Rioja2

Domingo 20 de Octubre de 2019Actualizado 21:21

Adrenaline Webads
El 27 de febrero de 2008

Tiempo de lectura: 01:35
|||

La terapia se esconde en la saliva

El hallazgo de un grupo de investigadores del CSIC abre una nueva vía de intervención contra una ‘enfermedad olvidada’ que afecta a 12 millones de personas.

Redacción

Un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha descubierto que la histatina, una sustancia presente en la saliva y que el organismo utiliza como primera línea de defensa, es capaz de matar al parásito que provoca la leishmaniasis. El hallazgo abre una nueva vía de intervención contra esta enfermedad, que afecta a unos 12 millones de personas, principalmente en países en vías de desarrollo.

El investigador del CSIC Luis Rivas, del Centro de Investigaciones Biológicas (del CSIC), en Madrid, explica que el grupo decidió centrar su trabajo en péptidos antimicrobianos, entre otros aspectos, por su alta capacidad de acción frente a patógenos. “Este tipo de agentes constituyen la primera barrera defensiva del organismo. Por eso, se encuentran o son inducidos rápidamente en localizaciones o fluidos corporales que establecen el primer contacto frente a patógenos como es el caso de lágrimas, semen o saliva”.

De los posibles péptidos, los autores optaron por la histatina por su probada actividad protectora frente a hongos. Este péptido nunca entraría en contacto con el parásito que provoca la leishmaniasis, cuya principal ruta es la picadura de un mosquito, de la familia Phlebotomus. En menor medida, también puede contraerse a través de una transfusión de sangre contaminada o por compartir jeringuillas.

NUEVA VÍA TERAPÉUTICA

El poder leishmanicida de la histatina abre una nueva diana contra esta patología, diferente de la farmacología habitual. Asimismo, su capacidad para penetrar en las células sin necesidad de que exista un receptor, sugiere su uso como herramienta nanotecnológica para avanzar en el conocimiento del parásito. “Fármacos, ácidos nucléicos u otros péptidos podrían introducirse en la leishmania, unidos a la molécula de la histatina”, apunta Rivas.

El investigador del CSIC puntualiza que esta nueva línea de investigación también presenta inconvenientes: “El principal problema práctico que podría presentar una terapia basada en histatinas es el alto costo de su síntesis, comparado con fármacos habituales. Sin embargo, una terapia génica, induciendo la expresión del péptido en el lugar de infección, podría solucionar el problema del coste económico”.

TAGS:
|||

A favor En contra

USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí