a todo nuestro organismo. Se agiliza la mente y también el cuerpo.

— ¿Se puede aprender a reírse de uno mismo?
J. M. — Pienso que se puede trabajar y las sesiones de risoterapia ayudan bastante a conseguir este objetivo. La convivencia, la relación y la vinculación con otras personas resultan también fundamentales.

— Es de suponer que en sus trabajos, aplicarán sus propias enseñanzas.
M. J. S. d. M. — Por supuesto. Yo defiendo la risa y la risoterapia en relación con el humor porque te ayuda a desdramatizar situaciones. Y esta enseñanza se puede aplicar a todas las situaciones y a todos los trabajos. Como se dice, al buen tiempo, buena cara.

PÚBLICO
— ¿Existe un perfil del público que recurre a la risoterapia?
M. J. S. d. M. — Creemos que sí, aunque es una disciplina abierta a todo el mundo. Nosotros tres, siendo muy diferentes, compartimos esta misma visión sobre la importancia del humor.

— La ironía, ¿está en extinción?
J. M. — Sí, es cierto. Y eso que resulta imprescindible. La ironía es la manifestación del optimismo de una forma más fina o sutil.

TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí