Sábado 4 de Febrero de 2023Actualizado 12:57

El 24 de enero de 2023

Tiempo de lectura: 03:06
|||

La prescripción de antibióticos en La Rioja se redujo en un 23% en 2020 respecto a 2019

Paula Rojas ha obtenido el grado de doctora por la UR gracias a su tesis ‘Economic analysis of drug policies on antibiotics and risk-sharing contracts’

Paula Rojas Universidad de La Rioja

Rioja2

El consumo de antibióticos se redujo un 23 % en La Rioja durante 2020, respecto a 2019, debido a las medidas de protección personal (confinamiento, mascarilla, distanciamiento social y mayor higiene) provocadas por la pandemia de la Covid-19; según se desprende de la tesis doctoral de Paula Rojas García.

Paula Rojas García ha obtenido el grado de doctora por la Universidad de La Rioja tras la defensa de su tesis ‘Economic analysis of drug policies on antibiotics and risk-sharing contracts’, por la que ha logrado la calificación de sobresaliente ‘cum laude’ con mención internacional al título.

Desarrollada en el Departamento de Economía y Empresa –en el marco del programa 281D Doctorado en Economía de la Empresa (Real Decreto 99/2011) de la Universidad de La Rioja-, esta tesis ha sido dirigida por Fernando Antoñanzas Villar, como han detallado desde La Universidad de La Rioja en nota de prensa.

La resistencia a los antibióticos (AMR) fue la principal amenaza para la salud pública antes de la pandemia del coronavirus, por lo que el objeto de este estudio era analizar el efecto de las medidas de protección personal por Covid-19 en la prescripción de antibióticos en la Comunidad Autónoma de La Rioja.

Si bien en los primeros momentos de la pandemia por la Covid-19 ningún fármaco demostró ser eficaz, en mayo de 2020 se supo que el antiviral Remdesivir acortaba el tiempo de recuperación y disminuía la mortalidad entre los infectados; mientras que el antibiótico Azitromicina con hidroxicloroquina se utilizó –sin evidencias de efectividad- como tratamiento debido a éxito pasado en otras epidemias.

En su tesis doctoral, Paula Rojas García revela que en La Rioja la prescripción de antibióticos fue un 23 % menor en el conjunto de 2020 respecto a 2019; aunque en los meses en enero y febrero de 2020 las dosis prescritas fueron un 4 % más altas que en los mismos meses del año anterior, en general, y hasta un 71 % más en las residencias de ancianos. De marzo a diciembre el descenso fue de un 30,73 % respecto a 2019.

La doctora Rojas García achaca esta reducción a las medidas de protección personal frente a la transmisión del COVID-19 (confinamiento, mascarilla, distanciamiento social y mayor higiene), ya que “coincidieron en el tiempo con la mayor reducción de prescripción de antibióticos”.

Estas medidas “podrían haber bloqueado la transmisión de otras infecciones comunitarias, con su correspondiente efecto sobre el uso de antibióticos”, por lo que plantea que dichas medidas se mantengan “a lo largo del tiempo, especialmente en los meses de invierno y en las residencias de ancianos”.

En cuanto al número de dosis diarias por mil habitantes (DHD) en enero y febrero de 2020 se prescribieron un 4,58 % más que en esos meses de 2019. En cambio, de marzo a diciembre las DHD recetadas fueron un 30,73 % menos en 2020 respecto a esos meses de 2019.

En concreto, la reducción fue de un 3,65 % en el caso de la amoxicilina e inhibidores de betalactamasas; de un 13,13 % de amoxicilina; un 4,96 % de cefuroxima, un 11,18 % de azitromicina y un 7,06 % de doxiciclina.

En cuanto a las zonas básicas de salud (ZBS), la prescripción fue menor en todas las ZBS de La Rioja en el conjunto de 2020, si bien en febrero y en marzo aún fue superior en 15 y 4 zonas, respectivamente, respecto al año anterior. En cambio, a partir de abril de 2020 la receta de antibióticos fue menor en todas las zonas de salud respecto a 2019.

A nivel nacional, el consumo de antibióticos registró una disminución del 21 % entre enero y julio de 2020 en Atención Primaria –frente al 23 % en toda La Rioja durante todo 2020-, aunque entre abril y mayo de ese año fue de un 40 % debió a la disminución de la actividad en los centros de salud durante el confinamiento.

España ocupa el quinto lugar en el ranking europeo en consumo de antibióticos en atención primaria y el decimocuarto en atención hospitalaria. Alrededor de 3.000 personas mueren cada año por una infección resistente, que se debe principalmente al uso inadecuado de los antibióticos.

Paula Rojas García ha llevado a cabo su tesis doctoral gracias a un contrato predoctoral financiado por la Comunidad Autónoma de La Rioja y, en el transcurso de la misma, realizó una estancia de investigación de tres meses en el Departamento de Salud Global de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Groningen (Países Bajos) en 2019.

|||

A favor 0 En contra 12

Producto riojanoSanidad PúblicaADER Febrero 23PSOE Municipios