Rioja2

Domingo 20 de Octubre de 2019Actualizado 15:48

Adrenaline Webads
El 11 de febrero de 2008

Tiempo de lectura: 02:17
|||

Los indicios sobre la nueva cúpula surgieron a finales de 2007

La investigación revela que Batasuna encuentra serios problemas para reclutar nuevos miembros como fruto de la mayor presión judicial y policial.

Europa Press

El trabajo de las Brigadas Provinciales y de la Comisaría General de Información de la Policía permitió detectar una incipiente nueva Mesa Nacional de Batasuna en los últimos días de 2007. Tras la operación de Segura (Guipúzcoa) del 4 de octubre de 2007, la cúpula de la formación ilegalizada quedó seriamente dañada y en las semanas posteriores sus reuniones eran esporádicas y a ellas no acudían más de media docena de responsables radicales.

Sin embargo, la maquinaria de la izquierda abertzale, acostumbrada a moverse en la clandestinidad, comenzó a funcionar para encontrar el relevo de sus dirigentes detenidos. Según las investigaciones policiales, Batasuna ha encontrado graves problemas para encontrar individuos dispuestos a encabezar el relevo, sabedores de que podían acabar en la cárcel, como previsiblemente ocurrirá esta semana con la mayoría de los detenidos hoy. Aún así, ya se había formado una Mesa Nacional embrionaria que combinaba a históricos como Karmelo Landa --rostro conocido de la izquierda abertzale-- y Eusebio Lasa --quien siempre prefirió estar en un segundo plano mediático--, con otros más jóvenes, menores de cuarenta años, con un perfil 'político' bajo y desconocidos fuera de los círculos policiales y radicales.

La operación de Segura supuso el encarcelamiento de 17 dirigentes de Batasuna por orden del juez Baltasar Garzón en un momento en que la formación ilegalizada vivía un relevo de su cúpula, que debía adaptarse a una nueva época dominada por el regreso a la violencia de ETA y en la que la organización terrorista impondría a individuos pertenecientes a una línea acorde con el final del diálogo con el Gobierno. Estos sustituirían a aquellos que habían protagonizado el denominado 'proceso de paz', encabezados por Arnaldo Otegi, que por esas fechas ya se encontraba en prisión.

PRIMERAS REUNIONES
Tras aquellas detenciones, Pernando Barrena y Marije Falluondo encabezaban unas reuniones pobres de quorum a las que también acudían Eusebio Lasa y Joseba Zinkunegi, ambos detenidos la pasada madrugada. Lasa era el responsable de Socieconomía de la anterior Mesa Nacional y Joseba Zinkunegi había sido el responsable de Comunicación del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) y ya había relevado al frente de este área en Batasuna a Juan José Petrikorena cuando se produjo la operación policial en Segura.

En algunas ocasiones, también acudía a esas reuniones Unai Fano, asesor de la 'comisión negociadora' que nombró Batasuna para el 'proceso de paz' y que el 1 de febrero pasado ofreció una rueda de prensa junto a Arnaldo Otegi para denunciar que alguien le había ocultado un dispositivo de seguimiento en su coche. Fano salió a divertirse la noche del 4 al 5 de febrero, en fiestas de Carnaval, y no volvió a dormir a su domicilio, lo que le permitió conocer las detenciones de Barrena y Patxi Urrutia y huir, seguramente a Francia, para integrarse en la estructura clandestina de ETA.

Los responsables franceses de Batasuna Haizpea Abrisqueta y Jean Claude Aguerre, que fueron detenidos en Segura, pero eludieron la cárcel al abonar una fianza de 10.000 euros cada uno decidieron no volver a cruzar la frontera y tampoco participaban en ninguno de los encuentros.
TAGS:
|||

A favor En contra

Teatro Bretón. Festival Teatro
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí