Miércoles 5 de Octubre de 2022Actualizado 10:04

El 3 de julio de 2022

Tiempo de lectura: 04:51
|||

Iván Torres (Efecto Pasillo): “Después de tantos años, seguimos sacando nuestra parte más divertida”

El grupo canario lanzará su nuevo disco a principio de 2023 bajo el nombre de 'Los reyes del mambo'. Su vocalista, Iván Torres, atiende a Rioja2 antes de su actuación en Arnedo con Dial al Sol, el pasado jueves

iván torres de efecto pasillo

Rioja2

Cuatro amigos que disfrutan arriba y debajo del escenario de la música. Un verano de 2013 Iván Torres, Arturo Sosa, Nau Barreto y Javier Moreno dieron el salto de Gran Canaria a toda España con su optimismo. Su ‘Pan y mantequilla’ o ‘No importa que llueva’ sonaron en verbenas y radios. Casi una década después, Efecto Pasillo no ha dejado de sonar y mantiene su energía positiva, trabajando ya en lo que será su cuarto disco ‘Los reyes del mambo’.

Su vocalista Iván Torres atiende a Rioja2 momentos antes de su actuación en Arnedo, con la gira Dial al Sol, de Cadena Dial.

En 2013 obtuvieron un gran reconocimiento a nivel nacional gracias a ‘Pan y mantequilla’ o ‘No importa que llueva’, casi una década después, ¿cómo vivieron ese éxito?

Llegó un poco de golpe. ‘Pan y mantequilla se coló en las listas, empezó a subir de reproducciones en YouTube, en la radio la pusieron como agua de mayo en un momento en el que, además, en España estábamos en plena crisis económica e intentábamos salir de ahí. Yo creo que fue un golpe muy bonito, de repente ¡bum! Efecto Pasillo en todos lados, nos dio un poco de vértigo, sinceramente, pero muy contentos, sigue siendo la canción emblemática del grupo y estamos muy felices de que ocurriera.

¿Y cómo se vivió ese éxito desde Canarias? ¿Cómo fue el apoyo de aquella gente ya les conocía desde su formación hace quince años y les escuchaba en su tierra desde su primera maqueta?

Fue impresionante la gente cómo se volcó, como de repente fuimos el grupo referente, nos reconocían en todos lados y, al ser un sitio tan pequeño, nos reconocían mucho más. Vivimos momentos muy bonitos, de sentirse muy querido en tu propia tierra, un orgullo, un sentimiento muy positivo. Todavía hoy nos siguen queriendo muchísimo.

Ahora, a punto de sacar su cuarto álbum, ¿cómo ha evolucionado Efecto Pasillo y qué mantiene? ¿Cuál es su esencia?

Una esencia de Efecto Pasillo es que siempre nos encanta divertirnos con lo que hacemos. Desde el momento en el que entramos en el local de ensayo, nos gusta reírnos, divertirnos, compartir momentos. Sobre todo sacar lo bonito, la alegría, la parte más divertida, con más chispa de nosotros mismos. Después de tantos años, seguimos haciéndolo, que es algo que no suele suceder en las bandas, que enseguida salen problemas o roces, que son muy normales y naturales. Yo creo que esa esencia nuestra no se ha perdido, el hecho de seguir divirtiéndonos con lo que hacemos. Musicalmente, en lo que hemos cambiado es que seguimos buscando nuevos ritmos, intentando hacer cosas diferentes en cada canción, pero siempre recordando lo anterior.

En su nuevo single, ‘Baby’, lanzando en abril, incluso juegan con el reggae

Sí. En muchas canciones hemos jugado con ritmos caribeños: el reggae, la cumbia incluso, merengue… Y ‘Baby’ es una canción muy reggae, muy lenta, que habla del desamor, del ‘tú ya no estás por mí’, del ‘algo ha cambiado’, muy dramática. Es una de las canciones que formará parte del disco que sacaremos el próximo año, ‘Los reyes del mambo’. Han estado bailando las fechas, pensábamos que íbamos a sacarlo en septiembre u octubre, pero al final decidimos sacarlo a principios de 2023. Una de las canciones será ‘Baby’, otra ‘Las cosas del querer', otra ‘Universo’, que son las que hemos ido adelantando, habrá alguna más que iremos adelantando de aquí a la fecha.

¿Y qué tratarán de contar en este nuevo disco?

Es un disco en el que se incluirán canciones que hemos hecho en los últimos ocho meses, pero también hay canciones prepandemia, de un par de años antes, y algunas surgen en plena pandemia. Es un disco que habla de diferentes momentos de la banda, en general, es muy positivo y enérgico. Quizá hay más canciones de medio tiempo que en otros discos, se empieza a notar que ya empezamos a cumplir años y que nos acercamos a la cuarentena peligrosamente (ríe). Pero va a ser muy positivo, muy bonito, que habla del amor, como siempre, del desamor y otras situaciones cotidianas.

Respecto a aquellas canciones compuestas en medio de la pandemia, ¿qué tal han llevado el proceso creativo, el coordinarse y comunicarse los cuatro a través de pantallas?

Fue una locura, en aquel momento todo el mundo se lanzó a las redes sociales y a las aplicaciones para hablar a través de la pantalla. A uno se le ocurría una idea la grababa y se la pasaba al otro, le decía ‘te paso está voz’, y grababa la guitarra, como por fases y ‘a ver qué se le ocurre a Arturo’ (bajista) escuchando esto’. Trabajo en equipo. A veces a la inversa, primero surgía el ritmo. Fue muy divertido, había cosas que funcionaban y otras cosas que decíamos ¿y esto qué es?

Actualmente, con estos conciertos en normalidad, sin mascarilla, sin asientos con distancia. ¿Cómo lo viven? ¿Cómo notan al público?

¡Guau! La vuelta ha sido brutal. Hicimos unos cuántos conciertos en los que la gente todavía estaba sentada, con mascarilla…y era extraño, veías que la gente tenía ganas y no podía. Te dabas cuenta de valorar lo que teníamos. Cosas tan cotidianas y tan normales cuando te las quitan, te das cuenta de lo que realmente valen. Parece que ya ha pasado, toquemos madera y ahora bien, en carretera, girando, tenemos suerte.

¿Qué tal acogida están teniendo con estas nuevas canciones?

Bien, no estamos teniendo esos golpes fuertes de fama, tan masivos como con ‘Pan y mantequilla', pero son canciones que nos siguen dando contenido, recorrido, que siguen haciendo que Efecto Pasillo esté ahí y nos permiten seguir enseñando nuestra esencia, nuestras ganas.

No es su primera vez en La Rioja, ya han estado en Logroño,en Alfaro o Haro. ¿Qué tal acogida les da el público aquí?

Muy buena. Siempre que venimos nos llevan a comer, a beber…a muchos sitios. Siempre que venimos lo pasamos muy bien.

Tras todos estos años, ¿sigue sintiendo nervios antes de salir al escenario o se acostumbra de alguna manera?

 No, no. Siempre hay nervios. Creo que los cuatro lo sentimos, es recurrente, a veces más, cuando se trata de un concierto más importante o por muchos condicionantes. En mi caso, el momento justo antes de salir al escenario, necesito estar detrás concentrado, cerrar los ojos, respirar un poco. Pero en cuanto se pronuncia la primera frase, ya está.

 

|||

A favor 1 En contra 3

Planes de Igualdad CCOOIntegra en la escuelaFestival de Teatro
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí