Rioja2

Domingo 15 de Diciembre de 2019Actualizado 18:13

Mercedes Clase B
Salud Responde estrecho
El 14 de diciembre de 2007

Tiempo de lectura: 04:30
|||

Desarticulan una red cubana de inmigración ilegal de ámbito europeo

Obtenían visados para tras trasladarse a países de la UE y EEUU con la presentanción en embajadas de cartas de invitación fraudulentas. Un total de 26 personas han sido detenidas.

Europa Press

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con las policías de Alemania y Austria, han desarticulado una red cubana dedicada a la falsificación de documentos y la inmigración ilegal, asentada en España, Alemania, Austria, Italia y Suiza.

En la operación policial, desarrollada en varios países europeos, han sido detenidas cuarenta y seis personas: 26 en España (14 en Valencia, tres en Castellón, tres en Alicante, tres en Tenerife, una en Barcelona, una en Algeciras y una en Madrid), 16 en Alemania y 4 en Austria, aunque no se descartan nuevas detenciones en las próximas ya que la operación continúa abierta, informaron fuentes policiales en un comunicado.

Los integrantes de la misma obtenían cartas de invitación ficticias de ciudadanos de la Unión Europea, que eran presentadas en las Embajadas de esos países en Cuba con la intención de obtener un visado que permitiera viajar a los ciudadanos cubanos a Europa y EE.UU. Asimismo, contaban con un grupo de falsificadores de pasaportes españoles.

ESPAÑOL DE ORIGEN CUBANO
El responsable de la red de falsificación era un español de origen cubano, Pedro U. Y., domiciliado en Valencia, que obtenía cartas de invitación facilitadas por ciudadanos europeos o cubanos residentes en Europa, expedidas a nombre de un compatriota, que servía de pretexto para conseguir el visado y poder salir del país.        Posteriormente, las cartas de invitación se presentaban en diferentes Embajadas de la Unión Europea en Cuba y, de este modo, obtenían visados de corta duración o de tránsito. Con ello se facilitaba la entrada de ciudadanos cubanos en Europa, concretamente en los países firmantes del Acuerdo Schengen.

Una vez llegados a España o a otro país de la Unión Europea, si la finalidad de la persona era establecerse en uno de estos países, la misión de la red había terminado. Si, por el contrario, pretendía viajar a EEUU, se le facilitaba alojamiento y le proporcionaban un  pasaporte español falsificado, así como los billetes de avión para acceder a territorio americano. El precio fijado por el traslado y la entrega de los documentos oscilaba entre 4.000 y 12.000 dólares.

Las gestiones practicadas determinaron que el grupo español dirigido por Pedro U. Y. mantenía estrechos contactos con otro establecido en Alemania, y dirigido por Germán Félix R. Ambos controlaban la organización que disponía de estructuras sólidas en distintos países. Contaban con más de veinte individuos que trabajaban como intermediarios y su misión consistía en captar futuros "clientes", obtener cartas de invitación y documentos falsos.

El grupo español disponía, además, de una amplia logística para dar cobijo inmediato a los cubanos que llegaban a España. Transcurrido un tiempo prudencial y aleccionados sobre las condiciones y requisitos de salida, les facilitaban documentación falsa española, con el fin de franquear los controles fronterizos de manera más segura. La mayoría de los cubanos pretendían llegar a Estados Unidos, vía Méjico.

Una agencia de viajes colaboraba estrechamente con la infraestructura del grupo español y les facilitaba los billetes de avión y la documentación  falsificada. El grupo disponía así mismo de distintas  personas, que  conseguían tanto los pasaportes falsos como las cartas de invitación. La mayoría residían en Barcelona y en Castellón.

INFRAESTRUCTURA EN ALEMANIA

El grupo alemán disponía de una vasta red de colaboradores, que se dedicaban a captar "invitantes" a los que ofrecían una cantidad económica por cada solicitud que hicieran.  La policía de este país ha descubierto numerosas concesiones de visados en la Embajada alemana en Cuba, otorgados a raíz de la presentación de cartas de invitación fraudulentas.

Los integrantes de este grupo habían conseguido introducir una célula en Austria, donde la policía ha descubierto igualmente  numerosas concesiones fraudulentas de visados en la Embajada austriaca en Cuba, obtenidas también mediante la presentación de cartas de invitación, realizadas por personas de diferente estrato social.

Tanto el grupo español como el alemán se encontraban perfectamente interrelacionados y si surgía alguna dificultad en el tránsito de alguna persona hacia otros países distintos de la Unión Europea, se hacían cargo de ella hasta que pudieran sacarla del país. Así, en uno de los domicilios registrados  fue detenido un individuo que había intentado salir con anterioridad de la Unión Europea, en dos ocasiones, con destino a Méjico utilizando pasaportes españoles falsos.

En la investigación se han podido obtener pruebas e indicios de todos los pasos seguidos por la organización: tráfico ilegal de personas con destino a España y a otros países de la UE; tráfico ilegal de personas en tránsito por España con destino a terceros países; tráfico ilegal de personas cuyo fin último era la explotación sexual; falsificación de documentos y transacciones monetarias entre los miembros de la red.

CAPTABAN NUEVOS COLABORADORES EN ITALIA Y SUIZA

La estructura está compuesta por los líderes, captadores y pasadores.  Contaban con varios pisos de acogida en la Comunidad Valenciana, Barcelona y en Madrid y estaban captando nuevos colaboradores en Italia y Suiza, donde ya se han detectado contactos para conseguir cartas de invitación, abortados gracias a la intervención policial.

En los 16 registros practicados en Alemania y los cuatro en España, en las localidades de Burjassot (Valencia), Almasera (Valencia), Oropesa (Castellón) y Cornellá de Llobregat (Barcelona), se han intervenido pasaportes españoles de modelo antiguo, cartas de invitación y cartillas bancarias con ingresos, permisos de residencia, envíos de dinero y ordenadores.

En las investigaciones, coordinadas por la UCRIF Central, han participado agentes de la UCRIF de Valencia, Castellón, Barcelona, Madrid, Alicante, Tenerife, Algeciras y de la Comisaría del Aeropuerto de Barajas. Las investigaciones que se iniciaron el pasado mes de junio cuando policías de la UCRIF Central detectaron una red de falsificación de documentos y  tráfico ilegal de personas de nacionalidad cubana con destino a España y a otros países del espacio Schengen.

TAGS:
|||

A favor En contra

USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí