Rioja2

Sábado 7 de Diciembre de 2019Actualizado 21:19

Mercedes GLC Q4 2019
El 3 de diciembre de 2007

Tiempo de lectura: 02:01
|||

Dos presuntos etarras intentan robar un coche en Burdeos

Ha ocurrido a las 13 horas. La resistencia del dueño del vehículo ha evitado que robaran el coche. Al parecer, se trata de los presuntos miembros de ETA que el sábado tirotearon a los dos guardias civiles y que han huido en otro vehículo robado también en las últimas horas.

Europa Press

Al menos dos de los tres presuntos autores del atentado del pasado sábado en Capbreton intentaron robar otro coche alrededor de las 13:00 horas de este lunes en el término municipal de Perigueux, cerca de Burdeos, pero la resistencia del dueño provocó un pequeño accidente y la consiguiente huida de los etarras, informaron fuentes de la investigación. Del lugar, los etarras han huido en un vehículo robado en las últimas horas que no es el Peugeot 207 sustraído el sábado en Haute-Maucon.

El dueño del vehículo que intentaron robar hoy se había dejado las llaves puestas, lo que aprovechó uno de los etarras, varón, para introducirse en el coche e intentar huir con él. Sin embargo, el propietario del vehículo vio cómo el terrorista se metía en su coche y llegó a tiempo para ocupar el asiento del copiloto y forcejear con él. Según el relato ofrecido de fuentes de la investigación, ese forcejeo acabó en un pequeño accidente y el etarra llegó a encañonar al dueño del vehículo con una pistola para intimidarle y huir.

El etarra abandonó a la carrera el vehículo, sin que sufriera heridas aparentes y fue recogido por una mujer que conducía otro coche. En contra de lo que se creyó en un primer momento, este segundo vehículo no es el Peugeot 307 robado por los terroristas en Haute-Maucon sino otro turismo, que han sustraído posteriormente, y que podría tratarse de un Renault de no grandes dimensiones.

Este incidente ha ampliado el 'plan Epevier' (Gavilán) de las Fuerzas de Seguridad francesas a la zona del robo con el objeto de detener a los terroristas, aunque la caída de la noche podría dificultar su localización.

Los investigadores tratan ahora de averiguar si en las inmediaciones se encontraba el tercer presunto autor del atentado del sábado o si el grupo se ha separado. Esta última opción respaldaría la tesis de que los etarras celebraban una cita cuando los dos guardias civiles entraron casualmente en la cafetería del boulevard de Capbreton. La pareja de hombre y mujer podrían, entonces, formar un 'comando' que mantenía un encuentro con el tercer terrorista, el que ya no les acompaña.

RETRATOS-ROBOT
Además, Policía y Gendarmería francesas ya cuentan con retratos-robot de los presuntos terroristas elaborados a partir del testimonio de los testigos de la cafetería de Capbreton, los que se encontraban en el aparcamiento y la mujer secuestrada en la segunda fase de la huida de los terroristas.

Igualmente se han tomado huellas y muestras de ADN de colillas que podrían haber dejado en un cenicero de la cafetería los terroristas, pero éste último método no daría resultados positivos si no hubiese muestras biológicas anteriores de los sospechosos con las que cotejarlas.

TAGS:
|||

A favor En contra

USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí