Sábado 27 de Noviembre de 2021Actualizado 21:33

Violencia de género 25N Gobierno
El 28 de agosto de 2021

Tiempo de lectura: 03:46
|||

Tablas para empezar

La SD Logroñés empata 1-1 ante el Valladolid Promesas en el regreso a Las Gaunas y el estreno en la Primera RFEF.

Los jugadores de la SD Logroñés celebran el primer gol en la Primera RFEF

Rioja2

La SD Logroñés se estrena en la Primera RFEF con la sensación de haberse dejado dos puntos en su regreso a Las Gaunas. Tablas (1-1) ante un Valladolid Promesas que nunca estuvo cómodo en Logroño debido al buen hacer competitivo de los hombres de Raúl Llona. Porque este bloque riojano apuesta por la intensidad, por un juego más vertical de partida (pero con otros recursos), además del orden para intentar controlar los tiempos de los partidos, independientemente de si el balón está o no en su poder. Probablemente eso haya sido lo más destacable en la puesta en escena en esta categoría. También la buena reacción tras recibir el empate y la pegada evidenciada en las acciones a balón parado (el tanto de Jon Ander, por ejemplo), donde Sandoval y el Haddadi, desde la esquina, fueron un dolor de muelas par un seguro Samu Casado. Que probablemente a esta SD Logroñés le falte lucidez en ataque es algo obvio, pero a buen seguro que esos aspectos se pueden ir buscando con el paso de las jornadas.

El cuadro local comenzó con Xíker como lanzador desde el centro de la zaga para que Jon Ander, desde las alturas, iniciara el juego en campo rival. Era la manera de alejar a un filial vallisoletano con buenas maneras, con intención adelantar líneas de manera escalonada y con desequilibrio y velocidad en los extremos. Que el balón fuera, en primera instancia, de los pupilos de Julio Baptista no fue un problema para los blanquirrojos que, con orden, parecían estar a gusto sobre el césped.

El problema llegó cuando Lucas Rosa encontraba mucho espacio en el perfil diestro. O cuando Paulo Vitor intimidaba con un tiro lejano que acabó en un córner donde Moha puso el cuero en el larguero. O cuando, de nuevo, Paulo Vitor arrancaba en diagonal para cruzar en exceso. Entonces, la SD Logroñés se sacudió de la mejor manera posible, con un gol. Jon Ander, en el segundo palo, se anticipaba a su par para empujar con el cuerpo el envío de El Haddadi desde la esquina después de que la pelota botara en el primer palo sin que nadie la tocara.

Un tanto que tranquilizó a los hombres de Raúl Llona y desdibujó a los pucelanos. Emilio, Arnedo y Javito -todos ellos centrocampistas riojanos- se hacían fuertes en la medular para provocar que la posesión, estéril con la intención de recuperar fuerzas, se prolongara en el tiempo. Por si acaso, la presión iniciada por Jon Ander daba sus frutos porque impedía la fácil circulación de un filial que quería, pero no podía. Que no sucediera nada en las áreas era la mejor noticia para un bloque logroñés que controlaba los tiempos y que no se inquietaba, apenas un córner en las postrimerías del primer tiempo.

El descanso sirvió para que el Valladolid Promesas buscara con más ahínco a Jero para intentar equilibrar el marcador. La SD Logroñés lo sabía y quiso no dar alas a su oponente aunque Chuki, a la media vuelta estuvo a punto de empatar, pero el meta blanquirrojo se estiró para certificar su calidad. Baptista modificaba su ‘9’, mientras que Llona apostaba por Sandoval y Albisua por Calderón y Javito. Justo antes de estos movimientos Jero golpeaba en largo, Jon Ander peinaba y El Haddadi intentaba una vaselina que se iba fuera.

El ímpetu de los visitantes era latente, pero los riojanos se fajaban para continuar atosigando a su rival. Tanto que en una buena transición ofensiva El Haddadi cedía a Aizpún que no se lo pensó para chutar con potencia cruzado y provocar la parada de Samu Casado. Tomaba cartas en el asunto el filial blanquivioleta con una doble sustitución para volcarse en campo contrario y encontró el premio cuando Víctor Narro filtró un pase para que Paulo Vitor la ‘clavara’ en la red con la leve ayuda involuntaria de Caneda. La reacción local fue instantánea con un tiro de Sandoval que se marchó a córner y con dos paradas, en la línea, de Samu Casado a envíos cerrados desde la esquina del extremo asturiano y de El Haddadi.

La SD Logroñés empujaba con ganas y proyectándose por los costados. Sandoval lo volvía a intentar el gol olímpico, pero Samu Casado estaba atento. Es como si las tablas hubieran reactivado a los riojanos y desconectado al Valladolid Promesas porque solo un equipo buscaba romper el equilibrio en el marcador. Lo intentaría de falta directa otra vez Sandoval, pero el meta de los pucelanos no estaba dispuesto a encajar en la última acción del partido.

Ficha técnica

SD Logroñés: Jero; Aizpún, Caneda, Xíker, Paredes; Arnedo, Emilio; Calderón (Albisua, min. 63), Javito (Sandoval, min. 63), El Haddadi; y Jon Ander (Soberón, min. 68).

Valladolid Promesas: Samu Casado; Lucas Rosa, Amoah, Kike Ríos (Palomeque, min. 90), Nieto; Mikel, Moha; Dali (Fran Rivera, min. 68), Chuki (Víctor Narro, min. 68), Paulo Vitor (Castri, min. 90); y Arroyo (Slavy, min. 60).

Gol: 1-0, min. 24: Jon Ander. 1-1, min. 74: Paulo Vitor.

Árbitro: Gonzalo Romero Freixas (Comité Catalán). Amonestó a Albisua (min. 66) y Soberón (min. 77), por la SD Logroñés, y a Kike Ríos (min. 51) y Paulo Vitor (min. 80), por el Valladolid Promesas.

Foto: SD Logroñés

|||

A favor 2 En contra 1

Concurso de pinchos La Rioja CapitalUR Semana de la CienciaConsejo Regulador DOC RiojaFamilias de AcogidaIgualdad 25N aytoConvivencia escolarFair SaturdayPP 25NTeatro Bretón NEVERMORE
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí