Rioja2

Domingo 20 de Octubre de 2019Actualizado 21:21

Adrenaline Webads
El 27 de febrero de 2008

Tiempo de lectura: 03:06
|||

Preocupante avance de la tuberculosis

La Organización Mundial de la Salud diagnostica las mayores tasas de tuberculosis farmacorresistente registradas hasta la fecha.

Redacción

En un informe que presenta los resultados de la mayor encuesta hecha hasta ahora sobre la tuberculosis que no responde a la medicación, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha registrado tasas récord de tuberculosis multirresistente.

El informe, titulado 'La tuberculosis multirresistente en el mundo', se basa en la información recopilada entre 2002 y 2006 en 90.000 pacientes con tuberculosis de 81 países. El documento revela asimismo la existencia de tuberculosis ultrarresistente, una forma prácticamente intratable de la enfermedad, en 45 países.

Los datos también demuestran la relación entre la tuberculosis multirresistente y la infección por VIH. Las encuestas realizadas en Letonia y Donetsk (Ucrania) han revelado que la tuberculosis multirresistente es casi dos veces más frecuente en los pacientes infectados por el VIH que en los no infectados por este virus.

Tras un análisis de los datos de la encuesta, la OMS calcula que cada año se producen en todo el mundo cerca de medio millón de nuevos casos de tuberculosis multirresistente (aproximadamente un 5% de los nueve millones de nuevos casos anuales de tuberculosis). La tasa más elevada se registró en Bakú, la capital de Azerbaiyán, donde cerca de un cuarto de los nuevos casos de tuberculosis (22,3%) fueron multirresistentes.

Las cifras correspondientes fueron del 19,4% en Moldova, del 16% en Donetsk (Ucrania), del 15% en el distrito de Tomsk (Federación de Rusia), y del 14,8% en Tashkent (Uzbekistán). Estas cifras superan las mayores tasas de farmacorresistencia publicadas en el último informe de la OMS (2004). Los datos obtenidos en China indican que la tuberculosis multirresistente también está muy extendida en ese país.

«Es necesaria una lucha frontal contra la tuberculosis farmacorresistente. Si los países y la comunidad internacional no son capaces de hacerle frente de forma audaz ya mismo, perderemos la batalla», ha dicho Mario Raviglione, Director del Departamento Alto a la Tuberculosis de la OMS. «Además de luchar específicamente contra la tuberculosis farmacorresistente, lo cual nos permitirá salvar muchas vidas, los programas de todo el mundo tienen que mejorar inmediatamente su capacidad de diagnóstico rápido de todos los casos de tuberculosis y tratarlos rápidamente, que es la mejor forma de evitar la aparición de la farmacorresistencia.»

Por primera vez, el informe mundial incluye un análisis de la tuberculosis ultrarresistente. Sin embargo, como son pocos los países que en la actualidad están equipados para diagnosticar esta forma de la enfermedad, los datos disponibles en el informe son limitados.

Aunque el informe destaca la magnitud de la farmacorresistencia, también señala algunos éxitos. Hace 13 años, Estonia y Letonia eran consideradas por la OMS como zonas álgidas de tuberculosis farmacorresistente. Hoy día, tras importantes inversiones y una lucha constante contra la tuberculosis multirresistente, estas tasas se están estabilizando en ambos países bálticos, y las tasas de notificación de casos están disminuyendo.

En algunas zonas del mundo todavía se desconoce la verdadera magnitud del problema. Sólo seis países de África (la región con mayor incidencia de tuberculosis) pudieron proporcionar datos sobre la farmacorresistencia para este informe. En otros países de la región no se pudieron llevar a cabo las encuestas porque carecen del equipo y del personal necesarios para identificar la tuberculosis farmacorresistente. «Sin estos datos resulta difícil calcular la verdadera carga de tuberculosis multirresistente y ultrarresistente en la región y sus tendencias. Es probable que se estén produciendo brotes de farmacorresistencia que pasan inadvertidos», ha dicho Abigail Wright, autora principal del informe.

La OMS calcula que en 2008 serán necesarios 4.800 millones de dólares para el control general de la tuberculosis en los países de ingresos moderados o bajos, incluidos 1.000 millones de dólares  para la tuberculosis multirresistente y ultrarresistente. Sin embargo, hay un déficit financiero general de 2.500 millones, en el que se incluye un déficit de 500 para la tuberculosis multirresistente y ultrarresistente.

«La amenaza que supone la tuberculosis farmacorresistente exige que superemos estos déficit, tal como se propone en el Plan Mundial para Detener la Tuberculosis, una hoja de ruta para que en 2015 se haya logrado reducir a la mitad la prevalencia y la mortalidad de la tuberculosis en comparación con las cifras de 1990,» ha dicho el Dr. Marcos Espinal, Secretario Ejecutivo de la Alianza Alto a la Tuberculosis. «El Plan también señala otros imperativos: recursos suficientes para investigaciones que permitan encontrar nuevos métodos diagnósticos, nuevos fármacos eficaces frente a las cepas resistentes y una vacuna antituberculosa eficaz.»

TAGS:
|||

A favor En contra

USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí