Miércoles 8 de Febrero de 2023Actualizado 18:16

El 30 de junio de 2021

Tiempo de lectura: 05:01
|||

La economía riojana superará en 2022 el nivel prepandemia, según BBVA

Un informe de BBVA Research prevé que se creen 5.000 nuevos empleos entre 2020 y 2022

Dinero

Rioja2

Según las previsiones de BBVA Research, la economía riojana podría crecer al menos un 5,1% en 2021 y un 6,5% en 2022, lo que permitiría a finales de 2022 la recuperación del nivel de PIB prepandemia. Esta mejora se apoyará en el avance de la vacunación, un entorno internacional favorable, el mayor dinamismo del consumo de los hogares riojanos y el impulso que permitirán los fondos europeos Next Generation EU (NGEU).

De cumplirse estas previsiones, la economía riojana crearía, en promedio, unos 5.000 nuevos empleos entre 2020 y 2022. En todo caso, explica el informe, "la incertidumbre es elevada, en particular en lo referente al proceso de vacunación, la evolución de la pandemia y el reparto de los fondos europeos, lo que podría condicionar la velocidad de la recuperación". 

Según el último informe ‘Situación La Rioja’, presentado hoy por Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research, y Carlos Gorria, director de la Territorial Norte de BBVA, el PIB de La Rioja se redujo en 2020 un 10,2%, lo que supone un impacto de la crisis en la economía regional menor que el estimado para el conjunto de la economía española (-10,8%).

El mejor comportamiento relativo de la economía riojana en 2020 se explica, principalmente, por el menor peso de los sectores de consumo social y del turismo extranjero en su economía, que contribuyeron a un impacto final inferior en la demanda riojana. Sin embargo, las exportaciones de bienes riojanos se redujeron el pasado año un 10,9% interanual mientras que en España lo hicieron un 10,2%. Esto se debe a la contracción de la demanda externa de productos no alimentarios regionales, como semimanufacturas (-18,3% interanual ), bienes de equipo (-19,7%) y manufacturas de consumo (-18,6%), ya que el aumento del 5,7% de las ventas exteriores de productos alimenticios fue insuficiente para compensar lo anterior.

El impacto de la crisis en La Rioja ha sido heterogéneo desde el punto de vista territorial, lo que se ve claramente con las cifras del mercado laboral. Así, la Rioja Media (incluyendo el área urbana de Logroño) habría recuperado ya el nivel de afiliación prepandemia. Por su parte, en la Rioja Alta el impacto de la crisis fue algo menor, pero también lo está siendo el ritmo de recuperación de la afiliación a la Seguridad Social en este año, por lo que su nivel de empleo se sitúa todavía más de 1 punto porcentual (pp) por debajo del nivel precrisis. Por el contrario, los municipios de la Rioja Baja se vieron más afectados en su empleo debido al mayor peso de la actividad industrial y no esencial, así como a la mayor incidencia de la pandemia. Con todo, su mejora estaría siendo algo más dinámica, y según los últimos datos disponibles, la afiliación en La Rioja se situaría a menos de 1 pp del nivel prepandemia.

La economía riojana consolida su recuperación en 2021

En el inicio de 2021, la actividad en La Rioja y España se habría reducido por la evolución de la pandemia, el brexit y el encarecimiento del petróleo. Así, el aumento de las restricciones de movilidad desde enero, por la mayor incidencia en La Rioja, redujeron el gasto de las familias riojanas en los primeros meses del año. En este sentido, hasta mayo el gasto con tarjeta en la región habría sido en promedio casi un 10% inferior al realizado en el mismo periodo de 2019.

Desde abril, y tras decaer el estado de alarma en mayo, el gasto con tarjeta de crédito o débito de clientes de BBVA en la región, o en TPV de BBVA en la región, se va recuperando progresivamente, y ya supera el nivel de 2019. Con todo, esta recuperación es inferior a la que se observa en el conjunto de España.

Asimismo, las exportaciones de bienes riojanos mejoraron de forma progresiva en el primer cuatrimestre de este año, pero sin recuperar el nivel prepandemia. Aunque a inicios de 2021 se ralentizaron debido a la salida del Reino Unido de la UE y el deterioro de la situación sanitaria en Europa, los datos disponibles hasta abril apuntan a una leve mejoría, respecto al mismo periodo de 2020. El aumento de la demanda externa de bienes de equipo y alimentos, en particular en la eurozona habrían contribuido a este mayor dinamismo.

Por su parte, las exportaciones de bebidas riojanas se habrían visto afectadas por la caída de las ventas a Reino Unido, principal destino del vino de la DOC Rioja, aunque se mantienen las dirigidas a Alemania. En todo caso, el aumento observado en el precio del petróleo podría restar en La Rioja cerca de 1pp al crecimiento de 2021.

Para los próximos trimestres, BBVA Research prevé una aceleración de la recuperación apoyada en los progresos en la vacunación, la recuperación de la actividad en Europa, la continuidad en los impulsos a la demanda, en particular el de los fondos NGEU, y las políticas expansivas del BCE. Todo ello, junto a una relevante capacidad de producción sin utilizar tras la fuerte caída del gasto y a un margen fiscal mayor, favorecerá el avance del consumo, del turismo y de la inversión, lo que impulsará la recuperación. El levantamiento de los aranceles al vino en EE.UU. y la progresiva vuelta del turismo nacional también contribuirán al impulso de la actividad.

En este contexto, según el Servicio de Estudios de BBVA, en 2021 la economía riojana podría crecer al menos un 5,1% y un 6,5% en 2022. Esto permitiría que el PIB regional, al final del próximo año, recupere el nivel de 2019, con una evolución similar a la media de España.

De cumplirse el escenario previsto, La Rioja podría crear, en promedio, unos 5.000 puestos de trabajo entre 2020 y 2022. Esto favorecería la reducción de la tasa de paro riojana hasta el 9,8%, que supone 0,2 pp por debajo de su nivel de 2019 y casi 5 pp inferior al nivel previsto para el conjunto de España.

Factores de incertidumbre

El escenario de recuperación previsto podría verse afectado por diversos factores de elevada incertidumbre. El principal riesgo es el sanitario, por ello será clave una vacunación rápida, efectiva y masiva, en España y en Europa, que permita relajar las restricciones a la actividad económica y la movilidad. En particular, en La Rioja el proceso de inmunización de la población evoluciona a un ritmo algo más rápido que la media nacional.

Además, existe el riesgo de no abordar las reformas necesarias para crear las condiciones para una recuperación vigorosa, que facilite el máximo aprovechamiento de los fondos NGEU. Dichos fondos, cuyo mayor impacto será a partir de la segunda mitad de 2021, se repartirán en parte entre las comunidades, y el reparto final y su eficiencia podrían condicionar las previsiones de crecimiento de cada región. La colaboración entre gobiernos, y con el sector privado, serán cruciales para una adecuada elección y ejecución de los proyectos con mayor impacto sobre el empleo y la productividad, no sólo a corto sino también a largo plazo.

|||

A favor 0 En contra 2

Sanidad PúblicaADER Febrero 23