Domingo 26 de Septiembre de 2021Actualizado 15:44

El 15 de julio de 2021

Tiempo de lectura: 02:59
|||

Denuncian el cierre de diez camas en el Hospital de Calahorra por falta de enfermeras

El Comité de Empresa también critica que el centro se ha quedado sin Dirección Médica  

hospital de Calahorra

Rioja2

El Comité de Empresa de la Fundación Hospital de Calahorra ha denunciado que la dirección del hospital ha ordenado el cierre de diez camas de ingreso hospitalario de la segunda planta del centro, con fecha de efecto 1 de julio, debido la falta de enfermeras, "causa denunciada internamente por esta Representación Legal de los Trabajadores y que la propia Dirección del centro nos ha reconocido oficialmente". 

"Hasta la fecha, como es sabido, han sito notorias y reiteradamente denunciadas por este Comité de Empresa las dificultades extraordinarias a las que se debe enfrentar FHC para la captación de profesionales médicos, como consecuencia del aislamiento institucional del hospital calagurritano, cuya no integración y mantenimiento fuera del régimen funcionarial estatutario (el propio del personal de los servicios de salud) opera como una barrera de acceso cuasi insuperable para la contratación de médicos especialistas, los cuales prefieren plazas de régimen estatutario en otros servicios de salud"

Pero critican que "nunca antes esa imposibilidad de captación se había extendido a otras categorías profesionales más allá de los facultativos especialistas". En este caso, la falta de enfermeras "no obedece a la competencia de otros servicios de salud limítrofes, la cual siempre ha existido y FHC pudo hacerle frente, sino a la paralela incompetencia de los responsables de la sanidad riojana -hasta ahora inaudita- para retener incluso al personal de enfermería necesario mediante contratos laborales elementales (en muchos casos las enfermeras que otros años trabajan en FHC y cuyo vínculo manteníamos a nivel de plantilla de forma casi personal pese al maltrato que a menudo sufríamos, se han ido ahora a Navarra o Aragón simplemente porque esos servicios de salud limítrofes les han ofrecido contratos temporales de un año de duración ante la desidia e incompetente pasividad de nuestros “gestores". 

La pérdida de capacidad asistencial especializada en la Rioja Baja como consecuencia de este cierre de camas por falta de enfermeras constituye,  para el Comité de Empresa, "un hito sin precedentes, un salto cualitativo en la degradación del sistema sanitario riojano en perjuicio directo de la salud del conjunto de la población". 

Por otra parte, detallan que la FHC se ha quedado desde el mismo 1 de julio sin Dirección Médica porque "su último titular, el doctor Luis Canalejo, ha abandonado el centro tras apenas un año en el cargo, y no lo ha hecho para ocupar otro puesto directivo o para asumir un cometido gestor similar, sino que se trata de lo que podemos calificar -gráfica y muy precisamente- como una auténtica huida, pues su destino ha sido el de médico de familia de a pie en la Atención Primaria del Servicio Aragonés de Salud". 

Esta huida no sorprenderá, explican, a quienes recuerden "las quejas de esa misma Dirección Médica de FHC por la absoluta falta de información por parte de la Consejería de Salud de La Rioja y la desorganización interna de ésta, así como por la total falta de planificación en la gestión gubernamental del sistema sanitario riojano". 

El Comité de Empresa añade que la capacidad ordinaria de cada una de las dos plantas de ingreso en FHC es de 36 camas. La primera planta se destina a la hospitalización quirúrgica y la segunda a la hospitalización médica (la segunda planta fue además convertida en la planta COVID desde marzo de 2020 llegando a ampliarse extraordinariamente su capacidad hasta 42 camas; en la primera no es posible esa flexibilidad).

A las diez camas cerradas se suma, además, el “tradicional” cierre de otras 12 camas en la primera planta del centro durante el verano, "si bien este cierre -aun siendo criticable- obedece a razones estacionales y ya se ha producido en el pasado ante la disminución de la presión asistencial quirúrgica por la ralentización de la actividad de quirófano no urgente en periodo veraniego". 

En total, la Rioja Baja pierde 22 camas de ingreso hospitalario "en medio de desgobierno del sistema sanitario a nivel político e institucional que bate, con creces, todo lo vivido anteriormente (y hasta lo imaginado)", concluyen. 

|||

A favor 5 En contra 13

AresolTransporte públicoPractica DeporteEdadismo
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí