Rioja2

Lunes 16 de Diciembre de 2019Actualizado 22:40

Mercedes Clase B
Comercio Soy Navidad
Salud Responde estrecho
El 25 de marzo de 2008

Tiempo de lectura: 03:36
|||

Reabierta la estación fantasma

La antigua estación de metro de Chamberí, cerrada desde 1966, vuelve a abrirse al público para mostrar la historia del suburbano.

Europa Press

La antigua estación de Metro de Chamberí, cerrada desde 1966, ha vuelto a abrir sus puertas como 'Andén 0', un nuevo museo donde los madrileños podrán conocer la historia de Madrid y del suburbano desde principios del siglo XX. La vieja estación se convierte así, junto con la antigua Nave de Motores de Pacífico, construida en 1919 para suministrar electricidad a las máquinas ferroviarias de la compañía, en dos sedes del nuevo Centro de Interpretación de Metro de Madrid.

El nuevo museo, inaugurado este lunes por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, y el consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad, Manuel Lamela, tiene como otro de los objetivos recuperar una parte de la memoria colectiva y de los espacios que la conservan así como destacar la Historia de Metro de Madrid y la importancia del transporte como motor de la economía y el cambio social de la ciudad.

Gallardón indicó que el Metro fue la "primera ventana al futuro a la que se asomaron todos aquellos madrileños que pensaban que Madrid era un poblachón manchego lleno de subsecretarios" y que su introducción en la ciudad supuso "un instrumento no sólo para dar respuesta a la movilidad como factor de competitividad sino que también supuso introducirse en la modernidad".

Este proyecto proviene de un acuerdo conjunto entre el Ayuntamiento de la capital y Metro de Madrid, que en diciembre de 2005 determinaron que la Administración local ejecutará la rehabilitación de ambas infraestructuras, en las que se ha invertido un total de 6,3 millones de euros, 3,8 millones en Chamberí, y 2,5 millones para la sala de motores.

Este mismo año se establecieron además nuevos acuerdos para abrir al público ambos espacios "paralizados en el tiempo, y que mantienen intacto su ambiente misterioso y fascinante", apuntó Gallardón. Los gastos de los servicios de mantenimiento en estos dos centros supondrán cerca de 800.000 euros anuales cofinanciados por los dos organismos. El Ayuntamiento se encargará de los costes de atención al público y Metro de Madrid, de los gastos de limpieza y seguridad.

REHABILITACIÓN DE LA ESTACIÓN

Los trabajos de recuperación de la estación de Chamberí, iniciados en 2006, se han llevado a cabo según el proyecto de los arquitectos Pau Soler y Miguel Rodríguez, apuntó el alcalde madrileño. Su intervención ha consistido en la restauración íntegra del interior, suelos, muros, bóvedas y carteles publicitarios, así como la recuperación del mobiliario y de los andenes originales, y la creación de un nuevo acceso, ya que el original había desaparecido.

Así, los visitantes podrán comprobar cómo era la antigua estación con la taquilla principal, la de refuerzo y la de revisión de billetes, además de observar los antiguos carteles colgados del tablón de avisos donde se informaba a los usuarios de las tarifas y de los horarios.

Además, se conservan los "rombos" originales de Metro y los anuncios publicitarios en paños de azulejos de "productos que ya no existen, de comercios que ya están cerrados y de teléfonos con cuatro dígitos como el de una tienda situada en la calle Montera", señaló Gallardón, que recordó que este lugar ha sido para muchos madrileños la popularmente conocida como "estación fantasma" y ahora podrán visitarla de cerca--hasta el momento sólo se podía ver desde el vagón de la línea 1 a su paso por la vía que une las estaciones de Iglesia y Bilbao--.

En el caso de la Nave de Motores de Pacífico, el proyecto es del arquitecto Carlos Puente y ha consistido en la recuperación del aspecto original del edificio, de la limpieza y restauración de la maquinaria y elementos del inmobiliario y la creación de un espacio de acogida para el público.

Tanto la estación de Chamberí como la Nave de Motores se abrirán al público de martes a viernes de 11.00 a 19.00 horas, mientras que los sábados, domingos y festivos abrirán de 10.00 a 14.00 horas. Su entrada será gratuita y contarán con visitas guiadas en grupo.

La estación de Chamberí, ideada por el arquitecto Antonio Palacios, que se inspiró en el aspecto de las estaciones parisinas de la época, pertenece al primer tramo de la red inaugurado en 1919. Fue clausurada en 1966, cuando Metro decidió alargar las estaciones de la línea 1 para introducir trenes de mayor capacidad, con seis vagones. Chamberí quedó fuera de estas obras porque estaba ubicada en una curva y su ampliación era imposible, y además estaba muy cerca de otras dos estaciones, la de Iglesia y Bilbao.

La Nave de Motores se cerró en 1972, después de estar casi 50 años solventando posibles insuficiencias de suministro eléctrico y prestando un mejor servicio de la red de Metro. A lo largo de sus años de funcionamiento llegó a suministrar electricidad tanto a los subestaciones del suburbano como a la población madrileña durante la Guerra Civil.
TAGS:
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí