Rioja2

Lunes 9 de Diciembre de 2019Actualizado 16:22

Mercedes GLC Q4 2019
El 7 de diciembre de 2007

Tiempo de lectura: 02:36
|||

Nadie puede con el Panathinaikos

Un buen Real Madrid cae 92-85 ante los imbatibles griegos.

Redacción

El Real Madrid perdió ante el Panathinaikos por 92-85 en su visita al OAKA de Atenas en un encuentro perteneciente a la séptima jornada de Euroliga, en el que fue superior al equipo griego, pero donde no pudo acabar con la imbatibilidad de los helenos, que aún no conocen la derrota ni en la competición casera ni en la europea.

Los 24 puntos de Batiste y los 21 de Jasikevicius fueron fundamentales para la victoria local, pero dos decisiones arbitrales sobre Louis Bullock, que acabaron con sendas canastas que se convirtieron en falta en ataque del estadounidense, aplacaron los ánimos del Real Madrid, que fue incapaz de aguantar la presión que mete este pabellón.

Aún así, el conjunto blanco se sacudió los nervios de esta gran cita en el vestuario del OAKA y saltó al parqué sin complejos. Con sus dos griegos en el quinteto titular, Pelekanos y Papadopoulos, tuvo buenos minutos durante el comienzo y auparon al Real Madrid al escalón que merece, el mismo que el que pisan los griegos.

Los de casa, a medio gas y con el acelerador sin llegar a su tope, respondían los triples de Louis Bullock. Si no era Jasikevicius, Dikoudis se mostraba impecable en tiros de dos, o Batiste hacía agachar la cabeza a los pívots merengues. El Panathinaikos aprovechó su excelente circulación de balón para desconcertar al Real Madrid, que empezó a construir su reacción desde el perímetro.

Y es que 'Sweet' Lou, con su peculiar sangre fría y su dotes de maestro catedrático en el lanzamiento de tres fue metiendo a los de Joan Plaza en el encuentro. Le ayudaron a la difícil tarea los tres bases, todos con la misma importancia y la misma aportación durante los compases inciales.

Sin embargo, y tras llegar al final del primer cuarto (26-20), el equipo español seguía seis puntos por debajo. El bloqueo de los griegos al borde del perímetro para liberar a Spanoulis y provocar un tiro cómodo, dejó de funcionar con el todoterreno Sergi Llull, incasable en las recuperaciones.

Así, un tiro de dos del montenegrino Blagota Sekulic dio a los suyos las riendas del partido (29-30, min.13) y no precisamente porque la ventaja fuera blanca, sino porque el escenario cambió por completo. El Real Madrid siguió trabajando como equipo, y su defensa provocó el desacierto local, que permitió ver los mejores momentos del choque.

EL TRIPLE, EL MEJOR ALIADO BLANCO

Dos triples consecutivos del base turco Kerem Tunçeri dieron vida al Real Madrid cuando peor pintaban las cosas en el tercer asalto. La entrada del veterano Alvertis, que ensució el partido con acciones de picardía y faltas personales, aumentó la presión del encuentro, que fue creciendo a medida que llegaba el bocinazo final.

A partir del minuto 25 el partido comenzó a enloquecer. Smith falló tres contraataques, las ventajas iban y venían, e incluso Bullock logró un triple estratosférico que fue considerado como falta en ataque porque su movimiento de pies conectó con Spanoulis.

La mejor noticia fue el excelente partido que cuajó el ateniense Michalis Pelekanos, que robó, anotó y defendió con mucha seguridad, toda la que le ha faltado en este comienzo de la temporada. Y es que los madrileños se movieron como equipo, como un bloque, el mismo que triunfó el año pasado en ACB y ULEB.

Con todo y con esto, y después de que los de Plaza expusieron su larga lista de argumentos no pudieron poner fin a las 13 victorias que ha logrado esta campaña y que por algo le acreditan como vigente campeón de Europa, y principal aspirante a ganar esta competición. Lo bueno del deporte es que devuelve revanchas, y la próxima quizá podría vivirse en la capital de España.

TAGS:
|||

A favor En contra

USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí