Rioja2

Domingo 20 de Octubre de 2019Actualizado 14:08

Adrenaline Webads
El 18 de febrero de 2008

Tiempo de lectura: 03:17
|||

Mujeres de bandera

La Asociación de Mujeres Intercultural de La Rioja, Amiras, apoya al colectivo de inmigrantes para favorecer su integración en la sociedad y fomentar la interculturalidad en la comunidad.

Redacción

El espacio que la sociedad siempre ha otorgado a las mujeres ha sido mínimo. Con el paso de los años la situación está cambiando y poco a poco su voz resuena con más fuerza. Pero si las mujeres españolas ven su situación complicada, las mujeres inmigrantes lo tienen aún más difícil, porque a esas pequeñas diferencias hay que añadir las limitaciones idiomáticas y culturales. Para ello se creó la Asociación Amiras, para apoyar a este colectivo, informarles sobre sus derechos y deberes dentro del país, además de ayudarles a integrarse en la sociedad.

Amiras realiza diferentes actividades con las mujeres inmigrantes que colaboran con la asociación de manera voluntaria. Los conocimientos y experiencias que cada una tiene las intercambia con el resto de compañeras que acuden a Amiras. Así realizan excursiones, programas y acciones culturales, acciones formativas y de ocio o intercambios con otras organizaciones para favoracer la multiculturalidad y la integración. Pero además Amiras nació con el objetivo de constiturse como un colectivo de mujeres que quieran dedicar su apoyo y sus recursos de tiempo, medios o conocimientos para fomentar que La Rioja sea intercultural.

Las socias de Amiras se reúnen cada jueves de 18.00 horas a 19.30 horas en La Merced para intercambiar ideas y propuestas que llevar a cabo en sesiones posteriores. Concretamente, en esta ocasión, como si de una reunión familiar se tratara, mujeres de diversos países como Pakistán, Marruecos, Perú, Rumanía o Brasil, se reunieron en torno a una sesión de peluquería capitaneada por Yanina. Así cada una de ellas observaba cómo su compañera compartía sus conocimientos de peluquería con el resto de las mujeres.

Pero no sólo de esas reuniones se comparten habilidades, sino que se transforma en un punto de encuentro en el que comparten experiencias, vivencias y hacen nuevas amistades. "Aquí estamos como en casa", explica Mónica Zudor, una de las socias de Amiras. La reunión se mantiene como una excusa para que las mujeres de la asociación se relacionen entre ellas, charlen sobre las cosas que les inquietan, aprendan actividades nuevas y obtengan un apoyo especial.

Concretamente Fátima y Awa, dos mujeres asentadas en Logroño cuyo origen reside en Mali, acudían por primera vez a Amiras para conocer de primera mano la asociación. Su impresión resultó positiva y aunque reconocían tímidamente que todavía no hacían muchas cosas, vieron que Amiras era positivo para ellas porque "nos ayudan a integrarnos", afirma Fátima. Ellas han vivido de en primera persona las dificultades que han tenido que sortear al llegar a un nuevo país. "Tienes que encontrar trabajo y es muy difícil porque el color y el idioma son inconvenientes muy grandes", explica Fátima.

Pero no sólo Amiras da la posibilidad de que las mujeres se relacionen y puedan enseñar sus destrezas personales y costumbres de sus países de origen, sino que además trabaja con ellas para que se formen, adquieran nuevos conocimientos y puedan acceder al mundo laboral. Una mujer paquistaní, Shadia, reconoce que obtuvo información de Amiras a través de una amigas marroquíes, que aunque no lleva mucho tiempo participando activamente en la asociación, considera que las actividades que realiza y los fines que persigue "está muy bien porque ayuda a las mujeres". "Hay que salir de casa para aprender, porque el idioma es muy importante y la integración también", asevera.

En especial ahora están desarrollando un servicio de traducción y de mediación en apoyo al servicio de los trabajadores sociales de Servicios Sociales Municipales del Ayuntamiento de Logroño. A través de esta actuación las mujeres de Amiras interactúan de mediadoras junto con un trabajador social para informar a inmigrantes que no comprendan el castellano en idiomas como el rumano, urdú, árabe, polaco, portugués, inglés, francés, alemán y ruso. Esta iniciativa ha recibido una subvención de 12.000 euros "muy importante", afirma la presidenta de Amiras, Pilar Ruiz, que permite a las mujeres cobrar por el trabajo que realizan, que Ruiz considera que es "fundamental".

Otro de los aspectos que ha subrayado Pilar Ruiz ha sido que el trabajo con la mujer inmigrante "es muy importante porque todo lo que incida directamente sobre ella tiene un efecto multiplicador", ya que lo que "ellas asimilen lo van a transmitir a sus hijos". Por ello en estos momentos desde Amiras están trabajando activamente en la inserción laboral de las mujeres inmigrantes para que puedan optar a una mejor calidad de vida.

TAGS:
|||

A favor 1 En contra 0

Teatro Bretón. Festival Teatro
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí