Rioja2

Sábado 14 de Diciembre de 2019Actualizado 18:47

Mercedes CLA Q4 2019
Salud Responde estrecho
El 26 de diciembre de 2007

Tiempo de lectura: 02:04
|||

Otra enfermedad olvidada

En España más de 200.000 personas padecen espondilitis anquilosante, una enfermedad inflamatoria crónica y progresiva que provoca el anquilosamiento de los huesos de las articulaciones, y de la cual todavía se desconocen muchos aspectos importantes.

Redacción

Con el objetivo de estimular la investigación para conseguir un mayor conocimiento de la enfermedad, sus causas, lo que determina su evolución etc., el programa ESPeranza ha premiado cinco proyectos de investigación en espondiloartritis de inicio con una dotación de 100.000 euros.

“La investigación en espondilitis anquilosante ha estado relegada a un segundo plano. Sabemos algo sobre su frecuencia pero muy poco sobre las causas”, explica la doctora Loreto Carmona Ortells, responsable de la Unidad de Investigación de la Sociedad Española de Reumatología (SER). Así, la convocatoria de Proyectos de Investigación del programa ESPeranza, promovido por la SER y la Fundación Española de Reumatología (FER), y patrocinada por Wyeth, tiene como objetivo “estimular la I+D en la Espondiloartritis de inicio”.

Según indica la doctora Carmona, a la hora de premiar los proyectos se ha tenido en cuenta tanto la calidad técnica de las propuestas de investigación como la cualificación del equipo investigador y la factibilidad para llevarlos a cabo dentro del Programa. “La selección no ha sido fácil, ya que todos los proyectos de investigación presentados podrían aportar un conocimiento muy útil y de interés para la práctica clínica”, añade.

Dos de los proyectos ganadores en esta primera convocatoria estudiarán la utilidad y eficacia de las técnicas de imagen para el diagnóstico precoz de la espondiloartritis. Asimismo, los otros proyectos premiados se centran en el desarrollo de un biobanco de muestras de ADN de  pacientes diagnosticados, el estudio de biomarcadores de pronóstico de la evolución de la enfermedad y la determinación de la ventana terapéutica más adecuada en las espondiloartritis.

“Por un lado, nos permitirá tener marcadores que identifiquen a aquellos pacientes con mayor riesgo de desarrollar una espondilitis agresiva, y por otro establecer aquellas técnicas de imagen más adecuadas para un diagnostico temprano”. La importancia de estos aspectos radica en que cuanto antes se pueda identificar factores pronósticos así como las técnicas para su identificación, antes se podrá tratar y frenar el deterioro de las articulaciones, evitando llegar a la incapacidad del paciente.

BENEFICIOS

La doctora Carmona estima que estos proyectos de investigación darán sus primeros resultados en dos años. “En la medida en la que encontremos técnicas y estrategias de detección más sensibles, podremos probar si hay tratamientos que puedan evitar erosiones de articulaciones en fases precoces de la enfermedad”.

Esta enfermedad afecta al 0,5 por ciento de la población. El dolor lumbar persistente, principalmente de madrugada, es el primer aviso de la espondilitis anquilosante, una enfermedad reumatológica que suele manifestar sus primeros síntomas en personas jóvenes y activas entre los 26 y los 30 años de edad. “La juventud de las personas que la padecen añade importancia a la necesidad de conocer mejor la enfermedad”, concluye esta investigadora.

TAGS:
|||

A favor En contra

USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí