Miércoles 25 de Mayo de 2022Actualizado 20:51

El 24 de junio de 2021

Tiempo de lectura: 08:08
|||

"Llevamos años trabajando en la Ley Trans y nunca había habido ningún problema"

Gylda y Marea Arcoíris reclaman en este Orgullo 2021 la aprobación de esta legislación en La Rioja y a nivel nacional y destacan que el colectivo LGTBIQ+ siempre ha ido "de la mano" del feminismo en "la lucha contra el patriarcado"

Manifestación Orgullo 2021 Gylda

Rioja2

Este lunes, 28 de junio se celebra el Orgullo, que este año tiene un marcado componente de reivindicación de la Ley Trans. Coinciden desde las distintas asociaciones que representan al colectivo LGTBIQ+ en La Rioja, Gylda y Marea Arcoíris, en esta demanda que quieren ver materializada tanto a nivel nacional como en nuestra comunidad autónoma.

Si este sábado la manifestación convocada por Gylda con la colaboración de Chrysallis recorría el centro de Logroño reclamando la Ley Integral Trans y recalcando que "los derechos humanos no se negocian, se legislan", este lunes será el turno de la concentración convocada por Marea Arcoíris en El Espolón a partir de las 20 horas con lectura de Manifiesto y actuaciones de K-Boom Percusión, Jafi Marvel DJ y DJ Futura, Danza Urbana PixGyals, Koldo Iglesias, Drag BeautyFarra y Drag Metralleta.

Por parte de Gylda, se ha organizado este lunes, a las 19,30 horas, en 'La Gota de Leche', el coloquio 'Mujer contra mujer', para a continuación ofrecer un espectáculo de 'Las Varietés Riojanas'.

Gylda: "En este año de pandemia hemos visto un incremento de consultas"

José Sáenz, presidente de Gylda, repasa cómo está en estos momentos la tramitación de la Ley Trans en La Rioja. "El otro día se aprobó una Proposición No de Ley para dotar un centro de asesoramiento e información LGTBI+. A partir de ahí, el partido que la presentó, IU, planteó otros puntos, como tramitar lo más rápidamente posible la Ley Trans", explica.

"La Ley ya está tramitada, lo que hace falta es que avance, que se lleve a la comisión... Todo el procedimiento interno. La situación sigue como estaba, bloqueada hasta que no salga la Ley estatal, va condicionada una con la otra y hasta que lo de Madrid no se desbloquee, no se desbloqueará lo de aquí", añade.

En lo que respecta a la negociación de la Ley estatal, detalla que "hay tres entidades estatales, a las que pertenecemos, que, a raíz del bloqueo, han llevado a cabo unas negociaciones con el PSOE y el Ministerio de Igualdad para limar las asperezas que pudiera haber y, sobre todo, quitar ese veto que existía hacia la autodeterminación. Parece que se han aceptado las propuestas lanzadas por parte de las tres entidades y todo parece indicar que se va a tirar para adelante".

A su juicio, el bloqueo de la Ley "es una cuestión más política, de los propios egos de cada uno de los partidos. Creemos que es más esa rivalidad más que realmente la cuestión que han trasladado de un problema jurídico".

Y destaca que esas discrepancias no se han dejado ver a nivel de la calle o de asociaciones como las feministas, algunas de ellas muy críticas con la Ley que se pretende aprobar por entender que el texto supone "un retroceso en la protección" de los derechos de las mujeres.

"Nosotros aquí no hemos tenido ningún problema ni nadie nos ha trasladado alguna cuestión a respecto de lo que se está hablando. Sí es cierto que hay una corriente a nivel estatal, que no nace aquí, sino en EEUU, también porque la realidad y la historia del colectivo LGTBI+ y Feminista no tiene nada que ver con la que tenemos aquí. Hemos ido siempre de la mano en las reivindicaciones porque es prácticamente el mismo gen maligno el que nos hace daño, el machismo y el heteropatriarcado", analiza Sáenz.

Y vuelve a sumergirse en la tramitación de la Ley en La Rioja para asegurar que "sin ir más lejos, con el PSOE aquí en La Rioja hasta hace dos meses o tres meses, llevamos seis años trabajando en la Ley Trans y nunca había habido ningún problema. Todo esto viene de fuera, por algún tipo de interés y por lo que comentaba antes de los egos políticos de querer, entre comillas, ponerse la medalla".

"Es un poco contradictorio que mientras aquí está en trámite la Ley Trans y se bloquea porque es algo asociado a la Ley nacional, otras comunidades como Canarias han aprobado prácticamente lo mismo que se va a aprobar ahora en Consejo de Ministros", añade.

Ante el posible retroceso de derechos LGTBIQ+ en otras comunidades con la entrada de partidos como Vox, Sáenz subraya que "lo que nos debería preocupar a la sociedad en general es que a nuestros políticos les guste mucho estar en sillones y no en avanzar en cuestiones sociales de cualquier índole, sea la cuestión LGTBI+, los derechos de la mujer, la igualdad de las personas que vienen de otros países u otras circunstancias que nos afecten como ciudadanos".

"Es muy triste y son libres de hacer lo que crean oportuno con los votos que consiguen, pero es evidente que negociar o gobernar con este tipo de partidos tiene estas taras y hace que aumenten los delitos de odio, las agresiones machistas...", opina.

Y señala que "vivimos en una comunidad tranquila, aunque por supuesto que puede haber en momentos dados algún delito de odio o agresión verbal o física, aunque las ocasiones son muy contadas. También es cierto que la crispación aquí no es la misma que puede haber en otras comunidades autónomas como Madrid, por ejemplo".

Lo que sí han constatado en Gylda en este año largo de pandemia es "un incremento de consultas, sobre todo de mujeres y personas trans. Son personas que quizá han tenido que dejar a medias los estudios y volver a casa, en algunos casos con un proceso iniciado, porque mucha gente aprovecha cuando se va fuera para ser ellas mismas".

"Han tenido que salir, por tanto, del armario en muchos casos al volver a casa. Y ha sido bastante duro, incluso hemos tenido un caso de una persona que ha habido que alojar porque no la habían aceptado en su casa. Hemos tenido que ayudar a esa persona en una situación tan crítica, no todas las familias son tolerantes o están preparadas, pero para eso estamos los colectivos y es importante también que se haga un centro con gente profesional que atienda ese tipo de cuestiones. Nosotros somos voluntariado, con bastantes contactos a la hora de ayudar, pero es importante que haya un servicio, una atención profesional, más en casos como estos", cuenta.

Para él, "lo más importante es formar a los y las profesionales. Sabemos que hay un gran compromiso, por ejemplo, en el ámbito de la educación, pero al final falta una formación adecuada para abordar la realidad LGTBIQ+, aconsejar a las familias, atender, saber cómo intervenir en clase con una persona trans, en caso de algún conflicto de bullying por la identidad..."

Y es fundamental también a su juicio "formar a la sociedad. Están muy bien las campañas que se puedan lanzar de cara al 28 de junio, pero si no van acompañadas por otras cuestiones los otros 364 días del año difícilmente podremos hablar de igualdad".

Le preguntamos finalmente por la polémica en la Eurocopa ante la negativa a iluminar un estadio en Alemania con la bandera arcoíris. "Yo le daría la vuelta. Lo bueno es que un país, en este caso Alemania, ha propuesto poner en uno de los estadios los colores, que ha promovido poner banderas, que ha dicho que no puede ser que haya una competición europea y no aprovechemos para dar un mensaje positivo, callando los discursos de odio que vienen de otros países, en este caso, Hungría", señala.

"Lo bueno es que hay países que quieren hacer y lo malo es que hay quien puede, que es la UEFA, y no se atreve o tiene la valentía de decir que, siendo el que promueve este negocio del fútbol, puede hacer que se vea que la realidad LGTBI+ es una más y que hay que normalizarla, y que los comentarios homófobos o de odio los erradicamos", concluye.

Marea Arcoíris: "Somos de las comunidades a la cola en derechos LGTBIQ+"

Por parte de Marea Arcoíris, su portavoz, José Urbaneja, destaca que "el Orgullo es una lucha en la que cabemos todas, todos y todes" y añade que "el Orgullo es lucha, es protesta, también alegría".

Repasando el impacto de la pandemia en este colectivo, explica que "la lucha diaria de las personas LGTBIQ+ es una lucha que se vive en las calles. Cuando hablamos de salir del armario, salimos constantemente, en nuestros puestos de trabajo, cuando salimos a comprar, cuando salimos con la familia, cuando conocemos a una persona nueva... La pandemia lo que ha provocado es una entrada en el armario".

"Por eso organizamos unas jornadas online que nos han ayudado a acceder también a gente a la que no podíamos acceder por recursos, medios, tiempo... Hemos contado con gente de mucho nivel que nos ha enseñado un montón para que todas las personas LGTBIQ+ se sintieran acogidas, sobre todo en esos meses de confinamiento tan estricto y en el que mucha gente del colectivo tuvo que volver a su casa o encerrarse con quien no le mostraba respeto... En especial quiero señalar a las personas trans, porque las familias cada vez apoyan más a sus hijos, hijas e hijes, pero tenemos que seguir trabajando en ello", cuenta.

Con respecto a la Ley Trans, desde Marea Arcoíris son muy críticos con la posición adoptada por el PSOE. "Hemos pasado del trabajo conjunto a parecer que están en la oposición permanente al colectivo. Hay un giro a lo conservador en materia LGTBIQ+, la deriva está clara", apunta Urbaneja.

E insiste: "No había ningún problema en 2017 cuando se presentó la Ley en el Parlamento de La Rioja y en 2019, cuando llegó el Gobierno más progresista de la historia de La Rioja, presentaron la Ley Integral Trans autonómica, pero parece que se ha quedado en un cajón hasta el punto de enmendarse a sí mismos y esperan una tutela del estado. ¿Para qué tenemos una autonomía si luego esperamos a ver qué dicen desde Madrid".

"Cada día que pasa sin Ley es un día de violencia institucional hacia las personas trans", añade.

El portavoz de Marea Arcoíris coincide en que esas discrepancias no se han dado en La Rioja con colectivos feministas. "En La Rioja no hay espacio para fundamentalismos o para un feminismo conservador. Son nuestras compañeras, nuestras aliadas, la unión entre el colectivo LGTBIQ+ y la lucha feminista radica en lo mismo, la lucha contra el patriarcado, el heterocisexismo, es la misma opresión", apunta.

Y sobre los posibles retrocesos en derechos, afirma que "por eso estamos tan cabreadas, porque ¿qué va a quitar Vox? ¿La Ley Trans que no tenemos? Esta legislatura no ha habido ni una sola medida en materia LGTBIQ+".

"Somos de las comunidades a la cola en derechos LGTBIQ+. Nos asusta el inmovilismo, que también es violencia. Hacer una campaña que diga que la vida es una tómbola de luz y de color, además de violencia, es un agravio", reitera Urbaneja.

Y advierte: "No queremos leyes batiburrillo, no vamos a pasar por ahí. No nos vamos a olvidar de las personas no binarias ni de nuestras menores trans. La pelota está en el tejado del PSOE, pero que mueva ficha corriendo, que lo mismo le pillan por la derecha".

 

 

|||

A favor 3 En contra 40

Concurso Pinchos La Rioja Capital 22Teatro Bretón Los Santos InocentesPartido RiojanoCampaña admisión master URTeatro Bretón Historia de un JabalíIgualdad en el empleo
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí