Rioja2

Lunes 16 de Diciembre de 2019Actualizado 22:40

Mercedes Clase B
Comercio Soy Navidad
Salud Responde estrecho
El 11 de diciembre de 2007

Tiempo de lectura: 04:55
|||

El 12% de los trabajadores sociales gana menos de 900 euros al mes

El estudio 'La situación laboral de las trabajadoras sociales en La Rioja' revela que existen en la comunidad 268 trabajadores sociales en activo y que el 95 por ciento son mujeres.

Redacción

La idea surgió desde la Junta del Colegio Profesional en el año 2006 en un momento social de cambio y oportunidades potenciales debido a la convergencia europea y la Ley de Autonomía Personal y Atención a las Personas en situación de Dependencia. Se trata del primer estudio que muestra la situación laboral de las trabajadoras sociales en La Rioja y de los primeros realizados en España. Además, con este estudio, se pretende establecer un diagnóstico de la situación profesional implantando retos de actuación.

Del estudio,
'La situación laboral de las trabajadoras sociales en La Rioja' realizado por el Colegio Oficial de Diplomados en Trabajo Social y Asistentes Sociales de La Rioja, se extrae que en La Rioja existen 268 trabajadores sociales en activo y que es una profesión muy feminizada ya que un 95 por ciento son mujeres. Además la mayoría de las personas que desempeñan esta profesión son jóvenes con una media de edad de 35 años.

Un dato positivo que se extrae de la encuesta es que el tiempo de inserción laboral de las profesionales en activo es corto porque la mayoría de los que ejercen en La Rioja consiguió su empleo en el mismo año o al año siguiente de finalizar sus estudios.

Respecto al tipo de empresa en la que desempeñan su labor profesional, un 54 por ciento trabajan en el sector público, un 35,5 por ciento lo hacen en el tercer sector, un 7,6 por ciento en empresas priovadas y un 3,1 por ciento trabajan para organismos autónomos. Además, el estudio apunta que el salario medio de los profesionales es aproximadamente de 1.373 euros, aunque hay un 12 por ciento de profesionales que, trabajando a jornada completa, percibe 900 euros, que según apuntó la presidenta del Colegio Oficial de Diplomados en Trabajo Social y Asistentes Sociales de La Rioja, Ana Belén Cuesta, “es un dato preocupante al tratarse de una diplomatura”.

Desde el Colegio Oficial de Diplomados en Trabajo Social y Asistentes Sociales de La Rioja manifestaron su desánimo “ante la existencia de una imagen profesional difusa y ambigua por parte de los empleadores y en muchos casos de otros profesionales, que dificulta el desarrollo de algunas y el acceso a determinados puestos de planificación y responsabilidad”. Además reclamaron que "la profesión sea considerada como una profesión apoyo" y criticaron un aumento de la "burocratización de la administración" ya que "muchos de los trabajadores sociales dedican la mayor parte de su tiempo a tareas administrativas”, aseguró su presidenta, Ana Belén Cuesta. Por ello reclamó la "no burocratización" porque la tarea del trabajador social -aseveró- debe ir encaminada "a la educación, promoción, investigación, docencia, rehabilitación y al acompañamiento del cliente".

Ahora, con el cambio de título de grado y otras medidas como la Ley de Dependencia, se da mayor consideración a la profesión, lo que permitirá “incrementar las contrataciones”, aseguró Ana Belén. A raíz de los datos extraídos del estudio, la presidenta hizo una llamada de atención a las “diferencias” que existían en los trabajadores sociales que trabajaban en el “ámbito público y el "no público”, asegurando que los empleados del “sector no público” tenían “salarios más bajos, un alto índice de temporalidad y un mayor número de profesionales a jornada partida”.

SITUACIÓN DE LA PROFESIÓN

Por otro lado, la vocal de Documentación, Publicaciones e Investigación del Cosejo General de Colegios Oficiales de Diplomados en Trabajo Social y AA.SS., Monserrat Bacardit, hizo un análisis del perfil del trabajador social como elemento esencial para configurar y mejorar el sistema de Bienestar Social y aseguró que el estudio “permitirá ver hacia dónde va la profesión”. Señaló que a través de las políticas de Bienestar Social que está llevando a cabo el Gobierno y la Ley de Autonomía Personal y Atención a las Personas en situación de Dependencia es una forma de resaltar de la autonomía que tiene este tipo de trabajador. Asimismo, aseveró que la nueva Ley de Servicios Sociales “formará parte del cuarto pilar del bienestar social de la población española”.

Por otra parte, Ana Belén Cuesta, aseguró que existe “un desconocimiento del potencial del trabajador social porque es un perfil profesional muy amplio”. El trabajo en equipo en el ámbito de los servicios sociales es “fundamental” y requiere de otros profesionales como son psicólogos o educadores sociales, a la hora de realizar intervenciones sociales, que explicó que “no se concibe sin la aportación de un trabajador social”.

Además, la diplomada en Trabajo Social y doctora en Antropología Cultural, Tomasa Bañez, hizo especial hincapié en las diferencias que existían en cuestión de políticas sociales respecto con otros países europeos y se decantó para que la profesión tuviera una “dimensión internacional”, ya que en la actualidad se veía afectada por aspectos como “la internacionalización y la globalización”.

También se abordó la necesidad de encontrar claves que ayuden a mejorar la profesión en nuestro país y así lograr una mayor cohesión social que “es una cuestión para la que los trabajadores sociales servimos”. Explicó que en España “los partidos políticos todavía no se han dado cuenta de que intervenir en los conflictos sociales antes de que sucedan es un hecho positivo” a diferencia de lo que ocurre en realidad, que atacan el problema una vez ha sucedido. Además afirmó que muchos países europeos “se han dado cuenta de que a la larga es mucho más eficaz actuar antes de que surja el problema”.

Finalmente, Tomasa Bañez hizo un llamamiento a que la profesión y los diferentes trabajadores sociales trabajen por mejorar la situación en España, pero no olvidó que para que esto ocurra sería necesario también la ayuda de políticas eficaces por parte de las instituciones.

La presentación oficial será esta tarde a partir de las 18.00 horas en el Ateneo Riojano. Aquí hablarán de diferentes temas que afectan a la profesión y plantearán retos de cara al futuro. Entre las ponentes estarán la presidenta del Colegio Oficial de Diplomados en Trabajo Social y Asistentes Sociales de La Rioja, Ana Belén Cuesta; la vicepresidenta del Colegio Oficial de Diplomados en Trabajo Social y Asistentes Sociales de La Rioja, Natalia Rodriguez Pascual; la vocal de Documentación, Publicaciones e Investigación del Cosejo General de Colegios Oficiales de Diplomados en Trabajo Social y AA.SS., Monserrat Bacardit; y la diplomada en Trabajo Social y doctora en Antropología Cultural, Tomasa Bañez.

TAGS:
|||

A favor En contra

USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí