Rioja2

Domingo 8 de Diciembre de 2019Actualizado 23:18

Mercedes GLC Q4 2019
El 10 de diciembre de 2007

Tiempo de lectura: 03:50
|||

La UE, más cerca de la aprobación

La Unión Europea está cerca de un acuerdo para reconocer la independencia de Kosovo en febrero de 2008.

Europa Press

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea están cerca de un acuerdo para reconocer la independencia de Kosovo en febrero de 2008, justo después de que se celebren las elecciones presidenciales en Serbia. El único país que se opone a este plan es Chipre, que exige una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, según explicó el jefe de la diplomacia luxemburguesa, Jean Asselborn.

Los jefes de la diplomacia de los Veintisiete se encuentran reunidos en Bruselas para debatir el informe elaborado por la troika -UE, Estados Unidos y Rusia-, que durante los últimos 120 días ha intentado lograr una solución negociada entre serbios y kosovares. El informe, presentado por el representante europeo en la troika, Wolfgang Ischinger, constata que es imposible lograr un compromiso porque Belgrado ofrece una autonomía máxima sin llegar a la independencia y Prístina no acepta nada que sea menos que la independencia.

"Sabemos que las dos partes no llegarán a un acuerdo. No es un tema de tiempo sino de sustancia, no hay voluntad política de llegar a un compromiso", dijo el ministro luxemburgués de Asuntos Exteriores a la entrada de la reunión. Destacó que la UE debe hacer todo lo posible por "evitar una declaración unilateral de independencia por parte kosovar y continuar en el proceso". El objetivo, dijo, tiene que ser concluir con una "declaración coordinada" en febrero de 2008, después de las elecciones presidenciales en Serbia.

"Aparte de Chipre, que tiene problemas enormes y los comprendemos un poco, todos los demás deberían coincidir en esa vía", apuntó Asselborn. "Yo voy a trabajar para que lleguemos a una declaración coordinada de todos los Estados salvo que el que nombrado", agregó. Por su parte, el ministro sueco de Asuntos Exteriores, Carl Bildt, aseguró que existe una "unanimidad virtual" entre los Veintisiete sobre la vía a seguir con Kosovo si persiste el veto de Rusia en el Consejo de Seguridad de la ONU. Sólo un Estado se resiste a sumarse a la mayoría europea, explicó el ministro sueco, sin citar a Chipre.

"No debemos repetir los errores de los años 90, cuando la UE estaba dividida y no se dio cuenta de algunos de los detalles críticos", afirmó Bildt. Insistió en que si se mantiene el bloqueo en la ONU, la resolución 1244 que se adoptó en 1999, tras la guerra, proporciona "base legal" para la presencia internacional en Kosovo. Admitió que, en cualquier caso, ello "crea problemas de reconocimiento" porque "cualquier área que está administrada por la ONU no puede tener un 100% de independencia".

Por su parte, el jefe de la diplomacia de Eslovaquia, Jan Kubis, que hasta ahora estaba entre los más reticentes a reconocer la independencia de Kosovo, aseguró que "está emergiendo la unanimidad" en la UE sobre la cuestión. "Lo más importante es la decisión de desplegar la misión de la UE y creo que tenemos base legal suficiente para hacerlo", señaló, citando también la resolución 1244. Los Veintisiete quieren enviar una misión de 1.800 policías, jueces, fiscales y funcionarios de aduanas que tomará el relevo de la ONU.

El ministro británico de Asuntos Exteriores, David Miliband, insistió en que la UE debe reconocer que las diferencias entre serbios y kosovares "no se han resuelto" y que el llamado 'plan Ahtisaari', que establece la independencia supervisada de Kosovo, es el "único fundamento" a partir del cual debe actuar la comunidad internacional. A su juicio, la resolución 1244 da "autoridad política y legal" para mantener la presencia internacional en Kosovo.

"Los ministros de Exteriores deben demostrar la determinación de la UE para asumir un rol de liderazgo", resaltó Miliband. Pidió que se adopten todos los preparativos necesarios para hacer frente a las "contingencias legales, políticas y de seguridad" durante el proceso, y se felicitó por las declaraciones de las autoridades kosovares en las que afirman que  "quieren trabajar con la comunidad internacional garantizando que cada paso esté bien preparado para ejercer su derecho político".

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, aseguró que sería "negativo" que Kosovo declare unilateralmente la independencia y abogó por un "proceso controlado" que mantenga y refuerce la "unidad europea" y que garantice la "estabilidad en los Balcanes". "Lo más importante es que todo se haga a través de un proceso controlado, de un acuerdo. No hay que precipitarse. Lo importante es que los Balcanes tengan esa perspectiva europea y que todo construya esa unidad europea tan importante", dijo Moratinos al ser preguntado por la posibilidad de que Kosovo declare la independencia de manera unilateral.

El jefe de la diplomacia española resaltó que la UE "tiene que tener un papel de liderazgo" en el proceso y "defender la estabilidad y el futuro de una región vital para los intereses europeos". "Es lo que mueve a España, que en los Balcanes haya una estabilidad, un desarrollo y una perspectiva europea", afirmó. Anunció además que España apoyará la misión de policías, jueces y funcionarios de aduanas que la UE pretende desplegar en Kosovo. "Nosotros siempre apoyamos todo lo que son participaciones europeas, y si hay esta misión que puede apoyar y reforzar el papel europeo, lo haremos", explicó.

TAGS:
|||

A favor En contra

USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí