Rioja2

Miércoles 16 de Octubre de 2019Actualizado 16:12

GLC Coupé
El 17 de abril de 2008

Tiempo de lectura: 02:23
|||

Viaje alucinante

Disponer de máquinas moleculares, moléculas diseñadas para hacer un trabajo concreto dentro de nuestro cuerpo es una realidad cada vez más cercana.

Redacción

Lo aseguran los especialistas reunidos en el 13º Simposio Científico de la Fundación Lilly “Química: Ciencia en la Frontera”. La nanotecnología es asimismo una de las áreas de investigación prioritarias a nivel europeo. “Se cree que estas partículas podrían trasladar los fármacos hasta el punto donde fuera preciso que actuasen”, explica Miguel Yus, catedrático del Departamento de Química Orgánica de la Universidad de Alicante y codirector del simposio. “Son moléculas de las que se conoce su estructura, y se pueden manipular y adaptarse para que interaccionen con una determinada molécula, por ejemplo, con un fármaco, y sean capaces de trasladarlo hasta un determinado punto del cuerpo humano”.

Estas máquinas moleculares podrían moverse a través del torrente sanguíneo para, bien destruir células cancerosas, causar efectos inmunológicos o actuar sobre el ADN. “Lo que ha reflejado la ciencia ficción de inyectarnos una máquina en una vena para deshacer, por ejemplo, un trombo, puede estar en el horizonte de estas investigaciones”, señala Julio Álvarez-Builla, catedrático de Química Orgánica de la Universidad de Alcalá y codirector del simposio.

Hoy en día ya se pueden generar moléculas muy pequeñas que actúan como interruptores o sensores en el sistema electrónico a escala molecular. “Tiene muchas aplicaciones y se prevé que tenga muchas más, si bien aunque se habla de la posibilidad de llegar a generar nanoordenadores, de momento tiene más de futurible que de presente”, matiza el profesor Yus.

Para el profesor Álvarez-Builla, “esto nos depara una miniaturización de los sistemas mecánicos y electrónicos a escala molecular que es como miles y miles de veces la miniaturización que conseguimos ahora”. De hecho, estaríamos hablando de angstroms, la mil millonésima parte del metro (en 1 centímetro hay 100 millones de angstroms). “Si llegamos a controlar esto se podría llegar a actuar en dimensiones de mucho interés”, añade el profesor Yus.

La nanotecnología supone un campo muy amplio para los químicos. A este respecto, el doctor José Antonio Gutiérrez, director de la Fundación Lilly, indica cómo “el 7º Programa Marco de la Unión Europea para el fomento y apoyo a la I+D ha señalado las Nanociencias, Nanotecnologías, Materiales y Nuevas Tecnologías de la Producción como una de las áreas de investigación prioritarias con un presupuesto de 3.475 millones de euros para el periodo 2007-2013”.

TERAPIA GÉNICA

La química también tiene un espacio muy importante en el desarrollo de la terapia génica. Según han señalado los especialistas, la doble hélice de ADN ha demostrado ser un conductor eficiente del transporte de reacciones de carga molecular a larga distancia in vitro, por ello, desde la química de síntesis se puede operar sobre el ADN, romperlo en determinadas zonas, repararlo y volver a regenerar la doble hélice una vez transformada.

Entender la base molecular de los procesos biológicos proporciona una herramienta poderosa para el desarrollo de la medicina, incluyendo la biotecnología. “Esto permitirá impedir la expresión de determinados genes que originan enfermedades como la diabetes o el Alzheimer”, concluye el profesor Álvarez-Builla.

TAGS:
|||

A favor En contra

USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí