Miércoles 6 de Julio de 2022Actualizado 14:18

Sumisión química
El 3 de mayo de 2022

Tiempo de lectura: 04:56
|||

La Rioja aboga por la inclusión, el bienestar y los derechos de las personas con discapacidad

El Comité Autonómico de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) La Rioja ha conmemorado el Día Nacional en España de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

cermi la rioja

Rioja2

Este martes, 3 de mayo, el Comité Autonómico de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) La Rioja ha conmemorado el Día Nacional en España de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Lo ha hecho en un acto celebrado en el Salón de Bodas del Palacio de Justicia de La Rioja, con la asistencia del presidente del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, Javier Marca; el consejero de Servicios Sociales y Gobernanza Pública, Pablo Rubio, así como el director generales de Justicia e Interior, Jorge Medel, junto al resto de cargos del CERMI-La Rioja.

Marca ha recibido este acto dando la bienvenida a los presentes y para “dar la relevancia pública que merece el Manifiesto que el CERMI Estatal hace en relación al Día Nacional de la Convención de Naciones Unidas sobre los derechos de las personas con discapacidad. Somos especialmente sensibles a la problemática de la discapacidad en el ámbito de La Rioja” y por ello ha manifestado “la gran felicidad que tenemos de recibiros en este acto”

Manoli Muro, presidenta del CERMI-La Rioja, ha leído el manifiesto de esta jornada, que conmemora la fecha en que este tratado internacional de derechos humanos entró en vigor en todos los Estados, incluida España, con el propósito de “generar conocimiento y provocar toma de conciencia, en todas las instancias, operadores, agentes y grupos de interés, de la discapacidad como una parte, digna y valiosa, de la diversidad humana, que solo puede entenderse y abordarse como una cuestión de derechos humanos”.

En el mismo se recuerda que “la inclusión, el bienestar y los derechos de las personas con discapacidad deben necesariamente comenzar desde el principio, es decir, desde la infancia, pues las niñas y los niños con discapacidad y su entorno familiar, están más expuestas a la quiebra de sus derechos y a sufrir la carencia de apoyos y recursos que comprometan su proceso de inclusión, en esta primera etapa decisiva de sus vidas, condicionando gravemente las posteriores”, no en vano según la última estadística de abril de 2022 presentada en España hay 106.300 personas de entre 6 y 15 años que presentan alguna discapacidad: 70.300 niños y 36.000 niñas.

El manifiesto continúa con la noción de discapacidad, para recordar que en la Convención de 2006 las niñas y los niños “forman parte inseparable de la infancia, que es plural y diversa, con la que por justicia han de relacionarse e interactuar como unos iguales más, en entornos compartidos, inclusivos y respetuosos, sin que sean admisibles separaciones divisivas que los aparten de la vida en comunidad”, fijándose especialmente en las niñas con discapacidad que “están particularmente sometidas a múltiples formas de discriminación, por lo que resulta esencial considerarlas como tales en todas las iniciativas, estrategias y acciones para adoptar adicionalmente las medidas precisas que aseguren que puedan disfrutar plenamente y en igualdad de condiciones que las demás niñas, de todos los derechos humanos

Solicitando de los sistemas públicos de servicios sociales, de salud y educativos la “colaboración con el movimiento asociativo de la discapacidad, han de actuar eficaz y cooperativamente, a fin de preparar cuanto antes el programa integral y personalizado de apoyos que ha de acompañar a estas niñas y niños y a sus familias desde las primeras etapas vitales para proporcionar y asegurar un itinerario eficaz de inclusión”.

Por todo ello el movimiento CERMI “reitera su compromiso firme e indeclinable con la educación inclusiva, con apoyos efectivos y personalizados para este alumnado, horizonte al que hay que transitar con total determinación y colaboración de la comunidad educativa, con el liderazgo de las Administraciones educativas y mediante el diálogo civil con el sector social de la discapacidad”.

Manoli Muro recordó también que “las familias de personas con discapacidad y por tanto las niñas y los niños con discapacidad que en ellas viven, sufren más intensamente el riesgo de la pobreza y la exclusión, ya que la discapacidad lleva consigo casi siempre menor renta disponible y también mayor gasto, dándose el llamado agravio económico por motivos de discapacidad".

"Estas familias ingresan menos y gastan más. Contra esta situación lacerante, se ha de prestar una consideración especial a la discapacidad, para otorgarle el mejor tratamiento en todas las políticas y sistemas de protección social y de salud (Seguridad Social, Sistema Nacional de Salud, servicios sociales, autonomía personal y atención a la dependencia, rentas básicas, fiscalidad, etc.), que compense o al menos atenúe ese castigo económico añadido”, ha dicho.

Y se ha fijado de manera especial en el ocio que es “una actividad de primera importancia para la infancia, incluidos por supuesto los niños y las niñas con discapacidad, que han de poder disfrutar de entornos recreativos y deportivos sin barreras ni exclusiones, contando con los apoyos necesarios para interactuar y participar en sus comunidades, favoreciendo el libre desarrollo y la formación de su personalidad”, que además sufren una exclusión acentuada si residen en el medio rural o sufren de otras condiciones o factores de exclusión múltiples: racial, étnico, migrante, protección internacional, familia monoparental, etc.

Para finalmente solicitar que “la infancia con discapacidad ha de ocupar una posición de máxima relevancia en las políticas públicas de un país que se considere avanzado socialmente y en la agenda política de cambio de los movimientos sociales tanto de la discapacidad como de la infancia, sectores que han de cooperar estrechamente desarrollando estrategias compartidas de mutuo refuerzo”.  

Ha cerrado el acto el consejero de Servicios Sociales y Gobernanza Pública, Pablo Rubio, felicitándose que este acto se pudiera realizar en la sede del Tribunal de Justicia “lo que viene a reconocer la importancia de los derechos de las personas con discapacidad en una sociedad avanzada”.

“Me gustaría manifestar que estamos en una Comunidad avanzada, no tanto como quisiéramos, pero sin duda avanzada socialmente en este campo, y específicamente en lo que es la atención temprana a la infancia y discapacidad, que por un lado alcanza de los 0 a los 3 años en el ámbito de los Servicios Sociales y a partir de los 6 años, quizás más desarrollada en lo que es el ámbito del sistema educativo”, ha añadido.

Ha recordado el reconocimiento de los derechos en una sociedad como la actual, “en el caso de La Rioja atendiendo a demandas crecientes que tienen camino por recorrer y que reflejan también la voluntad de toda una sociedad, en este caso riojana”.

Rubio ha dejado la frase de que “todos somos personas con discapacidad, todos somos diferentes y todos somos iguales en derechos”, indicando que en este mismo mes de mayo se presentará un Proyecto de Ley de Accesibilidad, en el concepto de accesibilidad universal “Este es nuestro compromiso y en definitiva una buena posibilidad”, ha dicho.

 

 

|||

A favor 3 En contra 0

Expo Alberto Corazón ParlamentoMercedes julio 22Balo el cielo de Logroño
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí