Rioja2

Domingo 20 de Octubre de 2019Actualizado 11:42

Adrenaline Webads
El 20 de febrero de 2008

Tiempo de lectura: 03:44
|||

Los pasajeros opinan: "Cómodo y rápido"

Los pasajeros de los primeros AVE Madrid-Barcelona destacan su comodidad y rapidez.

Europa Press

Los pasajeros de los trenes que este miércoles estrenaron el AVE Madrid-Barcelona, los que partieron a las 6.00 horas desde la capital y la Ciudad Condal, respectivamente, destacaron la comodidad, el confort y el ahorro de tiempo de este modo de transporte en relación con el avión.

La mayoría de los pasajeros de estos primeros AVE consultados viajaban por motivos profesionales, aunque también formaron parte del pasaje, en el caso del Barcelona-Madrid, niños y bebes. Destacan los casos de un turista latinoamericano que se propuso estrenar el AVE aprovechando su estancia en Madrid y el de una "fan de los trenes" que tampoco quiso perderse el primer viaje a Barcelona.

El primer tren AVE Madrid-Barcelona apenas contaba con un centenar de viajeros, dado que los otros cincuenta pasajeros constituía el grupo de periodistas acreditados para cubrir el trayecto, que resultó así animado por el ir y venir de los informadores.

De entre los pasajeros, Natalia, trabajadora de Thales, una de las empresas encargadas de la instalación del sistema de seguridad de la línea ferroviaria, se confesó una "fan de los trenes" y se mostró "entusiasmada" con el viaje. "El AVE es más cómodo, te ahorra los jaleos de los aeropuertos y te lleva desde centro hasta centro de ciudad", destacó.

En la misma línea se manifestó Lope Tudela, un hombre de mediana edad que aseguró viajar por motivos profesionales y para el que "el avión parece un poco descartable a partir de ahora" en los trayectos entre Madrid y Barcelona.

Por su parte, Carmen Elena Domínguez, profesional del mundo de la moda de origen colombiano, confesó que tenía que viajar hasta Barcelona en el día de hoy y decidió estrenar el AVE. "El avión se ha vuelto muy incómodo", indicó, "incluso el viaje en taxi hasta las estaciones de tren resulta más barato que hasta los aeropuertos en las dos ciudades", subrayó, para después sorprenderse de la poca ocupación del primer tren.

"LA VELOCIDAD NO SE SIENTE"

El turismo constituía el motivo de viaje de Carlos O'Leill, un ciudadano de Puerto Rico que estaba en Madrid como turista y que, según confesó, al "oir en las noticias" el estreno del AVE decidió formar parte del primer pasaje para probar este tipo de ferrocarril y pasar una jornada en Barcelona. Así, se declaró "entusiasmado y contento" de haber estado en Madrid para probar el AVE, "una oportunidad única", según la calificó. "Desde mi país viajo mucho en avión y me parece fantástico el tren. Es muy cómodo. La velocidad no se siente", manifestó.

Por su parte, el joven Joaquín Messeguer, químico de profesión, tomó el primer AVE de la mañana por motivos personales, para visitar a su familia en Barcelona. "Tenía billete para un Alvia de ayer por la tarde y lo perdí. La mala suerte de perder un tren se ha convertido en la buena suerte de hacer el primer viaje del AVE", explicó.

El joven mostró su disposición a viajar entre las dos ciudades en tren, pero siempre que pueda planificar su viaje con la suficiente antelación como para poderse acoger las tarifas de bajo coste que Renfe ha articulado. En su opinión, el tren es más cómodo, te permite desplazarte desde el centro de las ciudades y ahorrarte los controles de los aeropuertos, aunque aún puede resultar un poco caro.

En cuanto al pasaje del AVE Barcelona-Madrid, uno de los 250 viajeros destacó que en el tren "se puede trabajar tranquilamente sin tener que apagar el teléfono móvil o el ordenador en los despegues y aterrizajes". Otro pasajero subrayó la "anchura y comodidad de los asientos". No obstante, hubo quien apuntó que si se va "muy cargado de equipaje, puedes tener problemas para dejar las maletas cómodamente".

NORMALIDAD Y PUNTUALIDAD

Los viajes de los primeros viajes del AVE Madrid-Barcelona se desarrollaron con normalidad, y se caracterizaron por el gran número de periodistas que cubrieron el trayecto.

Los trenes circularon a una velocidad comercial de unos 240 y 250 kilómetros a la hora y llegó a alcanzar la velocidad punta de 300 kilómetros a la hora para la que está preparada la línea, si bien hubo tramos en los que se situó por debajo de los 100 kilómetros por hora. Con todo, los primeros trenes llegaron incluso con unos minutos de antelación sobre el horario previsto, ocho en el caso del que llegó a Sants y cinco el que arribó a Atocha. La tripulación ofreció sobre las 7.00 horas un desayuno a los viajeros de clases preferentes y club y en el conjunto del pasaje se repartió un detalle en recuerdo del primer viaje.

El AVE Madrid-Barcelona se puso directamente en servicio comercial sin inauguración oficial, tal como ya anunció el Gobierno por la proximidad de la campaña electoral. No obstante, el presidente de Renfe, José Salgueiro, junto a otros directivos de la compañía acudieron a la estación de Satns a supervisar la llegada del primer tren y regresó a Madrid en el que partió de Barcelona a las 10.00 horas. Asimismo, el director de AVE Larga Distancia de la operadora, Abelardo Carrillo, realizó el primer viaje Barcelona-Madrid.

TAGS:
|||

A favor En contra

Teatro Bretón. Festival Teatro
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí